02|11|2022

Schiaretti suma otra baja en su gabinete en menos de un mes

19 de septiembre de 2022

19 de septiembre de 2022

Nora Bedano dejó Cultura en medio de denuncias por desmanejos administrativos. Reflejos del Ulises-gate y efecto Marcos Juárez. ¿Nueva normalidad?

CÓRDOBA (Corresponsalía) Una nueva renuncia vuelve a sacudir la hasta no hace mucho tiempo tradicional tranquilidad interna del gobierno de Juan Schiaretti. Nora Bedano abandonó su cargo al frente de la Agencia Córdoba Cultura y se convirtió en la segunda integrante del gabinete cordobés en dejar su cargo en menos de un mes.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Al igual que sucedió con el caso del saliente ministro de Salud Diego Cardozo, la dimisión de la exintendenta de Villa María aparece como la única solución posible para descomprimir un clima de tensión que se había intensificado en las últimas semanas a partir de un malestar interno que incluyó una serie de filtraciones en torno a contrataciones y manejos de dinero que se hicieron públicos a través de los medios.

 

El que parece haber sido el definitivo tuvo que ver con la contratación de Pepe Cibrián para producir un musical en Córdoba. Según un informe que se hizo público a través de Radio Mitre, la Agencia que hasta hoy comandó Bedano iba a correr con una inversión de $58.244.000 para producir la obra de Cibrián. En un raid de declaraciones que hizo recordar rápidamente el escándalo que en la Municipalidad de Córdoba había tenido como protagonista a Ulises Bueno, la Agencia primero negó que la partida destinada al musical fuera la difundida a través de los medios y finalmente se bajó del proyecto.

 

Así como pasó con el frustrado show del cuartetero en la Ciudad de Córdoba, el affaire Cibrián fue la puerta para que empezaran a exponerse a la luz pública toda una serie de gestos con la clara intención de generar sospechas en torno a las decisiones económicas de la Agencia.

 

A la luz de los hechos, el gobierno ordenó la intervención de la Agencia. En ese momento, además de cortar el envío de fondos, se comenzaron a analizar los movimientos internos. Se analizaron los contratos, lo que disparó un nuevo conflicto. A las denuncias internas que señalaban la existencia de una gran cantidad de “contratos políticos”, se sumaron las manifestaciones públicas que denunciaron despidos masivos y condiciones de flexibilización laboral. En ese momento, la olla a presión ya había estallado. Aunque se alcanzó un acuerdo que fijó un nuevo plazo para buscar una solución a la situación de los trabajadores y trabajadores cuyos contratos se habían dado de baja a fines de agosto, las horas de Bedano estaban contadas.

 

Otra vez, al igual que había sucedido con Cardozo, la villamariense anunció su salida vía Twitter y, rápidamente, la provincia designó su reemplazo. Raúl Sansica, actual director del Teatro Real, con un perfil más técnico y buena relación con el universo cultural mediterráneo, se hará cargo del área que, aunque descentralizada, depende del Ministerio de Coordinación del gobierno provincial.

 

Schiaretti y la ministra de Coordinación, Silvina Rivero, junto con el nuevo titular de la Agencia Córdoba Cultura

Si bien no lo toman como un dato decisivo, hay quienes advierten que la derrota del peronismo en Marcos Juárez también terminó incidiendo en acelerar un proceso que Bedano “venía resistiendo”. “En las malas, se hace más difícil esconder quilombos”, aseguran. En líneas generales, en Hacemos por Córdoba no quieren que los traspiés en la gestión sigan obligando a recalcular los caminos trazados en la estrategia electoral para 2023. Ni a Martín Llaryora, ni al proyecto nacional de Schiaretti le hace demasiada gracia cada uno de los escándalos que se producen en segundas líneas que parecen haber perdido la capacidad de control de daños que demostraron a lo largo de más dos décadas.

 

El futuro de Bedano también abre interrogantes internos en torno a la discusión política interna del PJ en Córdoba. Es una de las referentes del peronismo provincial que más cargos ocupó a lo largo de su trayectoria política. Fue intendenta de Villa María, diputada nacional y legisladora provincial. De hecho, fue electa en 2019 como representante de la banca que representa al departamento Gral. San Martín, pero pidió licencia para ocupar el cargo en Cultura. "Continuaré mi actividad legislativa, para seguir trabajando y construyendo la Córdoba que tanto queremos", escribió en su carta de despedida.

 

Alejada de Eduardo Accastello y Martín Gill, hombres fuertes del peronismo villamariense que alternadamente fueron sus aliados en su construcción al interior del peronismo provincial, el destino de Bedano luego de su salida del gabinete es una verdadera incógnita. El tiempo también intentará despejar dudas respecto del impacto de su renuncia en la sobrevida del PJ cordobés.