PROYECCIÓN '23

La transversalidad de los alfiles de Schiaretti y Negri suma ruido en JxC

Culto al diálogo entre el cordobesista Gutiérrez y el jefe radical Carasso, mientras la oposición fustiga al PJ por la crisis en Salud y Macri mima a De Loredo.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Un approach legislativo no pasará desapercibido en la política cordobesa. Tampoco en influyentes despachos donde se cocinan estrategias electorales nacionales. La principal espada del gobernador Juan Schiaretti en la Cámara de Diputados, Carlos Gutiérrez, y el presidente de la UCR de Córdoba y lugarteniente de Mario Negri, Marcos Carasso, presentaron un proyecto conjunto para conseguir apoyo nacional para la transformación de la ruta 158 en autovía.

 

Los diputados concedieron una entrevista conjunta en la mañana del jueves en un importante medio periodístico de Río Cuarto. Carasso fue el responsable de explicar la importancia estratégica del proyecto que beneficiaría el cordón productivo del sur de Córdoba. “Los concejales del Gran Río Cuarto nos pidieron que intercediéramos ante el gobierno nacional para la construcción de la autovía 158, que más allá de la necesidad del parlamento de Río Cuarto, tiene acogida de todas las comunas y municipios hasta Villa María y San Francisco. Es una necesidad imperiosa y nosotros lo que hemos hecho es reflejar el pensamiento de la ciudadanía a través de un proyecto”, introdujo el exintendente de General Cabrera en diálogo con Puntal AM, resaltando el objetivo de agrupar fuerzas para que la iniciativa tenga espacio en el Presupuesto.

 

Gutiérrez argumentó en tono cordobesista que, si bien la refuncionalización tendría un costo estimado de 300 millones de dólares, significa el 10% de lo que gira la provincia en concepto de retenciones agropecuarias.

 

Rápido de reflejos, el schiarettista paladar negro aprovechó la entrevista en tándem para involucrar en el discurso de la “transversalidad” política que entona Hacemos por Córdoba (HxC) al radical que pataleó fuerte tras la foto de Schiaretti con Martín Lousteau, el líder de Evolución radical en el Panal.

 

Sobre el trabajo en conjunto de la dirigencia de distinto palo, Gutiérrez expresó: “No debiera resultar raro. ¿Cómo no nos vamos a poner de acuerdo con Marcos que es una persona de bien, que pertenece a un partido centenario, esencialmente democrático, con el que nosotros, incluso, venimos conversando permanentemente? Más allá de que cada uno, en la fase electoral, se retire a sus posiciones”.

 

El jefe del bloque Córdoba Federal recordó al radicalismo, en la cara de su presidente, que el diálogo con los figurones boina blanca es pan de cada día. Sin embrago, Carasso no se acobardó y se subió al tercer eje del discurso schiarettista, el fin de la grieta. Lo conozco a Carlos hace mucho tiempo. Cuando lo llamé para contarle esta demanda del Gran Río Cuarto, me dijo automáticamente ‘dale para delante’. Y acá estamos, los dos charlando. Debería ser lo habitual, porque si no caemos en la grieta famosa de los dos lados y esto nos inmoviliza. Lo que dice él es cierto, pareciera que estás traicionando a un sector”, desdramatizó Carasso, quien recordó una iniciativa compartida con el albertista Daniel Arroyo.

 

Consultado por Letra P, Carasso ajustó la iniciativa a lo estrictamente legislativo y negó cualquier lectura electoralista. Cabe recordar que el diputado radical es el portavoz del ala dura del partido que rechaza cualquier acuerdo con el peronismo local, en contraposición a un grupo de intendentes que se referencia en el neurocientífico Facundo Manes, el radical schiarettista. De hecho, manifestó su enojo por el constante paseo de figuras de la UCR por el iluminado despacho del gobernador, e incluso le envió por Twitter al senador porteño la dirección de la histórica sede partidaria.

 

Con todo, el jefe local de la UCR no podía desconocer que el contacto sería aprovechado por los alfiles de HxC para alimentar la propia interna en Juntos por el Cambio (JxC), en permanente estado de ebullición. En especial, en una jornada de alta tensión entre la oposición y el oficialismo provincial por los nuevos ribetes políticos de la causa por la muerte de los bebés sanos en el Hospital Neonatal.  

 

Mientras Gutiérrez y Carasso se explayaban sobre las bondades del diálogo parlamentario, en la Unicameral provincial, Juan Jure, el jefe de la bancada radical, también hombre de Negri, fustigaba contra el silencio de las autoridades sanitarias de la provincia y la renuncia del ministro de Salud, Diego Cardozo.

 

El juego de las sillas. Macri, De Loredo, Santos y Juez en la mesaza de la Bolsa

Casualidad o causalidad, el expresidente Mauricio Macri caminaba en ese momento con el rival interno del negrismo, el jefe del bloque Evolución en Diputados, Rodrigo de Loredo. Como adelantó este medio, el fundador del PRO iniciaría su agenda en Marcos Juárez con una foto potente: se mostraría rodeado de los tres precandidatos del espacio a la gobernación. Llamó la atención que el alfil de Lousteau se ubicó a la derecha de Macri durante las actividades para apuntalar a la candidata municipal, Sara Majorel. También en la mesa central de la Bolsa de Comercio, el joven diputado se sentó pegado al expresidente. Juez y Santos se ubicaron en las posiciones siguientes.

 

Si bien Macri vino a mostrarle los dientes a Schiaretti en el “kilómetro cero del cambio”, esta situación coyuntural, que parte de una necesidad de defender el bastión, no cambia el concepto que tiene el cacique PRO del mandatario republicano, ni tampoco la fantasía de varias figuras amarillas de sumarlo a la oferta nacional de 2023.

 

Así las cosas, en JxC las piezas del rompecabezas siguen muy confusas, mientras el schiarettismo se las ingenia para sumar fotos de radicales con hombres y mujeres claves de HxC.

 

Toto Caputo pone en marcha la Fase 2
La Libertad Avanza en Río Negro. Se trabaja para la oficialización del partido de Javier Milei en Río Negro.

También te puede interesar