26|9|2022

El albertismo se alista para un 2023 con o sin Alberto

15 de agosto de 2022

15 de agosto de 2022

ParTE, el espacio del jefe de Estado, se prepara para su plenario nacional y suma músculo en cada provincia. De Fernández para abajo, los nombres que tiene.

El Partido del Trabajo y la Equidad (ParTE), cuyo máximo exponente es Alberto Fernández, está decidido a mostrar músculo y se prepara para continuar con vida más allá de 2023: con el operativo por la reelección presidencial hoy escondido bajo la alfombra, una gama de dirigentes hace pie en distintas provincias del país. El conglomerado agendó una cita en Tucumán, para el 8 de septiembre, para la presentación en sociedad de un plenario nacional en el que no se descarta la participación del jefe de Estado.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El espacio fue fundado por Fernández en 2012 y obtuvo su registro como fuerza nacional en 2017, año en el que el exjefe de Gabinete K acompañaba la aventura de Florencio Randazzo contra Cristina Fernández de Kirchner por una banca en el Senado. Con el correr de los años contó con problemas judiciales, con una intervención incluida, pero los papeles fueron actualizados y el sello cobró nueva vida a partir del 10 de diciembre de 2019, con el arribo de su máximo referente a la Casa Rosada.

 

Pese a tener un sello y afiliados, Fernández jamás se mostró convencido de fundar el albertismo, tal como lo dijo en reiteradas ocasiones. A la larga, significó un karma que lo llevó a entregarle la lapicera a CFK, en primer lugar, y después, con la renuncia de Martín Guzmán sobre la mesa, parte de sus deseos de reelección quedaron atados a Sergio Massa. Eso no impidió que ParTE, con una nueva conducción en manos de Claudio Ferreño, el titular del bloque de legisladores porteños del Frente de Todos y quien mantiene una relación de amistad con el jefe de Estado desde su infancia, sume nombres de distintos colores políticos en cada distrito.

 

Se cuentan en esa tropa de dirigentes al embajador en Arabia Saudita, Guillermo Nielsen, quien supo moverse en el Frente Renovador del actual ministro de Economía y la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Magdalena Odarda, que formó parte de la Coalición Cívica de Elisa Carrió y que milita en Neuquén. 

 

En la grilla también están anotados el vicegobernador de Salta, Antonio Marocco; en Tucumán, la senadora nacional Sandra Mendoza y el intendente de Famaillá, José Orellana; en Catamarca, el ministro de Integración Regional, Logística y Transporte, Raúl Chico; en Santiago del Estero, el diputado Jorge Luis Mussetti; y en la Ciudad de Buenos Aires figuran Ferreño, la legisladora porteña Maia Daer y la directora del CIPDH Unesco, Fernanda Gil Lozano.

 

Además, se anotan en la nómina la exgobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone y la diputada Carolina Gaillard, en Entre Ríos. Hay una pata sindical, ocupada por un hombre de confianza del secretario general del Sindicato de Aeronavegantes, Pablo Brey. Mientras que el sector universitario está representado por el Movimiento Universitario Nacional y Popular (MUNAP).

 

En palabras de Manuel Luaces, referente de la fuerza en territorio bonaerense y jefe de Agencia Territorial del Ministerio de Trabajo de la Nación, el horizonte del partido pasa por sumar volumen nacional y fortalecer el Frente de Todos, especialmente en un año no electoral. “Hay que mostrar la dinámica de la gestión”, dijo el dirigente de 34 años.

 

La disputa por las candidaturas es plausible, aunque Luaces confía en los acuerdos que puedan establecer los socios de la alianza. No obstante, si ese entendimiento no llega a concretarse, ParTE avisa que está dispuesto a competir en las primarias, en sintonía con la gran primaria frentetodista que imaginó Fernández. “Falta mucho para 2023, no es tiempo de hablar de postulaciones, pero llegado el caso, dependiendo el distrito, nos presentaremos a discutir candidaturas”, aclara el referente de Buenos Aires. Como el resto de las figuras de la agrupación, evita a toda costa mencionar el término “reelección” o la expresión “Fernández 2023”, algo que hasta hace meses generaba ruido.

 

En mayo pasado, Ferreño adelantó que iban a trabajar por un nuevo mandato en la Casa Rosada de su líder. “Estamos convencidos aquellos que lo acompañamos desde el principio, por su capacidad para resolver los problemas que tiene Argentina y enfrentar los desafíos que se vienen”, se envalentonó el diputado porteño en ese entonces, en medio de la guerra entre el Presidente y la vicepresidenta. Con el tiempo, el operativo se desinfló al calor de la crisis política y económica. 

 

La intención de realizar el plenario en Tucumán no es casual: allí se constituyó por primera vez el partido a nivel provincial, con un trabajo que lleva adelante la legisladora Mendoza. La provincia es uno de los distritos que muestra mayor cantidad de afiliados de ParTE: 4.138, de acuerdo a la Cámara Nacional Electoral. Cerca se ubica Salta, que lidera la nómina con 4.491. Completa el podio Buenos Aires, con 4.130, y en el cuarto lugar aparece el territorio porteño, cuna del albertismo, con 3.602.