09|9|2022

Los planteos del sector productivo bonaerense para Massa

29 de julio de 2022

29 de julio de 2022

Críticas por la suba de tasas y la degradación ministerial. El campo pide consensos. Industria, con pulgar arriba. Foco en la salida política de la crisis.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El desembarco de Sergio Massa en carácter de superministro fue recibido con mayoritario beneplácito por las diversas patas del sector productivo de Buenos Aires, que destacan la importancia de la coordinación entre las áreas en la toma de medidas para salir de la crisis. Pero no todo es primavera en el desembarco del tigrense: el sector agropecuario cuestiona la degradación a Secretaría del Ministerio de Agricultura y las pymes critican la suba de tasa, que perjudica el financiamiento. Al mismo tiempo, se llama a entablar consensos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Es una resolución política, las técnicas no habían logrado resultados”, dijo a Letra P el titular de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Cepba), Guillermo Siro, quien valoró la decisión del tigrense, que “le puso el pecho a la situación. Si le va bien, es el próximo candidato a presidente del espacio, si le va mal, tendrá un costo político muy grande”, analizó.

 

Siro conoce a Massa desde hace décadas. A finales de los ‘90, ambos se alineaban detrás de Palito Ortega. Aunque admite que hace tiempo no habla con el ahora superministro, lo pondera: “No es una persona improvisada; siempre tuvo economistas destacados en sus equipos; tiene claro el programa que hay que ejecutar y tiene el apoyo necesario para hacerlo. Nuestra entidad va a apoyar todo lo que se necesite”.

 

“No sé si es la última carta, es la carta política”, definió el titular del Cepba, quien días atrás publicó una nota de opinión en la recalcó: “Estamos todos en el Titanic y vamos hacia el iceberg”. A su entender, había falta de coordinación y toma de decisiones y la fusión de las áreas productivas y económicas es una buena señal.

 

No obstante, critica la degradación de la cartera productiva: “Queremos un Ministerio de la Producción, creemos que deberíamos tener un Ministerio Pyme en Argentina”, dijo pidió trabajar sobre costos, abastecimiento y planificación.

 

También se refirió a la decisión del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de subir la tasa de interés: “Destruye la posibilidad de financiamiento al sector productivo (porque) ninguna pyme podrá sacar un crédito a las tasas que estamos teniendo. Ahora, si esto permite que la gente, en lugar de irse al dólar, coloque la plata a plazo fijo y tener un dólar estable, hay que hacerlo. Y los proyectos de inversión a mediano y largo plazo quedarán para más adelante. Hay que adecuarse a las etapas que debamos enfrentar en el marco de esta situación crítica”.

 

El empresario textil y titular de la Confederación Federal Pyme, Mauro González, estimó que “es fundamental ordenar la parte política”. En diálogo con Letra P, afirmó que el impacto político generó desequilibrio económico reflejado en las corridas, con falta de insumos para la producción e incertidumbre, “el peor factor” para la economía y el sector empresario en particular.

 

González ponderó la llegada de Massa con las herramientas para administrar lo económico – productivo. “Estamos muy esperanzados”, dijo y pidió previsibilidad para seguir desarrollando el aparato productivo, entorpecido por el espiral inflacionario. Por otra parte, expresó preocupación por el aumento de tasa: “Es una receta muy ortodoxa, no es conveniente en un marco donde la actividad económica es fundamental en la generación de empleo. Eso nos preocupa”.

 

Silvio Zurzolo, de la Asociación de Industriales bonaerenses (Adiba), dijo a Letra P que la opción Massa “es excelente” y que “es una muy buena oportunidad para alguien que tiene la edad justa y conocimiento para hacerse cargo de semejante desafío. Entre los problemas a resolver de manera urgente, destacó la inflación y pidió trabajar en un plan económico productivo “con inclusión social”.

 

En el ámbito agropecuario, el miembro del consejo directivo de Coninagro Mario Raiteri recalcó que “no es solución bajar el rango de Ministerio a Secretaría para un sector fundamental para el país y su crecimiento. No es adecuado”. Ese cuestionamiento también se replicó en voces oriundas de otras entidades ruralistas. Explican que la degradación limita desde lo presupuestario hasta los niveles de decisión.

 

El dirigente de Coninagro dijo además que no es una cuestión de personas, sino de tener claro cuál es la misión del campo argentino. “Es muy perjudicial esta visión de caja que tiene la dirigencia política, tanto de la coalición oficialista como de la oposición. Parece que el campo argentino está destinado a bancar las administraciones de turno y nosotros creemos que estamos llamados a generar crecimiento y desarrollo. Excede lo económico por la importancia de lo que hacemos, que es generar comida”, ahondó.

 

Raiteri posó la lupa sobre “la soja y el actor financiero” como “los vehículos más funcionales para complacer esta necesidad de caja de la política”. A su entender, de acentuarse el camino de “privilegiar la soja” se va camino al monocultivo. “Vamos a tener dependencia con un mercado externo único”, advirtió.

 

Si bien reconoció que el sector agropecuario “debe hacer un esfuerzo y transferir”, aclaró que también “tiene que hacerlo la minería, la pesca y el sector financiero. Esos también tienen que poner plata para que los argentinos vivamos mejor”, dijo.