24|7|2022

Massa se enteró viendo a Tigre: ¿salta a la cancha en un gabinete distinto?

02 de julio de 2022

02 de julio de 2022

Estaba en el estadio del Matador cuando explotó la noticia. Él mismo o alguien de su tropa, la opción que suena como salida al laberinto. ¿Un rediseño total?

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, estaba en la cancha de Tigre, donde el local terminaría empatando en un tanto con Talleres de Córdoba, cuando Martín Guzmán colgó en Twitter su carta de renuncia. Inmediatamente, le cuentan fuentes de su entorno a Letra P, dejó el estadio. En el hervidero de rumores que desató la dimisión del jefe del Palacio de Hacienda, Massa tiene la 10. ¿Salta a la cancha más caliente del gabinete nacional como garante del acuerdo entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández que reclama una parte de la dirigencia oficialista?

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El nombre del jefe de la Cámara baja sonó fuerte toda la semana. Se sabe que venía reclamando un rediseño del gabinete y operaba para ser, en el marco de una estructura distinta, la salida al laberinto que planteaba el alejamiento de Guzmán. La salida del exministro, reclamaba hace tiempo por los socios frentetodistas, sorprendió al mismo jefe de Estado que, en medio de las turbulencias de esta semana, no sólo lo había ratificado sino que había afirmado que no tenía nada que "reprocharle". Ahora sí lo tiene. 

 

Si bien la conocieron antes del mensaje en Twitter, en la Casa Rosada sorprendió la renuncia. Una carta que Guzmán, dicen cerca suyo, comenzó a redactar el viernes, cuando Fernádnez enfrentó a la vicepresidenta, otra vez, por la lapicera. Con otra metáfora, el exministro también se fue acusando la falta de tinta: apuntando contra el internismo que mantenía su gestión en punto muerto. Esta semana, el exfuncionario habría reclamado una serie de medidas que no llegaron. Desde abril de 2021 que no lograba, por caso, echar al subsecretario de Energía, Federico Basualdo.  

 

El karma del "volumen político" devenido en chiste interno en Balcarce 50 vuelve a resurgir por estas turbulentas horas. Para superar la crisis, si no hay una bilateral Fernández-Fernández, no bastaría con una pieza de reemplazo para Guzmán. Cobra fuerza la idea de un "rediseño" más completo, como el que pedía Massa. Por eso al tigrense se lo menciona no como posible reemplazo para el Palacio de Hacienda, sino con un regreso a la coordinación desde la jefatura de Gabinete, cargo que ocupó durante la primera presidencia de CFK para cubrir la vacante que dejó, justamente, el actual Presidente. 

 

Esas versiones, tomadas con pinzas por el universo político como toda oleada de rumores que involucra al hincha de Tigre, presagiaron durante la semana la salida de Guzmán, pero su reemplazo por Emmanuel Álvarez Agis, quien fuera viceministro de Economía en la gestión de Axel Kicillof en esa cartera, durante el último cristinismo.

 

Al cierre de esta nota, en medio de la fiebre de sábado por la noche, Agis aparecía en escena, así como Martín Redrado, el liberal de buena llegada a CFK que siempre está. Otra versión daba cuenta de la eventual llegada al Palacio de Hacienda de una tropa lavagnista pero al mando de Massa, con el titular del INDEC, Marco Lavagna, como ministro.  

 

Por ahora, con Cristina Kirchner en silencio y el albertismo autoconvocado a la quinta de Olivos, todos los caminos parecen conducir a Massa.