02|2|2023

Intendentes radicales cruzaron fuerte a De Loredo: "No nos subestime"

12 de julio de 2022

12 de julio de 2022

El diputado se opone a la re-re. Dijo que el cordobesismo extorsiona a los municipios. "Las luces del puerto a veces encandilan", lo chicanearon.  

CÓRDOBA (Corresponsalía) Un grupo de intendentes del radicalismo que pugna por tener la chance de pelear por otro mandato en sus municipios a partir de la modificación de un artículo de la ley 10406, que establece un límite de dos mandatos consecutivos para intendentes de localidades sin carta orgánica propia, cruzó con dureza al diputado radical Rodrigo de Loredo, que se opone a modificar la norma y sostuvo que quienes impulsan la enmienda están siendo "extorsionados por el gobierno provincial”. "No nos subestime", se inicia la carta intendentista que cuestiona al aspirante a un cargo ejecutivo aún indeterminado en 2023, difundida en la previa de la cumbre que el Foro de Intendentes Radicales y quienes integran otro nucleamiento, el Mucora (Municipios y Comunas Radicales), mantendrán este martes para tomar postura frente a la denominada "re-re".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Nos duele la liviandad de sus palabras. Nosotros gestionamos todos los días, a diferencia de los que opinan desde sitios de responsabilidad pero sin el contacto directo y la acción inmediata frente al ciudadano de a pie", arranca con punzante sarcasmo el texto que lleva una docena de firmas entre las que se encuentran la de Daniel Salibi (intendente de Mendiolaza), Myrian Prunotto (Estación Juárez Celman), Carlos Briner (Bell Ville), Gustavo Benedetti (Arroyito), Patricia Ciserone (San Antonio de Arredondo) y Omar Ferreyra (Villa Giardino). 

 

"Sabemos que existen asimetrías en los flujos de recursos entre provincia y municipios con el peso mayor de que aún no se dictó una Ley Federal nueva, como lo reza la Carta Magna de 1994, pero de ahí a manifestar que somos unas pobres víctimas, y unos 'mendigos del interior', hay un abismo de diferencia. Ofenden sus palabras", responden sin vueltas a la acusación de De Loredo.

 

Como explicó Letra P, la posibilidad de que el oficialismo, que tiene holgada mayoría en la Legislatura, habilitara una re-reelección para 289 intendentes de la provincia, cifra que incluye a 72 que representan al radicalismo, se convirtió en un catalizador de tensiones en el armado de Juntos por el Cambio (JxC) en la provincia. La discusión ya trasciende la modificación de la ley en debate. Inclusive, desborda el cálculo sobre el costo político de tomar una decisión  impopular, que el schiarettismo quiere compartir con la oposición y que, a su vez, el intendentismo radical quiere socializar con su bloque legislativo, que se niega a respaldar la iniciativa. En la superficie empiezan a flotar cada vez con mayor nitidez las especulaciones y condicionamientos sobre los apoyos que brindarán quienes pisan fuerte en los territorios a quienes en los próximos meses se calcen las candidaturas por la alianza opositora para las elecciones provinciales de 2023.

 

Allí es donde la negativa de De Loredo a acompañar la modificación de la norma que empujan referentes territoriales de su partido amenaza con abrir una grieta de consecuencias insospechadas de cara al año electoral y que, al mismo tiempo, tal vez deja entrever una pista sobre qué tiene en mente el jefe de la bancada de Evolución UCR en la Cámara de Diputados, quien ha hecho un culto de su indefinición sobre su candidatura a la gobernación o a la Municipalidad capitalina. 

 

Lo cierto es que este grupo de intendentes no quiso dejarle pasar la jugada al joven legislador y lo castigó sin contemplaciones, repartiendo además fuego a discreción sobre otras figuras del partido centenario, a las que les regaló la cortesía de no identificar. "Las luces del puerto a veces encandilan, pero si los diputados nacionales o los legisladores provinciales quieren debatir sobre calidad institucional y republicanismo, 'a fondo y sin cortapisas', deberían comenzar por terminar algunos de sus mandatos antes de saltar al próximo y exigir a todos que se cumpla el contrato electoral que dura cuatro años, y defender al municipalismo amén de bregar y accionar por verdaderas leyes federales de coparticipación, nación, provincia y municipios", dispararon.

 

"A diferencia de algunos mandatarios que participan de su espacio, nosotros nunca necesitamos que el PJ divida la oposición en nuestras localidades, ni la asistencia permanente y paternalista", le enrostraron en otro fragmento del comunicado a De Loredo, a quien invitaron a "dialogar, con la historia política de cada uno como crédito", advirtiendo que en los municipios tienen una escala de valores que deja al joven aspirante a un cargo ejecutivo todavía no explicitado en el umbral de los novatos en términos de gestión. "No nos van a dar lecciones de política quienes nunca tuvieron la responsabilidad diaria y cara a cara con el soberano", lanzaron.

 

Finalmente, en un dardo teledirigido más allá de De Loredo y destinado a la dirigencia provincial de la UCR que se opone a la re-re, quienes firman el texto sostienen: "A diferencia de los que se sienten cómodos desde la oposición, nosotros gobernamos nuestros pueblos y ciudades y queremos gobernar la provincia". 

 

Con este clima caldeado, las agrupaciones de intendentes intentarán este martes incrementar la presión sobre las cinco legisladoras y los cuatro legisladores que ocupan las nueve bancas del bloque radical, quienes hasta el momento se mantienen firmes en su negativa a cualquier revisión de la ley que les impide competir en sus distritos el año próximo. En el aire, quedan flotando la sensación de que en el radicalismo hay heridas demasiado abiertas para cicatrizar en los próximos meses y la incógnita acerca de cómo jugará esta fuerza territorial si De Loredo decide pelear para llegar al Panal en 2023. ¿O será que el diputado ya tiene decidido tomar un camino en el que no necesitará del empuje de los votos que lleguen del interior provincial?