21|7|2022

Posse, en modo unidad y por un candidato a gobernador radical

01 de julio de 2022

01 de julio de 2022

El intendente manda señales a la interna, sin descuidar el armado propio. Sintonía con los Manes y diálogo con el oficialismo partidario que conduce Abad.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La foto del último sábado con todos los sectores adentro es un dato político ponderado por todos en el variopinto abanico de la UCR bonaerense. En esa imagen confluyeron referencias de los espacios que protagonizaron las recientes pujas internas, entre ellos el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quien enfrentó en 2021 al esquema liderado por Maximiliano Abad, que lleva las riendas del Comité Provincia. Persiste la desconfianza entre ambos, pero el pregón por un liderazgo radical en 2023 los alista en el mismo coro. En ese marco, el possismo manda señales de unidad, pero no descuida su propio armado sobre la percepción de que el intendente es una carta para pelear por la gobernación.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El reciente encuentro de tribus radicales en La Plata tuvo como disparador la celebración de la presidencia de la Convención, que quedó en manos de Gastón Manes. De movida –cuando todavía Evolución amagaba con presentar candidato propio para ese organismo–, Posse ya había definido el apoyo de sus convencionales para erigir al hermano del neurólogo, impulsado por la conducción bonaerense. Cerca del intendente de San Isidro exaltan una “muy buna sintonía con Facundo y Gastón”. A partir de eso, enfatizan que la apuesta es “100% a la unidad del partido”.

 

En modo apaciguamiento, en el búnker del sanisidrense analizan como una señal positiva de apuesta a la unidad la invitación realizada por Abad al reciente almuerzo, más aún frente fricciones recientes por convites no cursados, como dejó claro el possismo en abril pasado cuando cuestionó no tener lugar en la reunión con dirigentes nacionales del radicalismo realizada en la sede del Comité bonaerense. Por estos días destacan la tranquilidad interna, con el inicio de conversaciones “maduras” que “antes no había” con Abad.

 

“La unidad es lo más conveniente para llegar a 2023 fortalecidos”, dicen en San Isidro, donde, de todas formas, no descuidan la actividad sectorial, tal como quedó reflejado en el acto por los 131 años de la UCR que, al otro día del almuerzo de unidad, Posse encabezó en Mar del Plata, bastión de Abad. Asimismo, esta semana, el bloque de Espacio Abierto que preside Walter Carusso, mano derecha del sanisidrense, presentó un proyecto que propone reformar la Constitución para dar autonomía a los municipios, tema que viene siendo una bandera del oficialismo partidario, con iniciativa legislativa presentada en el Senado y militada en numerosos distritos y vía redes.

 

En Protagonismo Radical –espacio interno liderado por Posse que compitió con el oficialismo partidario de Adelante Buenos Aires en marzo de 2021– destacan que son parte de la estructura partidaria, con una flota cercana al 50% de delegados, convencionales nacionales y provinciales y los vocales del comité a partir de la pareja elección interna del año pasado. A eso, suman autoridades de comités distritales, fundamentalmente en enclaves de la Primera sección electoral. Además, aseguran tener representantes en todos los distritos de la provincia.

 

Antes del proceso electoral del año que viene (sin fecha definida, puede ser entre octubre 2022 y marzo 2023), la UCR bonaerense tendrá nuevamente elección de autoridades, instancia a la cual el possismo también extiende sus votos de unidad, aunque sin descartar la posibilidad de un renovado panorama de disputa interna. Por las dudas, diversas fuentes partidarias dieron cuenta de un movimiento intenso de presentación de miles de fichas de afiliaciones en el Comité Provincia a lo largo de este primer semestre. De un lado y otro parecen estar “preparados” para cualquier escenario mientras intercambian guiños de concordia.

 

En el caso de Protagonismo Radical, su fisonomía es distinta a la que presentó en la disputa partidaria de marzo 2021. Evolución ya no forma parte de ese esquema, en el que sí siguen interactuando junto al possismo espacios como los referenciados en Juan Manuel Casella y Federico Storani, donde impulsan la proyección bonaerense de Posse. Lo mismo sucede con algunos intendentes del interior, como Miguel Gargaglione (San Cayetano) y Matías Rappallini (Maipú).

 

Posse y su tropa celebraron en Mar del Plata los 131 años de la UCR.

Con el sector de Martín Lousteau la escisión ya se dio desde mediados del año pasado, cuando aquel armado comenzó a desmarcarse de Posse en algunas estrategias políticas. De hecho, Evolución confluye con el oficialismo radical dentro del bloque de JxC que lidera Abad en la Cámara baja bonaerense, mientras que el sanisidrense mantiene su escudería legislativa aparte, con Carusso y el necochense Domínguez Yelpo.

 

De cara a 2023, Posse es uno de los nombres radicales en danza para la provincia, aunque, como el resto de las y los mencionados como posibles postulantes, no confirma pretensiones. En su armado recalcan que “califica de sobra” para pelear por la sucesión de Axel Kicillof y recuerdan que, si hay que dirimir liderazgos, para eso están las internas en las PASO. Así, en medio del clamor de sectores PRO por una fórmula mixta consensuada con la UCR, el possismo desestima, a priori, esa posibilidad y destaca que van “por un candidato a gobernador radical”.