09|8|2022

Morales cruzó al Presidente por su visita a Milagro Sala: “Es una falta de respeto”

29 de junio de 2022

29 de junio de 2022

El gobernador de Jujuy apuntó contra Fernández, quien defendió a la dirigente social y denunció una "clara persecución" . Enojo por la reunión que no fue.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, calificó como “una falta de respeto” la visita que el presidente Alberto Fernández le realizó a la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, quien se encuentra detenida e internada luego de sufrir una trombosis. "Lamento lo que ha pasado hoy porque contribuye a profundizar la grieta", aseguró.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El también presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) manifestó que le “preocupa” y le “duele” que el Presidente viajara a su provincia en el marco de una agenda política y personal y no en carácter de una visita oficial. Según el gobernador, su administración invitó en más de una oportunidad al mandatario para hablar de “proyectos” comunes, pero resaltó que lo rechazaron “muchas veces”. 

 

"Le pido que no gobierne para una facción, que gobierne para todo el pueblo argentino", agregó y le demandó que “tenga la tolerancia” de ir a Jujuy, “una provincia que gobierna alguien que piensa diferente”. "Es una falta de respeto, no ya a un gobernador sino a la provincia por parte del Presidente, espero que reflexione y nos visite", ahondó durante un acto oficial.

 

Minutos después, a través de una carta publicada en su cuenta de Twitter, manifestó que le “sorprende” que “con la situación del país al borde del abismo” el mandatario “se tome el tiempo” de ir a Jujuy para esta actividad. “¿Cuáles son sus prioridades, señor Presidente?”, se preguntó. “Sala es una delincuente condenada por corrupción y por haber esclavizado a los pobres con violencia. Le pido que gobierne para todo el pueblo y no solo para una facción”, ahondó.

 

Este miércoles, el jefe de Estado suspendió su agenda y viajó de imprevisto a San Salvador de Jujuy para visitar a la dirigente kirchnerista. Durante su corta estadía en la capital, denunció que existe “una clara persecución política” contra Milagro Sala y exigió que la Justicia actúe “sin presiones y respetando las leyes argentinas”. 

 

Morales, que aspira a ser candidato a presidente por Juntos por el Cambio (JxC) en 2023, aprovechó el inesperado viaje para remarcar el encarcelamiento que pesa sobre la dirigente social, un punto que presenta como un logro de su gestión. Por esto, recordó que la población local rememora “la violencia de cómo casi queman el salón de la bandera, cómo ha muerto gente y cómo violentaron los derechos humanos de las personas". "En mi convicción humanística le deseo que recupere su salud la señora Milagro Sala, pero para seguir su condena en una cárcel común", completó.

 

La visita de Fernández a Milagro Sala amenaza con entorpecer su vínculo con Morales, una de las figuras de la oposición más abierta al diálogo y uno de los promotores del respaldo de JxC al refinanciamiento de la deuda externa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que aprobó el Congreso. Al mismo tiempo, puede servirle para acercar posiciones con los sectores más duros del kirchnerismo que califican a la líder de la Tupac Amaru como una “presa política” para la cual demandan su liberación inmediata.