21|6|2022

Santilli y Garro, Juntos por la paz interna

09 de mayo de 2022

09 de mayo de 2022

El diputado y el intendente recorrerán dos distritos peronistas para afianzar la unidad en medio de las tensiones en aumento. Candidatos locales y agenda.  

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Diego Santilli y Julio Garro recorrerán este martes Ensenada y Berisso, dos distritos gobernados por el Frente de Todos en los que la influencia del platense logró posicionar a candidatos locales de cara a 2023. En modo campaña, mantendrán charlas con vecinos, vecinas y comerciantes y reuniones políticas con concejales. La agenda busca tamizar las diferencias entre ambos sectores: de un lado, el equipo bonaerense que apadrinó Horacio Rodríguez Larreta para intentar instalar al diputado nacional como el próximo candidato a gobernador por el PRO; del otro, un grupo de intendentes del partido amarillo que pretenderá imponer una estrategia territorial que los contemple como protagonistas el año que viene. En el medio, el antecedente tenso de la cumbre de los jefes comunales en La Plata

 

Cerca de las 16, Santilli y Garro encabezarán una reunión en Ensenada con vecinos, vecinas y figuras locales del espacio, como Leandro Rojas, y luego harán una recorrida por el centro de la ciudad. Más tarde, continuarán la caminata en el distrito vecino de Berisso, donde repetirán la modalidad junto a Jorge Marc Llanos y centrarán buena parte del discurso en las iniciativas vinculadas al trabajo, la seguridad y la educación, la agenda que viene impulsando Santilli desde 2021. 

 

En clave política, la jornada servirá también para mostrar una fotografía de unidad pese a la interna dentro del PRO. "La idea es bajar un poco la espuma y las tensiones y mostrar que seguimos trabajando juntos. No hay lugar para rupturas ni cosas raras. Por el contrario, apostamos al crecimiento del espacio", indicó una fuente al tanto de la organización de las recorridas. 

 

La aclaración hace referencia a la cumbre de alcaldes del partido amarillo que se realizó el jueves pasado en el Club San Luis de La Plata, donde los dueños de los votos salieron con varios mensajes hacia adentro de la coalición opositora, como el pedido concreto de tener un lugar en la mesa nacional de Juntos por el Cambio; una silla en la que puedan exponer sus visiones territoriales, y el de mostrar volumen político para influir en la estrategia electoral que Rodríguez Larreta viene implementando a través de Santilli en la provincia de Buenos Aires, en la que ellos se sienten relegados. 

 

Atentos a esta maniobra que buscaba ponerle ciertos límites a la conducción en construcción del Colorado o, al menos, mostrar que los intendentes también están dispuestos a ponerse al frente de una boleta, Ezequiel Galli (Olavarría) y Santiago Passaglia (San Nicolás) no asistieron al encuentro. En principio, molestos porque el asado fue convocado por Néstor Grindetti (Lanús) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero) por Whatsapp después de una reunión entre ambos en los pagos del segundo y a pocos días del lanzamiento del partido Hacemos Juntos.

 

El olavarriense y el nicoleño no querían quedar pegados a un movimiento que podría crecer como la "resistencia al santillismo". De hecho, en enero, en una entrevista con este medio, Galli había anunciado que iba a "trabajar para que Santilli sea candidato a gobernador" y que, en ese marco, pretendía, en el caso de llegar al gobierno, integrar el gabinete bonaerense. Lo mismo Passaglia, a quien los armadores del diputado nacional cuentan como un aliado clave de cara a los próximos comicios.