26|6|2022

Garro y Grindetti vienen Marchando: el cierre peronista de un acto PRO

22 de abril de 2022

22 de abril de 2022

La sociedad de los intendentes macristas lanzó el partido Hacemos Juntos en Lobos. A la pesca de justicialistas desencantados para ganar volumen de cara a 2023.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La estancia Las Caballerizas, en el distrito bonaerense de Lobos, fue el escenario elegido por los intendentes Néstor Grindetti (Lanús) y Julio Garro (La Plata) para lanzar este viernes Hacemos Juntos, el nuevo partido que integra la alianza opositora y con el que buscarán persuadir a justicialistas descontentos con el Frente de Todos. En el evento, durante el cual la dirigencia no ahorró críticas al modelo kirchnerista, sonó en varias oportunidades la marcha peronista. “No dejemos que la provincia se transforme en un feudo del kirchnerismo, ese es el nuevo plan de CristinaFernández, dijo el jefe comunal de Lanús. Con la formalización del flamante sello, pretenden ganar volumen político, sentarse a la mesa de decisiones de Juntos fortalecidos y contribuir a un triunfo en 2023. 

 

La jornada comenzó con una serie de recorridas en el distrito que conduce Jorge Etcheverry, en el que el lanusense y el platense aprovecharon para firmar convenios de intercambio cultural, estudiantil y turístico, acaso como muestra de fortaleza de los vínculos entre los tres. Luego, pasaron por la zona céntrica de Lobos y el Teatro Municipal, para cerrar con un acto netamente partidario cerca de las 18. Hasta ese lugar fueron Diego Kravetz, jefe de Gabinete de Lanús que presidirá Hacemos Juntos; Adrián Urreli, espada legislativa del intendentismo amarillo; Julieta Quintero Chasman, diputada platense que responde a Garro, y distintos referentes de extracción peronista como Noelia Quindimil, sobrina nieta del fallecido barón del conurbano bonaerense. 

 

En ese marco, Garro indicó que “la provincia hoy parece un cuartel del kirchnerismo duro”. “Se vio claro en la pandemia, cuando le dieron la espalda a la gente e hicieron lo único que saben hacer: gobernar para los suyos. Ahora decidieron que Buenos Aires sea el refugio en su batalla interna contra Alberto Fernández. Lo único que les preocupa es su lucha por el poder”, dijo. 

 

“Nosotros representamos a los dirigentes que están todos los días en los barrios, escuchando y trabajando para solucionar los problemas que generan la política provincial y nacional y que siempre afectan a los mismos: nuestros vecinos. Es desde ese lugar que proponemos repensar la provincia”, añadió el jefe comunal de la capital bonaerense.

 

Por su parte, Grindetti pidió “no dejar que la provincia se transforme en un feudo del kirchnerismo; ese es el nuevo plan de Cristina, abandonar a Alberto (Fernández) a su suerte y abroquelarse en la provincia de Buenos Aires. No les importa la gente, solo conservar el poder”. 

 

“Necesitamos una provincia con una mirada más localista. Es momento de ampliar nuestra base electoral, sumar vecinos comprometidos que hayan militado y crecido acá, necesitamos dirigentes que no busquen poder, sino que dediquen su tiempo y aporten ideas nuevas”, agregó.