11|6|2022

En modo campaña, Macri vuelve a recorrer el conurbano

20 de mayo de 2022

20 de mayo de 2022

Estará en Lanús, el municipio que comanda su exministro Grindetti. Iba a ir a La Matanza, pero cambió de idea. Operativo termómetro de la sociedad.

El expresidente Mauricio Macri tiene decidido volver a las bajadas en territorio como si estuviera en modo campaña. Incluso ya apuntó en el mapa del conurbano bonaerense el primer lugar al que irá y resta que termine de definir la fecha, aunque varios aventuran que podría ser la semana entrante. Después del encuentro que mantuvo la semana pasada con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, el exjefe de Estado optó porque su reaparición sea en ese municipio.

 

De esta forma quedó fuera la recorrida que evaluaba realizar en La Matanza, cuya fecha tentativa era el viernes después de la reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JxC). Bajo un fuerte hermetismo, su entorno empezó a manejar la agenda de lo que será su raid mediático la semana que viene que incluye una entrevista con una de las periodistas que más polémicas genera.

La decisión de no ir a La Matanza terminó por conocerse a mediados de la semana cuando los facilitadores de JxC en ese distrito mantuvieron un encuentro previo a la reunión de la mesa nacional en donde se vieron las agendas de todos los participantes. Ahí fue cuando muchos se desayunaron que el expresidente no iba a estar recorriendo sus calles.

 

¿El motivo? Según pudo reconstruir Letra P, la intención es darle una señal de apoyo a Grindetti después de toda la situación que sucedió en el PRO bonaerense pero también en la UCR con las declaraciones del expresidente sobre el régimen jubilatorio de los empleados del Banco Provincia, sumado a los consejos sobre cómo debe ser la relación con los radicales.

Esto, tal y como contó este medio, generó un fuerte cimbronazo en la Legislatura bonaerense con una serie de acuerdos que ya estaban suscritos y generó la salida del intendente de Lanús de la mesa provincial del macrismo. “Dijo que va a ir a Lanús primero después de una foto con el intendente. No hay mucho más que analizar”, sostuvo uno de los dirigentes del PRO al tanto de la situación.

 



Un municipio “amigo” será entonces el lugar en donde Macri vuelva de lleno a hacer campaña después de casi un año cuando recorrió la provincia de Buenos Aires y otras jurisdicciones para lograr adhesiones a la boleta de JxC. De ahí el termómetro que buscará captar. A eso se le suma la relación con Grindetti, a quien conoce desde hace más de 20 años. Primero estuvieron juntos en SOCMA, la empresa del Grupo Macri, y luego cuando fue electo jefe de Gobierno porteño, Macri le encomendó la labor de ser su ministro de Hacienda durante los 8 años que duró esa empresa. 

 

Cerca del expresidente consideran que sus acciones subieron con la situación que expone la crisis económica actual. Una especie de “todo tiempo pasado es mejor”, pero que quiere comprobar en primera persona. Además de empezar a aplicar los conceptos que le vertió en reiteradas charlas el consultor Guillermo Raffo sobre la necesidad de volver a empatizar con la sociedad en pos de mostrarse nuevamente como un “cambio”, una opción viable a la hora de emitir el voto que genere “esperanza”.

 

Otra de las cuestiones tiene que ver con no exponerse demasiado tan temprano cuando profesa en todas las reuniones que todavía no es tiempo de candidaturas ni de acelerar los tiempos electorales. Lo que no inhabilita empezar a hacer política de forma más pública. En los últimos dos encuentros que mantuvo en sus oficinas de Olivos, con el diputado nacional del PRO Federico Angelini, más otros dirigentes de Santa Fe de ese partido y con el también legislador nacional pero de la UCR, el cordobés Rodrigo De Loredo, Macri volvió a remarcar dos conceptos que se agregaron a su vocabulario para ser repetidos como mantra.

 

El primero es recuperar la identidad: que JxC sea el espacio que canalice la disconformidad de la sociedad a través del sistema de partidos y no con opciones “anti políticas”, como define al diputado nacional Javier Milei. El segundo, más a tono con De Loredo, una crítica despiadada a cierto sector de la UCR, representado por el titular del partido el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales

 

El conjunto de todo esto genera rispideces dentro de JxC porque el expresidente juega al misterio, no define si desea competir o no de cara al 2023 y envía señales mixtas.