30|6|2022

Schiaretti sigue alentando una tercera vía en las tertulias del Círculo Rojo

17 de mayo de 2022

17 de mayo de 2022

En un ciclo organizado por el Grupo Clarín, el gobernador cordobés pidió salir de la grieta entre el FdT y JxC porque "los dos polos no van a ser la solución".

El gobernador cordobés, Juan Schiaretti, pidió "salir de la grieta" con "algo superador" al Frente de Todos (FdT) y a Juntos por el Cambio (JxC), en un nuevo movimiento que ilusiona a referentes del empresariado y de la política que buscan un salto de pantalla a la polarización y que ven en el Modelo Córdoba, que el mandatario busca exportar más allá de las fronteras mediterráneas como un sello de gestión, un prototipo del país que desean a partir de las próximas elecciones.

 

Durante su participación en el ciclo Democracia y Desarrollo, organizado en el MALBA por el Grupo Clarín, el mandatario pidió “dejar atrás la grieta por arriba”. “Es indudable que los dos polos de la grieta no van a ser la solución. Hasta pueden ganar las elecciones si se mantienen, pero no van a lograr solucionar los problemas del país y van a seguir sin tener mayoría en las Cámaras sin lograr consensos", dijo Schiaretti, quien no deja de alentar una tercera vía camino a 2023. Por ahora, no brinda indicios respecto de cómo podría conformarse esa opción en términos electorales ni cuál sería su rol en caso de corporizarse.

 

Lo cierto es que esas señales excitan al Círculo Rojo, tal como ocurrió este lunes, cuando el líder de Hacemos por Córdoba disertó en la Fundación Mediterránea. Son auditorios donde ranquean alto definiciones que forman parte del menú habitual de Schiaretti. Por ejemplo, que su administración prefiere “subsidiar el empleo y no el desempleo”, y que en su provincia el empleo público es, en promedio, el más bajo del país.

 

Schiaretti, con Rosatti y Manzur

"Los dos polos miran el país desde el (Área Metropolitana de Buenos Aires) AMBA. Uno desde el conurbano y el otro más desde la Capital Federal", cuestionó y denunció que esta situación deja a la población del interior “afuera” de las discusiones políticas y económicas del país. 

 

"En Córdoba nadie se mete con el Poder Judicial y a nadie se le ocurre modificar la Corte que tiene buenos jueces”, comparó con relación a las disputas que atraviesa la Justicia federal tanto con algunos sectores del oficialismo como de la oposición, en otro hit que endulza los oídos del establishment

 

Casi en el final, regaló otro de sus caballitos de batalla. "En lo económico se discute mucho ideologismo. Hay que dejar de discutir cosas y saber que se necesita tanto mercado posible como Estado necesario, ya que la justicia social no la va a hacer el mercado, pero el Estado tampoco solo puede dar trabajo".

 

Por último, convocó a “lograr acuerdos” y a “parar con la idea de refundar el país cada vez que asume un presidente” porque, analizó, “eso hace que las instituciones sean frágiles”. “En lo económico también tiene que haber un acuerdo. No se puede vivir con déficit fiscal, porque eso termina en decadencia", completó.