17|11|2022

De la Torre: "Tengo la vocación de ser el próximo gobernador bonaerense"

11 de mayo de 2022

11 de mayo de 2022

El senador quiere meterse en la grilla de aspirantes de Juntos. Macri sí, Larreta no en la pulseada nacional. Modelo San Miguel y competidores internos.

SAN MIGUEL (Corresponsalía Buenos Aires) El senador de la provincia de Buenos Aires Joaquín de la Torre trabaja desde hace tiempo para meterse en la larga lista de referentes de Juntos que buscan suceder a Axel Kicillof en el sillón Dardo Rocha. "Tengo la vocación de ser el próximo gobernador bonaerense", aseguró en una charla con Letra P. Pretende trasladar a la gobernación el modelo de gestión de San Miguel, un distrito que gobernó entre 2007 y 2016 y delegó en su delfín político, Jaime Méndez, al asumir como ministro de Gobierno en la gestión que encabezó María Eugenia Vidal. El exintendente evitó adelantar escenarios electorales nacionales, aunque destacó, por sobre cualquier otro dirigente, la figura del expresidente Mauricio Macri, resurgida después de sus cuatro años de desventuras en el poder. Con el exmandatario compartió hace unos días un exclusivo almuerzo que coronó otros encuentros mano a mano en los que fue consolidando un acercamiento que lo posiciona en el ala dura de JxC.  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Consciente de que no es el único aspirante en la provincia, promueve internas en las Primas Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), pero con una salvedad: reclama una discusión anticipada sobre una plataforma de gobierno y que cada postulante explique qué propone hacer, cómo y en qué tiempos. "Me niego a pensar que vamos a volver a gobernar sólo por el fracaso del Frente de Todos. Si bien hoy la vara está muy baja y nadie parece preocupado en no volver a cometer los errores del pasado, debemos mostrar a la sociedad cosas distintas", apuntó el legislador, en lo que pareció también una crítica hacia el interior de su propio frente político.

 

De ese juicio aparta al egresado del Cardel Newman, que ofició el sábado pasado de anfitrión de un almuerzo en la quinta Los Abrojos. Allí, De la Torre compartió mesa con Alfredo Cornejo, uno de los duros del radicalismo; Miguel Ángel Pichetto, el peronista ciento por ciento amarillo que fue compañero de fórmula del ingeniero en 2019; Fernando de Andreis, exsecretario general de la Presidencia; Cayetana Álvarez de Toledo, diptuada por Barcelona; Gerardo Bongiovanni, fundador y presidente de Fundación Libertad, y Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura y referente de la derecha intelectual latinoamericana. El cacique de San Miguel, que también proviene del peronismo, fue el único bonaerense. De palomas, larretistas y vidalistas, nada.

 

De la Torre, con Letra P. (Fotos: Marcos Gómez-AG La Plata)

-¿Se siente escuchado dentro de Juntos?

 

-Todos me escuchan pero después les cuesta aceptarme, pero puedo decir que la foto de la reunión con Mauricio fue consecuencia de una serie de charlar previsas que tuvimos y fue un buen gesto. Es un dirigente que valoro. 

 

-¿Qué rol cree que ocupará Macri en 2023?

 

-Tiene dos cosas muy en claras. La primera es que sabe que no es momento de hablar de candidaturas y lo segundo es que comprende que la Argentina que nos van a dejar va a estar bastante más golpeada y que se va a necesitar mucha firmeza en el gobierno.

 

-¿Macri reúne esas cualidades?

 

-Tiene cualidades que no tiene el resto como la piel política. Es un tipo que acepta la crítica y no lo altera y tiene el caracter para tomar las decisiones que hay que tomar. Por supuesto, también la experiencia. Son muchas condiciones a su favor. Después, está en él si quiere ser candidato a presidente o no. 

 

-¿Rodríguez Larreta también? 

 

-Tienen características y condiciones que no son similares, pero no es sólo por Horacio. Me refiero a todo el resto en general. Mauricio está muy por encima.

 

Consultado sobre su futuro, De la Torre aseguró que tiene "la vocación de ser gobernador de la provincia de Buenos Aires" y que su modelo de gestión es el que implementó en San Miguel. En la promoción de ese modelo, volvió a marcar diferenciaqs con el jefe de Gobierno porteño. "Tenemos mejores índices que en la Ciudad de Buenos Aires", dijo en refrerencia a la tasa de homicidios: 3,3 cada 100.000 habitantes en suelo porteño contra 2,28 en el distrito del oeste del conurbano, en un contexto mucho más “hostil”, asegura De la Torre.

 

En tren de confrontar modelos, De la Torre fue muy duro con Larreta en agosto de 2020, cuando la Ciudad de Buenos Aires adhirió al protocolo para la atención de la interrupción legal del embarazo. Entonces, el exintendente de San Miguel fustigó al porteño por no vetar esa norma. "La institucionalidad se puede violar con la reforma de la justicia o aprobando protocolos para los que no se tiene facultades. Horacio y Alberto (Fernández) son dos caras de la misma moneda", escribió en Twitter. Dos años antes, el Concejo Deliberante declaró a San Miguel municipio “Provida”. Hoy, es uno de los cinco distritos bonaerenses que no garantizan la práctica del aborto legal. 

 

El senador por la Primera sección electoral integra un amplio lote de figuras de Juntos que aspiran a la gobernación. En Propuesta Republicana (PRO) se puede contar a los diputados nacionales Diego Santilli -el elegido por Larreta- y a Cristian Ritondo, que cuenta con el respaldo explícito de Vidal. También, a los intendentes Néstor Grindetti (Lanús) y Julio Garro (La Plata). Si bien la Unión Cívica Radical aún no construyó un postulante bonaernese, hay nombres que sobresalen, como el propio presidente del Comité Provincia, Maximiliano Abad, y la diputada Alejandra Lorden.  

 

-¿Qué propone para la provincia?

 

 -Presenté una ley sobre la Policía Local, voy a presentar otra sobre el sistema educativo muy pronto y hacia agosto otra sobre el sistema de salud. Esos son los tres temas más importantes que hay que abordar. Después viene un cuarto tema que es cómo elegimos a mejores políticos para que administren la cosa pública y ahí entra la boleta única y el desdoblamiento (NdR: se refiere a desenganchar, por ley, las elecciones provinciales de la nacional).

 

-¿Los dos proyectos se aplicarían en 2025?

 

-No, la boleta única que impulsa Juan Pablo Allan podría ser ahora y el desdoblamiento que presenté podría ser para 2025, para sacarlo de la discusión política. 

 

-¿Podría volver a acordar con la UCR, como en 2021, para armar una fórmula bipartidista?

 

-El año pasado me sentí muy cómodo haciendo política con el radicalismo. A Facundo (Manes) le tengo un cariño personal y no tengo ningún problema en seguir trabajando con él. Después, el tiempo dirá si las coincidencias tienen profundidad o son sólo coincidencias humanas.