28|6|2022

Desdoblamiento: De la Torre propone separar la elección bonaerense a partir de 2025

27 de abril de 2022

27 de abril de 2022

Presentó un proyecto en la Legislatura. Patea la definición para evitar una disputa política de coyuntura el año próximo. Fin a la “especulación”. Los detalles.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El senador bonaerense de Juntos Joaquín de la Torre presentó este miércoles un proyecto de ley para desdoblar las elecciones de la provincia de Buenos Aires de las nacionales. Es la primera iniciativa que llega a la Legislatura, en medio del debate informal por este tema. El dirigente de Peronismo Federal pretende que entre en vigencia a partir de 2025 para evitar lecturas políticas cruzadas en el marco de las elecciones presidenciales del año próximo.

 

En el documento que lleva la firma del exministro de Gobierno de María Eugenia Vidal y al que accedió Letra P, se indica en el artículo primero que “las elecciones primarias y generales a cargos públicos electivos provinciales no podrán realizarse de manera simultánea con las elecciones a cargos públicos nacionales para presidente, vicepresidente, parlamentarios del Mercorsur, y/o senadores nacionales y/o diputados nacionales y/o convencionales constituyentes”. 

 

Otro punto importante lo marca el artículo segundo, que propone derogar el artículo 148 de la Ley Electoral 5.109, en la que se faculta al Ejecutivo “a adherir la provincia al régimen establecido por la Ley Nacional 15.262 de simultaneidad de elecciones”.

 

Ante esto, el siguiente punto del proyecto de De la Torre intenta modificar el artículo 2 de la Ley de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) 14.086, que indica que estos comicios deben hacerse el mismo día que las nacionales. Con el cambio, ese articulado quedaría redactado de la siguiente forma: “El poder Ejecutivo convocará a elecciones primarias en un plazo no menor de ciento veinte días ni mayor de ciento cincuenta 150 días anteriores a la fecha de realización de las mismas. Las elecciones primarias deberán realizarse dentro de los doce 12 meses anteriores a la fecha fijada para la elección general”.

 

El otro artículo relevante es el quinto, que sostiene que “la presente ley entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2025”. De esta forma, el exintendente de San Miguel busca evitar una discusión política sobre la conveniencia que generaría el desdoblamiento en los comicios de 2023 para algún sector. 

 

En las dos fojas siguientes, el aliado de Facundo Manes en la interna de Juntos del año pasado argumenta que busca “darle prioridad al desarrollo de un proyecto centrado netamente en la provincia”, sobre todo atento a que desde el regreso de la democracia, en 1983, sólo en tres oportunidades se realizaron elecciones desdobladas, en 1991, 1994 y 2003, todas ellas por agendas atravesadas por la política nacional. 

 

“Que la provincia de Buenos Aires se encuentra sumergida en una profunda crisis no es ninguna novedad. Para empezar a solucionar estos problemas que llevan décadas es indispensable llevar adelante varios cambios estructurales, y lo primero que hay que modificar, en este sentido, tiene que ver con la forma en que los bonaerenses eligen a sus autoridades”, se lee entre los párrafos del proyecto. 

 

El desdoblamiento de las elecciones provinciales y las nacionales es tema de debate en reuniones de todas las fuerzas políticas. Pese a que el manual indica que, en las actuales circunstancias -donde, al igual que le pasó a Vidal en 2019, el gobernador Axel Kicillof carga con la mochila de la Casa Rosada- es al oficialismo provincial al que le conviene separar los comicios, fue la oposición la primera en poner sobre la mesa públicamente la discusión semanas atrás. Como contó este domingo Macarena Ramírez, en ambas trincheras analizan pros y contra de un desdoblamiento en 2023, pero en el entorno del gobernador piensan que no hay que desenganchar una elección de la otra. Una de las razones, contar con la tracción de votos que podría generar el nombre de Cristina Fernández en una boleta, sea en una para ocupar un cargo en el Congreso o una para la presidencia.