24|6|2022

CFK 2023: para dirigentes de la oposición, vacían de poder al Presidente

22 de abril de 2022

22 de abril de 2022

Según legisladores del PRO y de Avanza Libertad, hablar de Cristina presidenta desgasta la figura de Alberto Fernández. La ironía de Séneca 1960 años después.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Dirigentes de la oposición en la provincia de Buenos Aires recibieron con cierto asombro el respaldo público prematuro de Carlos Bianco, mano derecha del gobernador Axel Kicillof, a una posible postulación a la Casa Rosada en 2023 de la vicepresidenta Cristina Fernández. “Mi candidata es Cristina” , dijo el jefe de Asesores de la Gobernación a Letra P. Representantes de tribus del PRO y de Avanza Libertad en la Legislatura bonaerense coincidieron en que hablar de candidaturas en la coalición de gobierno desgasta la figura del presidente Alberto Fernández. Además, indicaron que no es momento de campañas electorales, pese a que varios de sus referentes ya largaron las recorridas por todo el país en tono proselitistas.

 

En diálogo con Letra P, la senadora bonaerense de Propuesta Republicana (PRO) alineada con el intendentismo Aldana Ahumada consideró que las declaraciones de Bianco “están alejados de la realidad que aqueja a los bonaerenses”. “Teniendo una inflación interanual arriba del 55% tendrían que usar toda su energía para ver cómo solucionan este flagelo que afecta directamente al bolsillo de los bonaerenses y trabajar en un plan económico para resolverlo. Una vez más vemos cuáles son las prioridades del gobierno, definiciones electorales que aún están lejanas, internas e impunidad”, dijo la legisladora oriunda de Merlo.

 

Por su parte, el diputado del mismo espacio político que trabaja en el proyecto vidalista Sergio Siciliano coincidió con parte de la lectura de Ahumada y remarcó: “Más allá de los gustos personales del exjefe de Gabinete sobre una candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, me preocupa institucionalmente que casi dos años antes de finalizar el mandato del Presidente lo estén vaciando de poder y exponiendo a la soledad de afrontar los desafíos urgentes”.

 

En este sentido, el exviceministro de Educación bonaerense sostuvo que algunos funcionarios kirchneristas “no se hacen cargo de ser parte del equipo de gobierno que trajeron a este desastre”. “Estimo que, cómo en otras ocasiones, el asesor del Gobernador expresa el pensamiento que tienen frente a la interna; dirá lo que Axel no puede decir públicamente”, opinó. 

 

En tanto, el presidente del bloque Avanza Libertad en la Cámara baja, Guillermo Castello, puntualizó en las diferencias dentro del oficialismo. “Esto está indicando el grado de descomposición que se vive en el Frente de Todos y la desorientación que tienen sus dirigentes”. “Ven que se viene una derrota a nivel nacional, porque no saben cómo levantar la figura de Alberto Fernández, y están buscando alternativas para ver cómo lo toma la sociedad. En definitiva, igual creo que no tienen escapatoria a la derrota”, concluyó.

 

Otras fuentes del PRO consultadas por este medio especularon con la posibilidad de una postulación de la vicepresidenta a la Gobernación bonaerense, con el objeto de “retener el principal padrón electoral del país”, donde se concentra el votante kirchnerista.

 

Todas las fuentes de la oposición consultadas coincidieron además en que no es momento de hablar de candidaturas, pese a que casi toda la dirigencia nacional y provincial de la oposición gira por el país en formato proselitista, posicionándose en la carrera a 2023; una versión actual de los dichos del filósofo Séneca hace más de 1900 años, cuando dijo “has lo que yo digo, más no lo que yo hago”.

 

Durante una entrevista que será publicada en las próximas horas, Bianco dijo a Letra P que su candidata para 2023 es CFK. Otros dirigentes alineados con el kirchnerismo también se habían manifestado en este sentido. En diálogo con AM530, el jefe comunal de Pehuajó, Pablo Zurro, dijo: “Ojalá que Cristina sea candidata a presidenta en 2023”. El jefe de Asesores de la Gobernación, quien fue jefe de Gabinete provincial desde la vuelta del peronismo al gobierno y hasta el desembarco del intendentismo, destacó, no obstante, el valor de la unidad en la coalición oficialista, aunque –estimó– puede “ponerse en discusión la suficiencia de la unidad”. “Creo que no alcanza solamente con ir unidos, pero me parece que, como línea base, la unidad no está en discusión”, dijo.