BERNI - PROPATO

Extraña pareja

El ministro y la diputada comparten casa y agrupación, pero se diferencian en la guerra del FdT. Portazo vs. foto con Kirchner. La Beatles, AF y las internas.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y la diputada nacional Agustina Propato se volvieron una extraña pareja. Conviven desde hace años y conforman un tándem político de peso, pero, en medio de la guerra abierta en el Frente de Todos (FdT), sus caminos se bifurcan un poco. Él se autodefinió exkirchnerista y ella hace cristinismo duro. Comparten agrupación, construyen juntos el bernismo en la Segunda sección bonaerense y al mismo tiempo avalan el debate político puertas adentro y afuera de casa. Mientras ella se muestra con Cristina Fernández y Máximo Kirchner, él se saca fotos con la oposición.

 

La interna del oficialismo los separa y al mismo tiempo parece expandir políticamente a la pareja. Él aseguró que se fue del kirchnerismo y que cortó el cordón umbilical con la vicepresidenta, a la que de todos modos siempre rescata como la figura excluyente del peronismo; desde su banca en el Congreso, ella se plegó a la estrategia del Subcomandante Máximo de rechazo al acuerdo que impulsó el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y más: se mostró con el líder de La Cámpora en la movilización del 24 de marzo y -como contó Letra P- fue parte de la comitiva que acompañó a CFK en la inauguración de la EuroLat.

 

El ministro de Axel Kicillof, en cambio, se mostró a favor del acuerdo con el FMI. Dijo que habría votado a favor y que “el default era la muerte súbita para la Argentina”. Propato votó en contra, alineada con el camporismo y el kirchnerismo rebelde y tuvo una postura muy dura con el ministro de Economía, Martín Guzmán, de quien incluso dijo que quiso llevarlos “a pasear en burro” y que con el acuerdo se estaba convalidando un “fraude histórico”. Es más, a diferencia de gran parte de la bancada K, la diputada decidió manifestar en el recinto los argumentos de su rechazo.

 

Propato marcha junto a MK y otros militantes de La Cámpora.

Aunque Berni, provocador nato, enfurezca a propios y extraños, por ejemplo, sacándose fotos con la oposición, como la que se tomó días atrás junto a Patricia Bullrich, Mario Negri y Julio Cobos, entre otros, en el marco del acto por el 132 aniversario de la Unión Cívica encabezado por el orfebre del bastón presidencial Juan Carlos Pallarols, Propato no duda en mostrarse en sus redes sociales marchando junto a Kirchner en Plaza de Mayo.

 

“Agustina (Propato) tiene sus propias opiniones”, dice a Letra P un funcionario del entorno de Berni que tiene trato cotidiano con ambos. Y aunque afirma que “el debate político se da también en el seno familiar” busca bajarle el tono a la foto de la legisladora con Kirchner. Aclara que ella no marchó con Máximo K, sino que lo hizo con su propia agrupación política y que se encontraron en la plaza. Como sea, la foto que eligió Propato para mostrarse en la marcha fue una en la que camina junto al diputado nacional y en la que está rodeada de militantes de La Cámpora.

 

Berni, junto a Frigerio, Bullrich y Cobos.

“Agustina no solamente ha apoyado las manifestaciones de Sergio porque es su marido, sino porque es su referente político, pero también tiene sus opiniones. Festejamos que ella tenga una postura propia. Berni fue muy criticado por sus dichos y por cuestionar al Presidente, pero él siempre fue un abanderado de que las cosas se digan. Cuando uno quiere ser un dirigente político tiene que debatir de cara a la sociedad, cómo puede estar entonces en contra de que la mujer en algún caso pueda tener una diferencia política, es una militante destacada y diputada nacional”, dice a este medio un hombre del entorno del ministro.

 

No obstante, pese al rol que cada uno juega en la interna del oficialismo y cómo se muestran, son más las coincidencias entre ambos. Propato asegura que le da “orgullo” ser presentada como esposa de Berni porque es “uno de los mejores dirigentes de la Argentina”, cuando le preguntan se autodefine peronista y no de La Cámpora y es sumamente crítica de la gestión del presidente Alberto Fernández, a la que cataloga de improvisada.

 

Con su pareja también coincide en cuestionar la decisión -atribuida al núcleo duro del kichnerismo en Buenos Aires que comandan Kirchner y su madre- de evitar internas en las primarias del año pasado, para lo cual se bajaron listas seccionales y distritales, entre ellas, la de Berni en la Segunda sección. “Yo creo en la democracia interna. Es lo que les da representatividad a los dirigentes. El liderazgo se obtiene en el territorio. Además, la participación es lo que amplía la base electoral”, dijo Propato tiempo atrás durante una entrevista en A24. Un dirigente de su espacio asegura a este medio que ella fue tan o más dura que su esposo en la famosa pelea entre él y Kirchner post elección.

 

Sin embargo, no duda en destacar la figura de la vicepresidenta. “Cristina Kirchner tiene un peso específico dentro de este espacio enorme; es muy difícil ser estrella de rock mientras los Beatles están en puro apogeo, Cristina es los Beatles en el escenario político”, dijo semanas atrás.

 

Con sus coincidencias y diferencias, pero en sociedad, esta extraña pareja abanderada del libre debate tendrá en el tablero político una variopinta cantidad de opciones dentro y fuera de la interna del FdT de cara a la discusión que ya está en marcha por las candidaturas para 2023, aunque -ya lo anticipó el ministro a Letra P- él trabaja por la candidatura presidencial.

 

Marcha por Loan Peña en Corrientes.
Toto Caputo - Federico Sturzenegger

También te puede interesar