#27M | INTERNA PJ

Triunfo con incógnita de Raverta en Mar del Plata: el que pierde ¿acompaña?

Coppola le arrebató el PJ a Rapacioli. Acusaciones de campaña sucia, operaciones de prensa y la manito de Montenegro que ponen en duda la unidad para 2023.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La elección interna del Partido Justicialista (PJ) en Mar del Plata fue una de las de mayor volumen entre las once que se disputaron en la provincia de Buenos Aires. La lista apoyada por la titular de ANSES, Fernanda Raverta, que llevó como candidato a Eduardo Coppola, se quedó con el triunfo con el 58% de los votos, desbancando de la titularidad del partido a Juan Manuel Rapacioli, apoyado por el director del Correo Argentino Rodolfo Manino Iriart. Con el resultado puesto y tras una campaña áspera, los vínculos entre tribus del peronismo local quedaron heridos y surgen las incógnitas: ¿El que perdió va a acompañar? ¿Puede el peronismo sanar las heridas para llegar unido al enfrentamiento con el intendente macrista Guillermo Montenero?

 

La campaña fue intensa en Mar del Plata y la elección dejó, en principio, un dato relevante: casi se duplicó el número de afiliados que participó, respecto de 2017. Votaron 5.420 afiliados. La lista 4, encabezada por Coppola, obtuvo 3.154 votos, frente a 2.226 de la lista de Rapacioli, quien buscaba mantener la conducción del partido.

 

El armado de Raverta fue amplio. Apoyaron la lista las seccionales de las tres centrales sindicales (CGT y ambas CTA), el grueso de los movimientos sociales y hasta dirigentes que regresaron al peronismo, como el exsenador de Juntos Lucas Fiorini, quien compartió con Raverta la lista de candidatos a congresales. Por su parte, Rapacioli aglutinó el respaldo de algunos gremios, referentes barriales y del armado que tiene como referente a Iriart.

 

“Entendemos a la política como servicio, como la capacidad de dar respuestas a las necesidades de los y las marplatenses. Y, además, practicamos una visión clara sobre las reglas de juego que utilizamos en una campaña y que creemos las mejores, también para un gobierno: competimos compartiendo ideas y propuestas de cara a la gente, con respeto y espíritu democrático”, señaló Raverta luego de conocerse el triunfo de su lista, exhibiendo su malestar por cómo se desarrolló la campaña. Y en el mismo sentido, agregó: “En la elección triunfó un modo de hacer y entender la política y los vínculos, porque para nosotros no vale cualquier cosa ni estamos dispuestos a convalidar ni realizar acciones y agresiones que no construyen comunidad”, agregó.

 

Desde el camporismo marplatense marcan tres puntos centrales de la campaña de Rapacioli que tensaron la disputa. Por un lado, señalan que desde ese espacio no se hizo una campaña propositiva sino que fue “anti Cámpora”, con carteles, pintadas y hasta llamados de call center apuntando directamente contra la agrupación de Máximo Kirchner y su referentes locales.

 

Destacan, además, que la lista que perdió tuvo el apoyo del intendente Guillermo Montenegro. “Jugaron abiertamente para Rapacioli, les pusieron toda la estructura y hasta sus funcionarios estuvieron el día de la elección en la puerta de la escuela donde se votaba”, relató a Letra P un miembro de la lista de Coppola, mientras exhibió fotos del subsecretario de Desarrollo Social y de otros funcionarios municipales en el lugar de votación. “Uno de nuestros lemas de campaña es que queremos un peronismo que se anime a gobernar y no que sea socio o furgón de cola de otros gobiernos, como viene sucediendo hace muchos años, y lo que hicieron durante la campaña exhibió esa sociedad”, marcó el mismo dirigente.

 

Pero el tercer punto de desencuentros es el que más fuertemente caló en la interna de la ciudad balnearia y que difícilmente pueda saldarse. Desde el sector de Raverta, apuntan a Iriart por una operación de prensa durante la campaña que –dicen- “superó todos los límites”. “A partir de esa operación todo se tensó mucho más”, asegura una fuente del entorno de la titular de ANSES.

 

Ante la consulta de Letra P sobre la búsqueda de la unidad tras la interna para llegar armados a 2023, en el campamento camporista indicaron que van a convocar a Rapacioli y a algunos referentes barriales que compitieron “circunstancialmente” en la lista y con quienes tienen “vínculos de muchos años”. Pero excluyeron Iriart: “Es muy difícil que con él haya vuelta atrás”.

 

En la otra trinchera, las señales tampoco son componedoras. Desde sus redes sociales, el titular de Correo Argentino manifestó tras la derrota: “Quiero agradecer el apoyo que nos dieron en las elecciones del PJ y destacar el esfuerzo militante, genuino y sin cargos. Seguiremos trabajando con la misma convicción. Estuvimos muy cerca del triunfo, enfrentando a un aparato de poder y recursos enormes”.

 

Ariel Lijo, candidato a juez de la Corte Suprema. 
Victoria Villarruel. 

También te puede interesar