#27M INTERNA PJ

Schiaretti se quedó con casi todo: no pudo borrar al FdT

El gobernador será presidente del peronismo en Córdoba y tendrá una silla en la mesa nacional del partido. En Punilla ganó la lista del exsenador Caserio.

Juan Schiaretti cumplió con la formalidad. Tras sellar una lista de unidad, el gobernador se convirtió, por primera vez, en presidente del PJ cordobés y tendrá una silla en la mesa nacional del partido. Sin embargo, no pudo conseguir un peronismo totalmente libre de kirchnerismo ya que el Frente de Todos se impuso en Punilla, uno de los dos departamentos donde hubo disputa electoral.

 

El gobernador lideró la lista denominada Movimiento de Unidad Peronista (MUP), que no tuvo rivales para los principales cargos electivos e incluyó a los más importantes dirigentes de Hacemos por Córdoba. Entre ellos, el intendente Martín Llaryora, quien será titular del PJ en el circuito de Córdoba capital. 

 

Llaryora integrará el Consejo Provincial junto a la diputada nacional Natalia de la Sota, su par Carlos Gutiérrez, el vicegobernador Manuel Calvo, el legislador Oscar González, la vicepresidenta de la Legislatura, Nadia Fernández; la ministra de la Mujer, Claudia Martínez, y el intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas, entre otros dirigentes.

 

Sin oponentes en 24 de las 26 jurisdicciones, la atención estuvo puesta en los únicos dos departamentos donde hubo referentes que plantearon disputa para las representaciones regionales: Calamuchita y Punilla. El recuento final arrojó un empate. La única disidencia quedará radicada en Punilla, pago del exsenador Carlos Caserio, quien finalmente le torció el brazo al aparato de Hacemos por Córdoba.

 

La legisladora Mariana Caserio, hija de Carlos, resultó electa como la referente del peronismo en el circuito turístico más importante de la provincia. Por una diferencia cercana a mil sufragios, sobre un total de 14 mil votantes, derrotó a Matías Montoto, intendente de Huerta Grande, quien representó al schiarettismo.

 

Punilla pasa a ser el único punto en que podría estribar un proyecto alternativo a Hacemos por Córdoba. En el gobierno provincial prefirieron destacar el triunfo obtenido en Villa Carlos Paz, la ciudad más importante del corredor y tierra de dos aliados extrapartidarios: el intendente Daniel Gómez Gesteira y el titular de la Agencia Córdoba Cultura, Esteban Avilés.

 

El recuento final no calmó las aguas que desembocaron en la contienda. Mariana Caserio denunció la entrega de prebendas a través del Ministerio de Desarrollo Social. Su secretaria, Deborah Petrakovsky, encabezó la lista de congresales provinciales.

 

En Calamuchita, el intendente y candidato del oficialismo, Claudio Chavero, derrotó a su colega de Embalse, Federico Alesandri. Según los cómputos del MUP, obtuvo casi el 70% de los votos y se impuso en más del 80% de los circuitos departamentales. 

 

En rueda de prensa, el intendente agradeció al gobernador Schiaretti, pero no cerró las puertas a una posible unificación del partido.

 

En tanto, Alesandri recibió el consuelo de su padre, Carlos, un histórico dirigente delasotista que en los últimos meses decidió hacer explícitas sus intenciones de unificar al peronismo bajo el proyecto nacional que hoy encabeza Alberto Fernández.

 

Contención preventiva

Al margen de lo sucedido en Punilla y Calamuchita, Schiaretti ya había logrado desactivar potenciales disputas en otros circuitos de marcada presencia kirchnerista.

 

El caso paradigmático fue el del departamento General San Martín, donde el intendente Daniel Delbono personificó la unidad entre los referentes de ambas vertientes: Eduardo Accastello, ministro de Industria de la provincia, y Martín Gill, intendente de Villa María.

 

En Santa María, el cordobesismo logró apaciguar la extendida interna entre Walter Saieg, exsecretario de Transporte de la Nación, y los hermanos Marcos y Facundo Torres, intendente de Alta Gracia y ministro de Gobierno de la provincia respectivamente.

 

Lo mismo ocurrió en Marcos Juárez, donde hay varios intendentes que responden directamente a la Casa Rosada, y en  Río Cuarto, donde hubo jefes comunales que hasta último momento amenazaron con presentar una lista opositora. 

 

si el senado no aprueba la ley omnibus, milei hara un cabildo en cordoba, pero sin los gobernadores
Con la UCR a la cabeza, los bloques opositores volverán a pedir explicaciones a funcionarios clave de Daniel Passerini

También te puede interesar