01|8|2022

El guardaespaldas de Cristina en Santa Fe

28 de enero de 2022

28 de enero de 2022

Invitado por CFK, el diputado pegó primera fila en Honduras. Visor de la relación de la vicepresidenta con Perotti. Interna con Rossi y planes para 2023.

El santafesino Marcos Cleri formó parte de la selecta comitiva que acompañó a la vicepresidenta Cristina Fernández por Honduras, a la asunción de la presidenta Xiomara Castro. El diputado nacional escaló de esta manera un peldaño más en la consideración de la presidenta del Senado, quien lo tiene como una suerte de visor de la gestión del gobernador Omar Perotti en Santa Fe.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Es Cleri y no Sacnun la persona oriunda de la Bota de mayor consideración para Fernández. Otrora aliados, ambos, él de Rosario y ella del sur provincial, entraron en disputa visceral y rompieron la sociedad que supieron conseguir. La exsenadora que cumplió mandato en diciembre de 2021 comparte actos y actividades con el gabinete de Perotti, pero todavía no oficializó funciones.

 

Cleri es el referente de La Cámpora en Santa Fe, fuerza que casi no tiene protagonismo dentro del gabinete de Perotti. Acumula una diputada y una concejala en Rosario, como figuras trascendentes. En cambio, el diputado sí se aseguró el armado y el nombramiento de cargos en dependencias nacionales que reportan en la provincia, como Ansés y Pami. Visó nombre por nombre y, a lo sumo, recibió algún pedido del gobernador.

 

Fue en la campaña cuando Cleri adoptó un rol más que importante. Se convirtió en una suerte de supervisor de la expresidenta y el acuerdo que ella entabló con Perotti para enfrentar a Agustín Rossi en la picante interna. Se sentó a la mesa chica del perottismo y formó parte de la planificación, solo le faltó acceder a los detalles de inversión de la lista. “Cuando queríamos hablar con Cristina, llamábamos a Marcos”, le recuerda a Letra P un fiel alfil del gobernador.

 

Cleri, en primera fila, escucha a CFK en Honduras.

Esa ascendencia le permitió a Cleri conseguir la confianza de Perotti y sus laderos, gente desconfiada de hecho. Cuando ya se sabía que el gobernador correría al por entonces ministro de Gobierno Roberto Sukerman, el camporista vio su oportunidad. Pugnó y se propuso como reemplazante, hasta le entregó un esquema de trabajo y gobierno al rafaelino. En diciembre, mes en el que Perotti removió su tropa, Cleri también sonó como ministro de Seguridad, lo que le valió el llamado de un dueño de medios rosarinos para ponerse a disposición.

 

Pese al deseo del legislador e incluso del visto bueno de parte del perottismo, el gobernador se jugó por Celia Arena, una persona de su riñón. No obstante, la relación entre el sector Hacemos Santa Fe y Cleri sigue óptima y se lo reconoce en la provincia como el puente para entrar en contacto con la vicepresidenta.

 

La pelea de Cleri es conducir el kirchnerista en Santa Fe. Se jugó el todo por el todo en 2019 para ir por la gobernación, pero en aquella ocasión CFK apeló a otro esquema y ordenó jugar con Perotti. Ahora, en 2023, el diputado no tiene tantas razones para no competir y jugar su partido. A priori, Rossi –rival acérrimo de Perotti– es su adversario más visible.

 

Cleri es mano derecha de Cristina en varios temas y preside la sensible Bicameral de Trámite Legislativo, donde se cocinan los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU). También cosecha cercanía con el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner. En ese marco, la primera fila que Cleri logró en el salón de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras para escuchar a Fernández suena a más que reconocimiento.