09|5|2022

Toniolli: “Hay que ampliar el Frente de Todos en Santa Fe”

25 de enero de 2022

25 de enero de 2022

El diputado nacional del Movimiento Evita marca las diferencias entre Fernández y Perotti y se queda con las formas del Presidente. Lo que espera para 2023.

El diputado nacional por Santa Fe, Eduardo Toniolli, eligió las sierras cordobesas para sacarse el traje por un rato y distenderse en Villa General Belgrano junto a su familia. Según le contó a Letra P aprovecha el tiempo “recorriendo” y disfrutando de buena comida.

 

Sin la cotidianeidad que lo corra, se dedica a la lectura de biografías y autobiografías de “figuras trascendentes de la historia”, sus lecturas favoritas. En su valija se llevó las memorias de Stefan Zweig Otto von Bismarck. A pesar de su descanso, cuenta que cargó su computadora para comunicarse con su equipo de trabajo “para preparar las sesiones extraordinarias”.

 

Entrando en la rosca política, el legislador del Movimiento Evita le aseguró a este medio que “hay que ampliar el Frente de Todos (FdT) en Santa Fe” y que se podrían incluir a sectores que formaron parte del Frente Progresista o la izquierda, entre otros. A su vez, marcó las diferencias en los estilos de conducción entre el presidente Alberto Fernández y el gobernador Omar Perotti, y se inclinó por las formas del primero. Además, dijo que hay “divergencia entre distintos sectores del PJ con el espacio de Hacemos Santa Fe”.

 

-¿Cómo ve la actualidad del PJ santafesino tras un año con elecciones internas?
-El peronismo de Santa Fe comprendió en los últimos años que era imposible construir una alternativa de gobierno si no se articulaba con el peronismo nacional. Por otro lado, existe la necesidad de estar juntos y pensarse como un espacio con una enorme variedad de expresiones que es imposible subsumir en un discurso único y hay que imbricarse de manera virtuosa para darle una perspectiva ganadora al peronismo. Esas dos cosas se comprendieron y llevaron a distintos procesos que incluyen la posibilidad de las PASO.

 

-¿Considera que las PASO fueron un instrumento virtuoso para el peronismo?
-Quizás el volumen que adquirió el PJ con las PASO hubiese sido menor con una sola lista, pero eso es historia contrafáctica. Sí creo la existencia de ciertas desavenencias que se venían dando en estilos de conducción, en formas de liderazgo, etcétera. Las diferencias muchas veces buscan distintas maneras de tramitarse, como por ejemplo con las internas. El presidente dio cuenta de esto, el FdT es una coalición enorme y lo más saludable es que se puedan transitar los matices a través de herramientas democráticas y no a través de rupturas.

 

-¿Cómo observa los dos años de gobierno de Perotti y su conducción?
-Como toda gestión, y más en pandemia, ha tenido sus luces y sombras. Hay algunas cosas que hay que valorar muchísimo como la inversión en obra pública, las gestiones que tienen que ver con la salud y la campaña de vacunación. siempre en articulación con Nación, lo mismo ocurrió en materia productiva. Hay argumentos válidos para decir que en muchas áreas se está haciendo una muy buena gestión. Sí hay algunas cuestiones que generan algún grado de divergencia entre distintos sectores del PJ con el espacio de Hacemos Santa Fe, pero tiene que ver más con la política que con la gestión. 

 

-¿A qué se refiere?
-Nos sentimos más expresados en cómo funciona la gran coalición del FdT a nivel nacional, de manera tumultuosa, pero firme en la idea de que hoy se requieren liderazgos que abracen, contengan y abran el juego a distintos actores, sectores y representaciones sociales organizadas. Sin esa unidad no hay 2023. Aunque la cabeza es la que decide en última instancia, eso nadie lo discute, existen mecanismos de consulta que incorporan perspectivas de los distintos sectores que integran la coalición.

 

-¿Cómo ve la conducción de Perotti?
-Entiendo que el estilo de Perotti es otro, donde de alguna manera gestiona y hace política en un esquema mucho más piramidal con un espacio de toma de decisiones quizás muy reducido. A algunos les puede gustar más o menos, nosotros como espacio político formamos parte de la gestión provincial, pero tenemos en claro que no formamos parte del espacio de toma de decisiones. De todas maneras, aceptamos esas reglas, sabemos que son estilos distintos de conducción y entendemos que el ámbito para discutir y transmitir estos debates es la estructura partidaria.

 

-¿Se plantean dichas diferencias dentro del partido?
-Todo el tiempo. El Partido Justicialista es una fuerza viva. Se discute todo el tiempo y entiendo que Ricardo Olivera (presidente del partido en Santa Fe) hoy es una figura importantísima para el PJ porque es alguien que habilita los mecanismos institucionales para que la discusión se pueda dar de manera productiva y que no quede solamente en catarsis.

 

-¿Desde Hacemos Santa Fe escuchan estas cuestiones?
-Creo que el diálogo existe, me parece que quizás lo que hace falta es, de alguna manera, traducirlo en generar acciones que hagan que cada uno de los espacios del peronismo sientan que están incorporados a la toma de decisiones. Creo que todos acordamos y tenemos la expectativa de darle la cinta de gobernador a un compañero o compañera.

 

-¿Se imagina un 2023 como el 2019, con el PJ unido a pesar de las PASO?
-Creo que es posible y que hay que ampliar el Frente de Todos en Santa Fe. Hay que ampliarlo porque entiendo que lo peor que le puede pasar a la provincia es que sea arrastrada a esa lógica que han intentado llevar en la Argentina, que por el rechazo al peronismo se juntan sin ningún tipo de criterio.

 

-¿Ampliar en qué sentido?
-Seguramente hay muchos sectores, y no hablo necesariamente en términos de sectores partidarios definidos o dirigentes, que en algún momento podrían haberse visto cercanos a alguna política del Frente Progresista y entiendo que podrían no adherir al frente de frentes. Deberíamos avanzar en un acuerdo para que todos nos pongamos a trabajar e interpelar a otros sectores. No perdería demasiado tiempo en ver cómo nos ordenamos adentro, nosotros nos vamos a tener que ordenar de la manera que sea: puede ser en una mesa con toda la tumultuosidad que exige la participación de muchísimos sectores, o utilizar las PASO.

 

-¿Qué otros espacios se podrían sumar?
-El movimiento obrero organizado es un actor que se cita desde el peronismo, pero muy pocas veces es convocado a discutir de política y a integrar listas, eso también es ampliar el FdT. Hay que sentarlos en una mesa de decisiones para contener al movimiento obrero. También interpelar a sectores que integran la coalición a nivel nacional, pero no en la provincia, como espacios de izquierda.