12|1|2022

Volnovich, Ferraresi y la ruleta de las vacaciones oficiales

12 de enero de 2022

12 de enero de 2022

El Presidente consideró una imprudencia el viaje al Caribe de la titular del PAMI. El aviso previo del ministro y el destino del resto del gabinete.

Las vacaciones de la titular de PAMI, Luana Volnovich, en la isla Holbox, en México, generaron un profundo malestar en la Casa Rosada, que comenzó en el presidente Alberto Fernández y se hizo extensivo a la mayoría de los miembros del Gabinete, que tuvieron que dar explicaciones sobre sus propios viajes de descanso.

 

Fue Jorge Ferraresi quien terminó apuntado este miércoles, un día después de que las fotos de Volnovich circularan en todos los medios. Como la titular del PAMI, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat también descansa en el Caribe, aunque su caso tiene algunos matices.

 

Según explicaron en la Casa Rosada, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación le avisó hace tiempo al Presidente que tenía pasajes comprados para viajar a Cuba “desde hace dos años”, cuando todavía era intendente de Avellaneda. Los pasajes se cambiaron en varias oportunidades debido a la pandemia y estaban “por vencerse”. En el Gobierno aseguran que el funcionario “le consultó y le pidió permiso” al jefe de Estado para utilizarlos y Fernández lo autorizó.

 

Algo diferente sucedió en el caso de Volnovich. El Presidente se enteró de la situación este martes, cuando las fotos y el video de la titular del PAMI empezaron a circular en las redes sociales. La respuesta oficial de la Casa Rosada, a cargo de la vocera Gabriela Cerruti, fue que “todos los trabajadores tienen derecho a sus vacaciones, como indica la ley”. No hubo más comentarios.

 

En los pasillos de la Casa Rosada, sin embargo, el malestar con la titular del PAMI es palpable, pese a los esfuerzos por explicar el trabajo intenso y dedicado que tuvo Volnovich al frente del organismo durante los dos años de la pandemia. En la intimidad, el Presidente consideró “imprudente” el viaje de Volnovich al Caribe, en plena pandemia, con las restricciones al acceso al dólar que tiene el país y a contramano de la política oficial del Gobierno, de fomentar los viajes internos y potenciar el turismo, con políticas como el PreViaje.

 

La situación se completa, además, con el hecho de que Volnovich viajó con su segundo en el organismo, Martín Rodríguez, su pareja y expresidente del Concejo Deliberante de Hurlingham. Hasta el momento, Fernández no tuvo ninguna comunicación con la funcionaria y, según dijeron en su entorno, tampoco tiene previsto pedirle la renuncia al organismo.

 

Aunque en el Gobierno afirman que Fernández no le impuso al Gabinete la obligación de veranear en el país, cerca de él entienden que es una cuestión “de sentido común”, que debe responder al contexto del país.   

 

Así lo hizo la mayoría de los funcionarios y funcionarias, que desde las Fiestas se mantiene en la línea entre la Casa Rosada y la Costa Atlántica. En Mar de las Pampas estuvo el canciller Santiago Cafiero en los días que van entre Navidad y Año Nuevo. Volvió el 2 de enero. La vocera presidencial pasó el último fin de semana de 2021 en Iguazú. El ministro del Interior, Eduardo de Pedro instaló a su familia en Villa Gesell y alterna la playa con su ciudad, Mercedes, y la Casa Rosada. Los ministros Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas) no se tomaron descanso. En tanto, Aníbal Fernández (Seguridad) hace escapadas de fin de semana a Cariló.

 

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, estuvo unos días en Pinamar, como hace todos los veranos. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a El Calafate para pasar las Fiestas junto a su familia, incluido su hijo Máximo Kirchner, también instalado en Santa Cruz. Como todos los años, Cristina volverá a Buenos Aires a mediados de enero.

 

La decisión de Volnovich de veranear en México no solo llamó la atención de los dirigentes más cercanos al Presidente, que incluso sugirieron que Fernández debía “pedirle la renuncia” a la funcionaria de La Cámpora. En el cristinismo también fue motivo de charla, en particular entre quienes recuerdan que, en sus tiempos de presidenta, Cristina bajaba una línea muy estricta al Gabinete sobre el descanso: la orden era quedarse cerca de la Casa Rosada. “A nadie se le hubiera ocurrido siquiera preguntar si podía irse al Caribe”, le dijo a Letra P un exministro kirchnerista, molesto por la situación.

 

Por su parte, Fernández decidió no tomarse vacaciones por el momento, pese al pedido insistente de varios colaboradores y a que recibió un ofrecimiento para ir a descansar a una estancia. El Presidente estuvo en diciembre el complejo oficial de Chapadmalal en Navidad y Año Nuevo, donde pasó las Fiestas junto a su pareja, Fabiola Yáñez, y a su familia más cercana. En su entorno no descartan que pueda volver un fin de semana para descansar.