29|9|2021

El cierre del cordobesismo: Schiaretti superstar y discurso antigrieta

09 de septiembre de 2021

09 de septiembre de 2021

Con el gobernador como orador principal, Hacemos por Córdoba le puso punto final a la etapa proselitista en medio de clima de confianza rumbo a las elecciones.

En el cierre de campaña del oficialismo cordobés no hubo mención a sus oponentes en la elección. Con el gobernador Juan Schiaretti como protagonista central de la última gira previa a las PASO, el espacio que continúa el legado que José Manuel De la Sota inició allá por 1998 vuelve a plantearse desde los márgenes de la grieta nacional y pone el foco en el valor de la gestión; “Hacer, hacer y hacer” aparece como un mantra en el discurso del cordobesismo.

 

Desde hace dos semanas, la campaña del schiarettismo mixturó las tradicionales recorridas por el territorio con actos que combinaron presencialidad y trasmisiones remotas. De esa manera, logró reunir a una gran cantidad militantes desde la virtualidad pero también fortalecer los lazos de referencia en el interior provincial.

 

Este jueves, Alta Gracia fue el corolario para un sprint final en el que tuvo al propio mandatario provincial, mencionado como “el gran hacedor”, en el centro de la escena acompañando a Alejandra Vigo, Natalia De la Sota y al resto de precandidatos y precandidatas del espacio.

 

Los discursos se concentraron en la valoración de la autonomía política como baluarte de la propuesta cordobesista. “Como defensores de la institucionalidad, siempre damos la previsibilidad al gobierno nacional permitiéndole que salgan las leyes que se necesiten para gobernar; pero nos plantamos cuando esas iniciativas perjudican a los cordobeses, porque no respondemos a ninguna disciplina partidaria, sólo nos debemos a Córdoba”, dijo el gobernador.

 

Antes, De la Sota y Vigo habían puesto en valor la gestión durante las administraciones que encabezaron Schiaretti y De la Sota y remarcaron el carácter “progresista” y “dialoguista” de esas gestiones, que "le transformaron" la vida al grueso de los ciudadanos de la provincia. “Tuvimos a dos hombres que con coraje y valentía supieron que lo único que tenían que hacer era gobernar con coraje y valentía y defender siempre a los cordobeses”, destacó De la Sota.

 

Por su parte, Vigo apuntó que los gobernadores que se repartieron el poder durante los últimos 22 años tuvieron “un pensamiento común” que fue motorizando el deseo de construir “una provincia pujante, que prospere, que produzca y que esté siempre a la altura de los nuevos tiempos”.

 

El discurso antigrieta

Como único armado peronista provincial alejado del Frente de Todos, el PJ cordobés se plantea desde una posición por fuera de la disputa entre las dos grandes coaliciones políticas que gobernaron la Argentina durante el último tiempo y hoy hegemonizan el debate nacional, una discusión “que no le sirve a la enorme cantidad de argentinos y argentinas que quedan en el medio”, desde la comprensión cordobesista.

 

En ese sentido, Schiaretti insiste, desde siempre pero más en medio de la campaña, con la idea del “respeto por las instituciones”.  Esa postura es la que enarbola a partir del trabajo “con todos los intendentes sin preguntar por el color político”, de la misma forma en que siempre busco garantizar relaciones armoniosas con las administraciones nacionales, algo que siempre representa un problema en tiempos electorales.

 

“Nosotros impulsamos el pluralismo respetando la división de poderes y la libertad de prensa, promoviendo los derechos humanos y siempre sin agraviar a nadie. A quienes nos agravian les tendemos la mano porque queremos siempre construir juntos. Nuestra característica es la de no profundizar las diferencias, no queremos que hay grieta, no queremos cavar trincheras, tendemos puentes de unión entre todos los cordobeses”, afirmó.

 

Pero detrás de la defensa de la pluralidad se resguarda otro concepto que representa la bandera más importante del cordobesismo en esta elección. “En Córdoba el federalismo no se declama, en Córdoba el federalismo se hace porque somos un pueblo profundamente federal”, arrojó el gobernador ante el aplauso de los presentes.

 

La Argentina desigual

“Nadie dice que nos discriminen, lo que nosotros planteamos es que tenemos que ir a defender lo que nos corresponde porque vivimos en una Argentina profundamente desigual que no da para más” dijo Vigo que también se animó a afirmar que “vivir en Buenos Aires es mucho más barato que vivir en Córdoba”.

 

Para la precandidata a senadora, “todo el esfuerzo de los cordobeses le sirve al desarrollo del país pero no vuelve” a la provincia. “Somos los legítimos dueños y necesitamos esos recursos para seguir avanzando, seguir produciendo y seguir trasformando la realidad del lugar donde vivimos”, señaló la actual diputada.

 

“Nosotros pagamos lo nuestro pero también pagamos lo de ellos, y eso se revierte en el Congreso, en el Presupuesto, en donde se distribuye la plata” dijo quien fue presentada como “nuestra lidereza” por el locutor que comandó el acto en una soledad tarde en el Valle de Paravachasca. Para Vigo el planteo es tan obvio, que allí radica una de las principales razones de lo “satisfactorio” de la campaña. “No tuvimos que explicar mucho porque los cordobeses lo tienen claro”, aseveró.

 

Sobre el final, Schiaretti aprovechó para convocar a la militancia a redoblar esfuerzos y a los cordobeses a votar a las listas de Hacemos por Córdoba. También enumeró logros y repitió argumentos tal como lo viene haciendo en su recorrida que unió Córdoba, Río Cuarto, San Francisco, Río Tercero y otras tantas localidades en las que se dedicó a afirmarse como principal elector del territorio mediterráneo.

 

“Somos un gobierno que da previsibilidad y certezas. Los cordobeses saben que no vamos a ir a los viandazos sino que el rumbo será siempre el mismo. Saben que para nosotros primero está Córdoba, segundo Córdoba y tercero Córdoba”, cerró en medio de un clima de confianza que, amparados en algunas encuestas propias y otras ajenas, le permiten imaginarse celebrando el domingo por la noche.