07|10|2021

Wado de Pedro, protagonista estelar del culebrón de las renuncias

16 de septiembre de 2021

16 de septiembre de 2021

Es el kirchnerista de mayor relevancia en el gabinete. Fue el primero que renunció. El Frente de Todos, al borde de la fractura. 

El presidente Alberto Fernández analizaba, en el mediodía de este jueves, si acepta las renuncias puestas a su disposición por el ala K del gabinete. El caso más relevante es del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, el kirchnerista de mayor peso en el equipo presidencial. Frente a las versiones sobre la confirmación de su salida, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, salió al Patio de las Palmeras para asegurar que ninguna dimisión había sido aceptada, hasta ese momento, por el jefe de Estado. El expediente Wado es clave: si Fernández decidiera dejarlo ir, estaría dando un golpe en la mesa que pondría a La Cámpora afuera del Gobierno. ¿Tendría retorno entonces la ruptura?

 

La crisis de la coalición de gobierno, parida por la derrota del domingo en las PASO y desatada a partir de la decisión de la vicepresidenta Cristina Kirchner de mandar a su tropa de funcionarios y funcionarias a "poner a disposición del Presidente" sus dimisiones, escala hasta niveles insospechados y acerca más a la alianza peronista a una fractura de consecuencias incalculables

 

De Pedro es el delegado de CFK de mayor envergadura política en el gabinete de Alberto Fernández y es, además, el referente kirchnerista que construyó el vínculo más cercano al mandatario. Era, en cierto punto, un puente entre el Presidente y la vice.

 

Por tanto, que haya sido De Pedro el lancero de la vice en esta guerra interna da cuenta de la gravedad del cortocircuito: De Pedro encabezó la avanzada renunciante pero también fue, como reveló Letra P, el mensajero que llevó el ultimátum al ala albertista de Balcarce 50. "Cambia Alberto o cambiamos nosotros" es la frase que se le adjudica al exministro del Interior.