09|10|2021

"Nunca sentí miedo como hoy en Corrientes"

28 de agosto de 2021

28 de agosto de 2021

El primer candidato a diputado provincial por el FdT dice que el gobierno de Valdés genera "un clima de opresión y violencia". Las chances de la oposición.

CORRIENTES (Enviado especial) El primer candidato a diputado provincial por el Frente de Todos, Germán Braillard, suelta una frase que es una confesión y una denuncia. "Nunca sentí miedo como hoy", le dice a Letra P. "Shockeado" por el ataque al legislador opositor Miguel Arias, que sacudió y enrareció la previa de las elecciones de este domingo, el actual concejal de esta capital evita responsabilizar directamente al gobernador y aspirante a la reelección, Gustavo Valdés (UCR), por lo que describe como un "atentado político", pero habla de "un clima de opresión y violencia" que puede dar lugar a que "un trasnochado reaccione así".

 

 Autocrítico, Braillard reconoce que el peronismo local no ha podido generar un proyecto atractivo para el electorado correntino a pesar de que siempre se impone en las elecciones para cargos nacionales. Apunta "a ganar" este domingo "y, si no, a generar el mayor volumen territorial" posible para "frenar los dos tercios" legislativos del oficialismo. 

 

-¿Qué cree que sucedió con el ataque a Arias?

 

-No puedo hacer una hipótesis para encontrar a un culpable, sería una falta de respecto a Miguel y su familia, pero si un diputado provincial, dirigente político, en un contexto de campaña recibe un disparo en el abdomen, no es otra cosa que un atentado político.

 

-¿Está garantizada la seguridad de la elección?

 

-Hoy estamos con mucho temor, a mí me shockeó lo que pasó. Además, hay que ponerse en el lugar de los demás candidatos que están pensando subir al escenario o ir a votar. Ojalá que el gobernador pueda aclarar esto y garantizar la elección.

 

-¿Lo hace responsable?

 

-Si uno empieza a perseguir empleados municipales, a amenazar con echarlos, a censurar y controlar medios de comunicación que dan espacio a nosotros como oposición, si generan un clima de opresión y violencia... en definitiva, el que siembra vientos termina cosechando tempestades. 

 

-¿Ese contexto de violencia y opresión se conduce desde el Ejecutivo provincial?

 

-Hay un modus operandi del que el Ejecutivo es parte. Tenemos un sistema cada vez más consolidado, de menores libertades y más opresión. A veces con mano de acero y guantes de seda, pero terminan ejerciendo violencia psicológica y a veces física, una combinación de desmanejo del poder que después genera que algunos trasnochado reaccionen así. Y no digo que el gobernador sea responsable directo. 

 

-Es decir que cree que fueron personas que defendían ese modelo que describe.

 

-Hay personas que actúan como una mafia, que ven un acto y dicen "este es nuestro territorio y se tienen que ir". Es algo escalofriante y no pasó nunca durante la democracia, sólo con este gobierno, pero sí tenemos un contexto pasado grave: hace dos años apareció muerto un senador provincial y nadie dijo nada y en 2009 apareció muerto también el operador mediático del por entonces gobernador Arturo Colombi y pasó desapercibido. 

 

-¿Personalmente cómo se encamina a la elección en este contexto?

 

-Nunca sentí miedo como hoy. 

 

-¿El peronismo puede ganar la elección?

 

-Ojalá podamos ganar ahora y, si no, generar el mayor volumen territorial a través de los intendentes del Frente de Todos.

 

-¿Qué estrategia aplicaron para buscar la victoria de este domingo?

 

-Fuimos a decirles a los correntinos que se puede vivir mejor, que pagar el sueldo en tiempo y forma no puede ser algo a destacar en el siglo XXI y que tenemos la capacidad de mejorar los índices actuales, que en términos económicos, sociales y humanos son peores que en cualquier otra provincia.

 

-¿Está consolidada la unidad? ¿Qué opina sobre la intervención de Zabaleta?

 

-Juanchi hizo un trabajo excelente, a una velocidad y con una dinámica únicas, que nos permitió estar más unidos que nunca, incluso que cuando se presentó Camau (Espínola) hace cuatro años.  

 

-¿Esa unidad se verá reflejada en el resultado?

 

-Sin dudas, esperamos ganar al menos más poder territorial, seis o siete nuevos municipios, y defender los 20 que ya tenemos. Estoy seguro de que vamos a terminar con más diputados y senadores para frenar los dos tercios del oficialismo. Estamos renovando sólo tres de 15 bancas y me gustaría dejar claro que, además, tuvimos dos diputados, uno radical que responde a Nito Artaza, que sin dudas juega para el gobierno, y otra liberal que también se fue del bloque. 

 

-¿Están pensando en la elección nacional en dos semanas?

 

-Sí y esta elección provincial nos va a permitir ir a la general en un escenario mucho más parejo.

 

-¿Por qué cree que el radicalismo gobierna hace tantos años?

 

-Son muy buenos políticos, pero muy malos gestores.

 

-¿El peronismo hizo una autocrítica?

 

-El peronismo siempre gana la elección nacional en Corrientes. Es un llamado de atención importante y una autocrítica que nos hacemos. Es un dato que nos dice que el correntino no es radical. Evidentemente no hemos generado un proyecto correntino y popular que convenza a la mitad más uno de las personas, pero trabajamos sobre eso.

 

-¿Tiene proyección mas allá de esta elección?

 

-Creo que voy a estar en la mesa de conducción para fortalecer un proyecto que genere las condiciones mínimas para que haya inversión y trabajo genuino en la provincia. 

 

-¿Qué hará si accede a su banca?

 

-Lo primero será presentar un proyecto para reformar el sistema electoral, que quedó demostrado que es viejo, confuso, de una tira de papel en blanco y negro que sólo beneficia a quien tiene el aparato y el poder del Estado.