16|11|2021

Valdés va a las urnas por la reelección y la hegemonía en Corrientes

26 de agosto de 2021

26 de agosto de 2021

Los sondeos vaticinan un triunfo del gobernador el domingo. Morales y Manes se suben a los festejos. El FdT, obligado a mirar a largo plazo. Puja en la capital.

Si los pronósticos coincidentes no fallan, Gustavo Valdés consolidará este domingo en las urnas las dos décadas de hegemonía radical en Corrientes y se alzará con un triunfo que le dará un nuevo mandato como gobernador, en una elección en la que el peronismo buscará ampliar su base territorial, con la mirada puesta en 2025.

 

La Casa Rosada casi no espera sorpresas en la que será la última parada electoral provincial antes de las primarias del 12 de septiembre. Con cuatro años en la gestión, Valdés es desde hace meses el favorito en todas las encuestas locales y espera para el domingo la llegada de las figuras centrales del partido, en un intento por nacionalizar la victoria de su espacio, Encuentro por Corrientes (ECO).

 

Desde el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, hasta el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, reciente ganador en las locales; el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff; y el precandidato a diputado nacional por el provincia de Buenos Aires, Facundo Manes; todos los nombres del radicalismo ya avisaron que viajarán el domingo a Corrientes para mostrarse junto a Valdés. “Si las encuestas aciertan, hasta (Horacio) Rodríguez Larreta va a querer a venir a sacarse la foto con Gustavo”, se envalentonan cerca del gobernador, que lleva como candidato a vice al senador nacional Pedro Braillard Poccard.

 

El peronismo tiene objetivos más modestos. Tras meses de arduo trabajo, el Frente de Todos logró consolidar un armado de unidad que incluyó a 23 partidos y consagró como candidato a gobernador a Fabián Ríos, exintendente de la capital provincial y gerente de Yacyretá, que va acompañado en la fórmula por el senador provincial Martín Barrionuevo.

 

La novedad del armado fue la oficialización final del pase al Frente de Todos de Gustavo Canteros, el actual vicegobernador. Con un movimiento anunciado, Canteros dejó a Valdés para pelear por la intendencia de Corrientes de la mano del peronismo, su viejo amor, donde se ilusionan con el cálculo del daño electoral que puede provocarle el oficialismo la salida del vice.  

 

La batalla por la capital provincial, que dará Canteros, es uno de los principales objetivos del Frente de Todos. Ríos gobernó la ciudad hasta 2017, cuando perdió la reelección a manos de Eduardo Tassano, de la fuerza oficialista Encuentro por Corrientes (ECO). Fue un triunfo ajustadísimo, por una diferencia de apenas cuatro puntos, y un verdadero batacazo del radicalismo. Tassano buscará este domingo romper un maleficio frente a Canteros, un rival de peso: nadie en la intendencia de la capital correntina logró la reelección.

 

En tanto, Ríos se cargó la campaña al hombro a sabiendas de que tiene bajas chances de ganar, pero puede hacer una buena elección y ayudar al peronismo a crecer en territorialidad para construir una alternativa más fuerte en las elecciones de 2025.

 

Es uno de los objetivos principales que trazó el espacio junto con la Casa Rosada, que seguirá de cerca los resultados vía Juan Zabaleta, que estará el domingo en territorio correntino. El flamante ministro de Desarrollo Social fue nombrado interventor del Partido Justicialista (PJ) local a mediados de mayo por el presidente Alberto Fernández y encabezó las negociaciones del armado de unidad del Frente de Todos en la provincia, que incluyó a Ríos, Barrionuevo, el diputado de La Cámpora José “Pitín” Ruiz Aragón, todos los intendentes y a quienes ocupan las las bancas en el Senado, Carlos “Camau” Espínola y Ana Almirón, también de La Cámpora. Espínola y Almirón buscarán la reelección en los comicios nacionales del 14 de noviembre.

 

Además de los cargos de gobernador y vice, este domingo Corrientes elegirá 15 representantes para la Cámara de Diputados provincial y cinco para el Senado, además de autoridades municipales y concejales en 57 municipios. A la disputa por la capital provincial se suman otras batallas en distritos clave como Goya, Bella Vista, Curuzú Cuatiá, Monte Caseros, Ituzaingó, todo en manos del oficialismo, donde el peronismo buscará dar batalla. En total, habrá 868.288 personas habilitadas a emitir el sufragio.

 

De conseguir el triunfo, Valdés consagrará el reinado de la UCR en la provincia, donde gobierna, por triunfos electorales, desde 2001, cuando Ricardo Colombi llegó al poder, tras dos años de intervención federal, dispuesta por el Congreso Nacional a fines de 1999, durante el gobierno de Fernando de la Rúa. El entonces presidente nombró como interventores al cordobés Ramón Mestre, primero, y después a quien años más tarde fuera ministro de Defensa del gobierno de Mauricio Macri, Oscar Aguad.

 

Colombi ganó las elecciones en 2001 y, tras un período, se alternó en el cargo con su primo, Arturo Colombi, para luego regresar como gobernador, hasta 2017, cuando bendijo como sucesor a Valdés, que derrotó entonces a Espínola. El resultado fue 54% a 45% y la victoria de Valdés fue la antesala de la victoria amarilla del macrismo en todo el país. La primera plana del gobierno nacional, con Rogelio Frigerio y Marcos Peña a la cabeza, se subió al escenario de la victoria.

 

En el peronismo correntino avisan que el comportamiento del electorado provincial no necesariamente se repetirá esta vez. En junio de 2019, el espacio ECO se quedó con el triunfo en las elecciones provinciales con un porcentaje superior al 60% de los votos, mientras que el Frente para la Victoria apenas llegó al 19%. El resultado se dio vuelta en las elecciones nacionales de octubre, cuando la fórmula presidencial Fernández- Cristina Fernández de Kirchner consiguió el 51% de los votos y le sacó a Juntos por el Cambio en la provincia diez puntos de diferencia.