X

"Camau" Espínola ya se anotó para pelear por tercera vez por la gobernación. El kirchnerismo apuesta por “Pitín” Ruiz Aragón, de 33 años. Nombres al Congreso.

Por 23/09/2020 17:19

Todavía queda un año para las elecciones, pero en Corrientes ya se anotan aspirantes para pelear por el poder en 2021. Con un gobernador radical, Gustavo Valdés, que va por su primer mandato y se vio fortalecido por la gestión de la pandemia, el peronismo busca rival que pueda darle pelea, y se dirime entre la fórmula conocida, que encarna el senador Carlos “Camau” Espínola, o la renovación de caras, de la mano del diputado camporista José “Pitín” Ruiz Aragón.

“Yo nunca me bajé de mi candidatura a gobernador, sigo trabajando para serlo”, levantó la mano Espínola, que ya fue candidato dos veces, en 2013 y 2017, y perdió en ambas oportunidades. “No sólo quiero ser candidato, quiero gobernar Corrientes", se anotó ahora Ruiz Aragón, un joven dirigente con bajo nivel de conocimiento en el territorio pero sin miedo a ponerle el cuerpo al desafío. Los nombres están en carrera, dentro de la amplia coalición peronista.

El escenario no es sencillo. Como la mayoría de los oficialismos, Valdés se vio fortalecido por la gestión de la pandemia, con una primera etapa de buenos resultados, que empezaron a complicarse un poco en las últimas semanas, al ritmo de lo que sucedió en la mayoría de las provincias. El radical enfrenta sus propias internas, bajo la sombra omnipresente de su antecesor, el senador provincial Ricardo Colombi, que amaga con subirse al ring para disputarle el sillón de gobernador. La fractura, sin embargo, aparece por ahora como poco probable.  

 

 

El peronismo tendrá su debate interno. Espínola fue candidato en 2013, cuando obtuvo el 45,93% de los votos y perdió frente a Colombi, que fue reelecto con el 50,78%. Cuatro años después, en 2017, volvió a intentar, con Eugenio “Nito” Artaza como compañero de fórmula. El resultado del Frente Corrientes Podemos Más, una alianza de la que participaron todos los sectores del peronismo -desde La Cámpora hasta vertientes más conservadoras, el massismo, los movimientos sociales y hasta algunos radicales desencantados- volvió a pasar el 45%. Pero el frente Encuentro por Corrientes, con Valdés como candidato a gobernador y el peronista Gustavo Canteros como vice, alcanzó el 54%. El ex campeón olímpico está dispuesto a intentarlo una vez más.  

Espínola tiene a su favor el altísimo nivel de conocimiento que le dieron las campañas anteriores y, desde ya, su pasado como atleta, orgullo correntino que le abrió las puertas a un espectro social amplio del electorado. En contra, cuentan las varias facturas internas que le pasa el kirchnerismo y la militancia por sus idas y vueltas en la relación con Cristina Fernández de Kirchner, por haberse mantenido tanto tiempo cerca de Miguel Ángel Pichetto e incluso haberse pronunciado a favor de la candidatura de Alberto Fernández recién después de las primarias de 2019. Cerca del senador por Corrientes aseguran que, sin embargo, la relación con la Casa Rosada es buena, se motoriza a través de Santiago Cafiero, Eduardo “Wado” de Pedro y Sergio Massa, y remarcan que el senador no solo forma parte del bloque del Frente de Todos (FdT) sino que nunca sacó los pies del plato del peronismo.

 

 

Ruiz Aragón es el favorito de Cristina y Máximo Kirchner. Asegura que ya lo “mandaron a caminar” el territorio para trabajar en su nivel de conocimiento. A los 33 años, el referente de La Cámpora en Corrientes va por su segundo mandato en Diputados, donde a fines de marzo dio la sorpresa, al quedarse con la presidencia de la comisión de Agricultura.

Desde ahí juega sus cartas para la provincia. En su primer mandato en la Cámara -donde desembarcó a los 28 años- fue compañero de dirigentes que hoy forman parte del gabinete nacional, como Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Luis Basterra (Agricultura), Darío Martínez (Energía) o De Pedro, con quienes aprovecha relaciones previas para gestionar recursos para Corrientes.

 

 

Espínola y Ruiz Aragón mantienen un diálogo permanente y entienden, puertas adentro, que el oficialismo local lleva las de ganar. Según los números que maneja el peronismo, el gobernador tiene una imagen positiva cercana al 60%, al igual que el Presidente. En marzo o abril de 2021, proyectan, será el momento de sentarse a analizar si es tiempo de renovar el candidato, aunque sea solo para instalar una nueva figura de cara al futuro, o insistir con una cara conocida, si eso abre las chances de una pelea con alguna expectativa. En Corrientes se habla, incluso, de una fórmula compartida que combine las virtudes de ambos. El valor a sostener es, sin dudas, como a nivel nacional, la unidad del Frente de Todos, con el PJ como columna vertebral. El partido está intervenido desde agosto de 2019, por decisión de las autoridades nacionales, representadas por José Luis Gioja y Gildo Insfrán.

 

 

AL CONGRESO. A Ruiz Aragón y Espínola se suman otras figuras de peso que también asoman para disputar cargos en danza en 2021, como la intendencia de la ciudad de Corrientes –que el peronismo perdió en 2017, tras ocho años de gestión, de Espínola y Fabián Ríos– y las bancas en el Senado, que hoy ocupan el ex campeón olímpico y Ana Almirón, también de La Cámpora. En la lista aparecen el intendente de Paso de los Libres, Martín Ascúa, quien dijo que estará “en el lugar que el partido necesite”, y el senador provincial Martín Barrionuevo, que tomó trascendencia nacional por su trabajo de estadísticas sobre el coronavirus. Ríos, de peso en la política local, fue designado gerente de la obra del Brazo Aña Cuá de Yacyretá y se muestra cerca de Ruiz Aragón.

Junto con Santiago del Estero, Corrientes es una de las dos provincias que tienen el calendario desfasado de las elecciones ejecutivas nacionales, por haber sido intervenidas, y elegirán gobernador en 2021.