29|9|2021

La hidrovía no se toca, el dios porteño y el “adalid de la libertad” que reculó

20 de agosto de 2021

20 de agosto de 2021

El aniversario de la Bolsa fue la tribuna para pedir su greatest hits: baja de retenciones y sin Estado en el negocio. Coronita al Consejo Agroindustrial. 

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) celebró su 137° aniversario en un acto en el que se expusieron algunos temas calientes de la agenda político-productiva para que tengan eco en el Gobierno nacional. En este tipo celebraciones gana la institucionalidad y las generalidades discursivas, pero esta vez se formó un panel que sirvió para plantear demandas del sector, como el futuro de la Hidrovía y la presión fiscal, y buscó reemplazar las charlas previas e informales del brindis. El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, no escondieron nada en un diálogo con el presidente de la Bolsa, Daniel Nassini.

 

Hidrovía, acá estamos

La centralidad del acto se fue con la Hidrovía y el futuro, vidrioso aún, de la concesión de fondo por 15 años que debería licitarse en 2022. En tres semanas, el Estado, a través de la Administración General de Puertos (AGP) administrará por un año la vía troncal: terciarizará a un operador privado pero cobrará el peaje. Es un híbrido que tragó a duras penas el sector privado, pero que no le impide mantener el lobby por la licitación de fondo.

 

La bandera por no cambiar el núcleo del esquema que dio resultados desde el inicio hace 25 años la levantó el presidente de la Bolsa, pero también Perotti y en menor medida Javkin. Basterra no se refirió al tema. El gobernador dio una definición como nunca había dicho en público aunque repetía en privado: “La base de la licitación (de fondo) es de acá para arriba, en calidad, en los mejores costos, y en logística. Aspiramos a un operador de buen dragado y condiciones, y vinculaciones con las redes, que nos ayude con navieras y la logística internacional”. Música para los oídos de los presentes.

 

En tanto, Nassini, pidió una licitación “clara y rápida” y criticó la intervención del Estado en el negocio. “Cómo se puede estatizar algo que es nuestro. El operador draga y baliza, y el control es del Estado. Ligar al operador con la función de policía es ridículo. La confusión es muy grande, y no sé qué intereses hay, pero hay que diferenciar”, disparó. 

 

Los más de 25 integrantes de la Mesa Ejecutiva presentes, sólo una mujer tiene un lugar como vocal suplente, aplaudieron el pasaje, entre ellos Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), y de la Cámara de Puertos Privados. Lucía un barbijo Louis Dreyfus, cerealera de la cual es CEO. 

 

Retenciones, episodio mil

Una de las preguntas del moderador y empresario de medios, Marcelo Fernández, que apretaron un poco la cordialidad, le cayó al ministro Basterra y apuntó a la presión tributaria, llámese retenciones para la soja y subproductos. Sorpresivamente, al ministro se le activó el manual de campaña del Frente de Todos (FdT) que contrasta con la gestión de Mauricio Macri y expone la herencia recibida.

 

Daniel Nassini, presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario

“El adalid de la libertad tuvo que reimponer las retenciones después de haberlas bajado para hacer campaña”, dijo frente a una tribuna macrista, y siguió: “Tuvimos la irresponsabilidad de quien ató la retención a un dólar fijo, y, ustedes que son hombres de negocios, saben que es una barbaridad y un engaña pichanga. Dijo ‘no se preocupen que la devaluación la licúa’”.

 

Y explicó: “No puede haber una presión que impida el negocio y la reinversión, pero a veces debemos tomar decisiones, y estas (retenciones) son instrumentos de la macroeconomía”. “Decían que íbamos a subir al 25% las del maíz y al 20% el trigo, y se mantuvo en 12%”, recordó con algo de filo.

 

Dios atiende en Buenos Aires

El tono político lo puso el intendente Javkin. Se subió al tema de la Hidrovía al evidenciar que la Bolsa y el Sindicato de Dragado y Balizamiento (de Juan Carlos Schmid) dicen lo mismo”. También calificó de “absurdo” el avance del Canal de Magdalena que es impulsado por el kirchnerismo bonaerense como ruta de acceso alternativa a la Hidrovía. 

 

En esa disputa explicitada de la región centro con Buenos Aires, sostuvo: “Hay que ganar más peso político, en la provincia y ciudad, sin entrar en lo partidario. Nos fue bien cuando mandó en Santa Fe gente que fue a pelear a Buenos Aires”, midiendo las palabras por tener al gobernador Perotti a su lado. “Nadie nos va a regalar nada porque nunca estuvimos en sus planes. Hay que mejorar el lobby para pelear allá”. “La Argentina tiene que ser más Santa Fe, que Santa Fe Argentina”, remató.

 

La diez para el Consejo Agroindustrial 

Se puede decir que le dieron la diez y la cinta de capitán al Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que reúne a todos los sectores de la agroindustria con las cerealeras a la cabeza. Sigue ganando protagonismo en el sector y se evidenció con el respaldo explícito, no sólo de la Bolsa, que es parte fundadora de la entidad, sino también por parte de Perotti que la calificó de modelo. “Necesitamos un acuerdo a largo plazo con el sector que genera las divisas”, dijo, en sintonía con la ley de aumento de exportaciones que impulsa la entidad que por ahora mantiene pisada el gobierno nacional.