17|10|2021

Plan Clara: la carta del socialismo post Lifschitz

08 de julio de 2021

08 de julio de 2021

La diputada provincial y viuda del exgobernador será precandidata a senadora nacional por el PS. García busca evitar la interna con Javkin y Giustiniani.

Clara García será precandidata a senadora nacional del socialismo. Con un extenso recorrido en la política, la viuda del exgobernador Miguel Lifschitz, comandará el objetivo de imprimirle futuro al partido que integra, pero también al Frente Progresista. El Partido Socialista (PS) apuesta a que la diputada provincial sea prenda de unidad con el intendente de Rosario Pablo Javkin y el legislador Rubén Giustiniani, que regresará al arco progresista.

 

García encaró en las últimas semanas una serie de apariciones en formato campaña. Primero, se convirtió en presidenta de La Usina, un think thank socialista que ideó Lifschitz. Luego, visitó al intendente de la ciudad capital Emilio Jatón y este jueves hizo lo propio con el mandamás socialista de la populosa Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci.

 

García, de 61 años, es contadora y una fiel militante del socialismo. Fue la primera presidenta mujer del Banco Municipal de Rosario, concejala, secretaria de Producción del municipio y lideró dos veces la sensible cartera de Servicios Públicos. Atravesada por el dolor, tiene ganas de competir y dice sentir la “responsabilidad colectiva” de ser candidata.

 

Aunque relegó su alto perfil público durante la gestión de Lifschitz, tiene mucha expertise de la cosa pública, sobre todo de las finanzas del Estado. A la vez, tiene sólidos vínculos con el empresariado y los sectores medios. Por otro lado, posee un nivel de conocimiento importante en Rosario, de donde es oriunda, especialmente en mayores de 40 años. En el resto de la provincia, su figura no es tan conocida y solo se la asocia al exgobernador Lifschitz, a quien acompañó más de una vez a recorrer Santa Fe.

 

García será, entonces, la carta del socialismo que conducía Lifschitz y que venció en la interna partidaria. El día después de la victoria, el exmandatario fue internado tras haberse contagiado de coronavirus y falleció 20 días después. La apuesta será dar un “claro mensaje de futuro” y levantar a la militancia del PS, que perdió a su máximo referente.

 

García cosecha estima y afecto hacia dentro del socialismo, pero también es respetada en el resto de los partidos del progresismo de Santa Fe. Su objetivo es construir una gran lista de unidad del Frente, plan que – a priori– choca con los intereses de Javkin, quien pretende entablar una interna. Para eso tiene en las gateras a la presidenta del Concejo de Rosario, María Eugenia Schmuck, y al diputado provincial Fabián Palo Oliver. Otro actor no menor pasará a ser Giustiniani, quien tendría la decisión tomada de regresar al progresismo.

 

A la vera del cierre de listas local, que sucederá este viernes, García se encontrará con unas 200 listas del socialismo en toda la provincia que la tendrán como referente. Luego llegará la campaña, “no lacrimógena”, según la mesa chica que rodeaba a Lifschitz, de “esperanza”, que de vez en cuando apele a la “memoria emotiva” de la gestión que lideró el exgobernador.