22|11|2021

Donde hubo fuego: el Frente Progresista se expande con viejos amores

24 de junio de 2021

24 de junio de 2021

Negocia una alianza con el diputado Rubén Giustiniani, alejado del socialismo, para las elecciones nacionales. ¿Se avecina un “Frente Amplio” en Santa Fe?

Por fuera de los tanques Frente de Todos y Juntos Por El Cambio, los espacios políticos de Santa Fe hacen cálculos sobre cuán competitivos se vuelven y cuánto se acercan a sostener un escenario de tercios si navegan en conjunto. Con ese fin, el Frente Progresista avanza en su conjunto para ampliar sus fronteras y sumar a una porción de la centroizquierda provincial para las candidaturas nacionales. Las charlas más avanzadas son con Igualdad y Participación, el sector que lidera el diputado provincial Rubén Giustiniani, y hay un detalle: el progresismo revisa su denominación y va camino a cambiar el nombre. ¿Se avecina un “Frente Amplio” en Santa Fe?

 

El Frente contiene a todo el socialismo, a una pata UCR llamada Radicales Libres, al partido CREO, del intendente de Rosario, Pablo Javkin, y a otras fuerzas como el GEN, la Democracia Progresista y Libres del Sur. La intención es incluir a todas las tribus y evitar que esos votos se dispersen. Giustiniani está cerca de volver a un entendimiento con el socialismo, el partido que abrazó desde adolescente y abandonó hace cuatro años. El expresidente del partido de la rosa dejó el espacio en 2017 tras un duro enfrentamiento con la conducción, pero en los últimos meses había restablecido el diálogo sobre un eventual armado político con el exgobernador Miguel Lifschitz. Tras la muerte del rosarino, esas conversaciones continuaron, pero la ruta de regreso aún no está del todo descongestionada.

 

“Desde Igualdad impulsamos un frente de izquierda, centroizquierda y progresista donde confluyan Igualdad, el Frente Social y Popular, Ciudad Futura, los socialistas, los partidos de Pablo Javkin y Emilio Jatón, radicales que no fueron a Cambiemos y peronistas no alineados”, aclaró Giustiniani a Letra P y adelantó que la semana próxima podría haber novedades. Su intención es que todos los espacios que integran el interbloque de centroizquierda de la Cámara de Diputados de Santa Fe estén incluidos en esa gran coalición, pero todavía no está claro si el acuerdo se sostiene en caso de que alguna de las tribus decida jugar en otro charco.

 

En el cierre de alianzas del 30 de mayo pasado, Giustiniani integró con el Frente Social y Popular, que tiene como principal referente al diputado provincial Carlos Del Frade, la alianza llamada Igualdad y Soberanía, de la que también participan los partidos Liga de los Pueblos Libres, Del Trabajo y del Pueblo y el Movimiento del Trabajo y el Pueblo Rosarino. Sin embargo, Ciudad Futura decidió no sumarse. 

 

Del Frade, por su parte, sostiene que su espacio apuesta a una alianza de tres con Giustinini y Ciudad Futura y que, en ese esquema, visualiza al exsenador nacional como candidato a regresar a la Cámara alta de la Nación. Su compañero o compañera de fórmula debería definirse en una interna entre el Frente Social y Popular y Ciudad Futura, entiende el periodista. “Lo que más pesa y que aún estamos discutiendo es cómo nos paramos frente al gobierno nacional. Nosotros consideramos que se puede aportar, para profundizar lo nacional y lo popular, desde afuera del Frente de Todos, pero hay otros sectores que tienen dudas al respecto”, agrega en diálogo con Letra P.

 

Ciudad Futura mantiene un fuerte hermetismo. Reconoce charlas para conformar un armado más amplio, “más allá de la fuerza de Giustiniani y del Frente Social y Popular”, pero tiene diferencias con el jefe de Igualdad y Participación, que se hicieron explicitas en el cierre de alianzas.

 

El corrimiento de la fecha de elecciones dio yardas, pero el tiempo no sobra y el cálculo es que en las próximas dos semanas deberían estar definidas las candidaturas, por lo que con cierta prisa y sin pausa, se ajustan las gestiones. Una vez definidas las listas, vendrá otra parte también difícil: encontrar el discurso en una elección atomizada entre Juntos por El Cambio y El Frente de Todos y llegar al caudal electoral de la ciudadanía que espera propuestas fuera de la grieta.

 

Qué piensa el socialismo

La muerte de Lifschitz dejó huérfano de liderazgos al Partido Socialista. Por ese motivo, reapareció en escena la figura del exgobernador Antonio Bonfatti. Nadie tiene en el PS su volumen de conocimiento y, pese a sus pocas ganas de ir nuevamente a una contienda electoral, lo tentaron más de una vez. En ese escenario, Giustiniani representa la posibilidad de abrir, de una vez por todas, las fronteras de un Frente Progresista al que nada le sobra. La posible incorporación va de la mano de un cambio de nombre de la coalición. Por ese motivo, en la coalición analizan diversos vocablos. El de Frente Amplio es uno que cosecha adhesiones, por ahora.