26|11|2021

Javkin sienta a su candidato y espera la interna del Frente Progresista

07 de julio de 2021

07 de julio de 2021

La renovación del Concejo es clave para robustecer su proyecto. Pone al uno y relojea la paritaria socialista. Reclamos y varias listas a la cancha.  

El Frente Progresista tiene varios nombres sobrevolando y un par de acuerdos por resolver para encauzar las internas en la categoría Concejo de Rosario. Sostiene la margarita el intendente Pablo Javkin, con un candidato que debuta y promete ser la carta para fortalecer al oficialismo, mientras que a su lado van cayendo los pétalos como un rompecabezas. 

 

La elección abre la disputa para 2023. Javkin no quiere perder terreno en sus primeras elecciones como intendente y menos en el Concejo, donde, si bien logró respaldo de gobernabilidad de otras fuerzas opositoras que le votaron todo a favor, necesita sumar bancas propias. El Frente tiene apenas ocho y solo dos son leales al intendente con los ojos cerrados.

 

Por eso movió temprano y pisa las definiciones, mientras el resto demora sus jugadas. Javkin busca que no se reduzcan en lo más mínimo las expectativas para que su espacio sea reelecto en la Intendencia y, además, pretende mantener el crédito en su naciente liderazgo en el Frente Progresista. 

 

El periodista Ciro Seisas es, por estas horas, el único que tiene la certeza de que encabezará una lista: Pasó de conducir el noticiero más visto de Rosario a subirse al caballo del comisario Javkin. En principio, representa una amenaza para el socialismo referenciado en el fallecido Miguel Lifschitz, que está en baja y no despierta de la derrota de 2019.

 

Justamente su candidata en la interna para la Intendencia de aquel año, Verónica Irizar, podría competir esta vez como cabeza de lista. La socialista perdió a manos de Javkin, quien hoy de nuevo está robustecido de cara a la disputa en la alianza. Por eso no se define tan fácilmente que Irizar vuelva a encabezar la lista y empiezan a sondearse alternativas. Hasta llegó a pensarse en una lista unificada y que Irizar fuera segunda en la lista del intendente. 

 

Otra opción es que se arme una lista unificada de las diferentes vertientes del socialismo y sumar a Miguel Ángel Cappiello, el médico de la vieja guardia del partido de la rosa que vuelve con su sello interno, Bases. En contacto con Letra P avisó que competirá y no descarta esa alianza.

 

Sin embargo, cuesta creer que el socialismo oficialista ceda el primer lugar, en un momento en el que necesita reivindicarse sin demostrar debilidad y más aun luego de haber ganado la conducción provincial y nacional. “Ganó el partido por el 75%. ¿Por qué va a ceder? Además, si no da la pelea ahora, ¿cuándo?”, explicó un concejal del Frente Progresista. 

 

En la lista de Javkin, la presidenta del Concejo y ladera política del intendente, María Eugenia Schmuck, pretende colocar a la mujer que secundará a Seisas. Las diferencias en ese punto florecen en el Frente porque hay quienes entienden que ambos se referencian en el mismo espacio por más que Javkin tenga su sello propio, Creo, y Schmuck sea radical progresista.

 

Uno de los que perderían terreno en ese esquema es Lisandro Zeno, un joven outsider que ingresó como novedad en 2017, cultivó protagonismo y ahora pretende un segundo lugar en la lista del intendente como representante del Partido Demócrata Progresista. “El objetivo del intendente tiene que ser que el Frente Progresista gane las elecciones”, dice a Letra P a modo de reproche por la falta de definiciones. 

 

Como su pretensión parece compleja de materializarse, ya tiene todo preparado para lanzarse con su propia lista dentro del Frente. Su perfil para apuntar a un público de clase media alta no lo encuentra tan fácilmente el oficialismo y pierde en ese sentido con Juntos por el Cambio. Al momento, todo indica que serán al menos tres listas, aunque no se descarta que sean más. Schmuck pretende que haya varias compitiendo y no se le baje el pulgar a ninguna. Aún recuerda cuando, años atrás, el socialismo le cerraba los caminos y la relegaba en los armados.