03|10|2021

El comando territorial de Manes

14 de julio de 2021

14 de julio de 2021

Con la interna en el horizonte, la UCR acelera en el diseño de sus listas distritales y seccionales. Quiénes arman en cada sección. Nombres y estrategias.

Como adelantó Letra P, este lunes el radicalismo bonaerense tomó la definición política de poner en marcha la maquinaria para armar listas propias distritales y seccionales que empujen la candidatura a diputado nacional de Facundo Manes en un escenario de confrontación interna en las PASO. Si no hay contramarchas, la disputa será con la lista amarilla de Diego Santilli y la nómina del sanisidrense Gustavo Posse. En función de eso, la tropa que impulsa a Manes ya está preparando la documentación a presentar en la Justicia Electoral, camino a lo que observan como una puerta para que la UCR sume más concejales, consejeros escolares y legisladores bonaerenses.

 

En esa mesa provincial, el neurólogo tiene embajador, su hermano Gastón Manes. En las secciones y distritos, considerando su reciente ingreso a la arena política, no tiene un referente directo. Ante eso, voces de la cúpula le recomendaron a su flamante candidato que –para evitar dolores de cabeza extra- las cuestiones jurisdiccionales las maneje “con un embudo partidario”, en donde cada referencia del oficialismo radical sea quien se encargue de ordenar aspiraciones y debates en cada tropa y, a la vez, coordinar con los socios que se sumen.

 

Así, la conducción de Adelante Radicales ya tiene sus armadores seccionales trabajando en territorio por la candidatura del neurólogo. En el caso de la Primera, al norte del GBA, la estructura del oficialismo partidario está ligada directamente a la familia Salvador, tanto al extitular del Comité PBA, Daniel Salvador, como a su hijo y actual diputado nacional, Sebastián. En ese esquema, aparece el actual secretario general del partido, Mariano Mugnolo, quien, como hombre de confianza del ex vicegobernador, se desempeñó como secretario legislativo del Senado provincial en tiempos de Cambiemos, además de haber sido previamente titular de la convención bonaerense, desde donde confrontó fuerte con el alfonsinismo ricardista. En esta sección también reporta el senador Emiliano Reparaz.

 

En el sur del conurbano, las apuestas legislativas del armado de Adelante se mecharán con las de Evolución, flamante socio con el que compitió en la interna radical de marzo pasado pero que se acopló a partir de la sintonía Manes-Lousteau. En la Tercera, ese espacio tiene un fuerte anclaje con figuras como Pablo Domenichini (que suena para la lista nacional) y el diputado provincial Fernando Pérez, a quien se le termina el mandato este año.

 

En la elección partidaria de marzo, la Tercera fue ganada por el sector integrado por Evolución. Bregan para que el resultado de la interna sea el parámetro a tomar para definir el orden de la lista de precandidatos. En junio, la mesa seccional de Adelante le reclamó al socio PRO un ámbito de debate de listas y pidió que, de no haber acuerdo, se garantice la interna. Uno de sus referentes, el intendente de Brandsen, Daniel Cappelletti, indicó a Letra P su preferencia por Luis Otero para la Legislatura, al tiempo que apuntó contra los legisladores seccionales del PRO: “No me sentí representado por ellos”.

 

En el interior, también se trabaja pensando en internas. En la Segunda (norte bonaerense), habrá una reunión seccional este sábado. Como hito simbólico, será en Salto, distrito cuna de Manes. En esta región, la referencia central pasa por la diputada provincial Sandra Paris. Oriunda de Zárate y con perspectivas a consolidar un proyecto político allí, Paris es anotada como posible candidata al Congreso en la lista liderada por Manes.

 

Para la lista seccional, suena fuerte el intendente de Rojas, Claudio Rossi, a la vez que señalan a Juan Manuel Batallanez, actual funcionario del intendente pergaminense Javier Martínez (PRO) y titular del comité local de la UCR tras vencer al armado del exjefe comunal Héctor “Cachi” Gutiérrez. En este esquema hay fuertes expectativas ante una apuesta de matriz radical. Es que, en 2017, la UCR metió una sola banca de seis que ingresaron a la Cámara baja. De vencer en la interna, se ilusionan con cosechar cuatro.

 

En la Cuarta sección, el radicalismo explora consensos entre diversas figuras de peso: la intendenta de Arenales y vice del Comité Provincia, Érica Revilla; el presidente del Foro de intendentes UCR, Miguel Fernández (Trenque Lauquen), y el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, activo armador seccional, quien desde el año pasado promueve la candidatura de Manes. En Chacabuco, empujan para que el senador Agustín Maspoli compita por otro mandato. En Chivilcoy, aspiran lo mismo para Leandro Blanco. También suenan para la seccional la consejera provincial de Educación, Natalia Quintana (cercana a Revilla), y la concejala bragadense Eugenia Gil Alotto.

 

Del lado de Evolución, una referencia fuerte es la de la vicerrectora de la UNNOBA, Danya Tavela, quien, por lo pronto, es mencionada como posible candidata al Congreso. Pensando en la sociedad con Emilio Monzó (con estructura en la Cuarta), voces radicales deslizan que el expresidente de la Cámara baja nacional pidió en la mesa grande tres bancas legislativas, una de ellas sería en la Cuarta, para que renueve Ana Geloso.

 

En la Quinta, la decisión pasa por la referencia insoslayable del presidente del Comité Provincia, el marplatense Maximiliano Abad. También en la mesa bonaerense y con incidencia en lo que pasa a nivel seccional figura el tandilense Carlos Fernández, quien finaliza su periodo en la Cámara baja nacional este año y, aunque aún no está definido cuál será su rol, competir por otro mandato es una posibilidad. En esta jurisdicción, la conducción radical ya tiene diseñado un reglamento para que vayan a votar delegados en una asamblea seccional.

 

En la Sexta (sur bonaerense), el senador David Hirtz es uno de los interlocutores centrales con la mesa provincial. Pocos días atrás, el armado radical en esta sección se mostró en unidad con el ala PRO liderada por el bahiense Héctor Gay. De consumarse la interna arriba, allí también se reproducirá, pero no es la intención en territorio, donde el reparto de casilleros estaba definido con el socio amarillo, con la posibilidad de renovar por el ala radical de Emiliano Balbín y Anahí Bilbao en la Cámara baja provincial. Una lista pura abre la posibilidad concreta de juego a otras figuras que vienen pidiendo pista desde Bahía y distritos que hace años no tienen representación en la Legislatura bonaerense.

 

En la Séptima (centro), la guardia radical está referenciada en la figura de la diputada provincial y vice del Comité Nacional Alejandra Lordén. La legisladora ha sido una de las voces que instó al PRO a sumarse detrás de la candidatura de Manes. Como sea, nada modifica demasiado la pretensión radical de ocupar uno de los dos casilleros con acceso casi seguro al Senado (para ello, impulsan la renovación de Alejandro Cellillo). Lo que cambia la competencia es con quién harán tándem. De integrarse el GEN, el espacio liderado por Margarita Stolbizer podría aportar a esa lista el armado del exintendente de Azul Omar Duclós.  

 

En la Octava (La Plata), el presidente del Comité local, Diego Rovella –quien por ley no puede pelear por otro mandato y confluye con el diputado nacional Miguel Bazze– finaliza su mandato en la Cámara baja provincial este año. Más allá de eso, la tarea que se le abre en los próximos días es armonizar con los distintos sectores del radicalismo platense. Dentro mismo de Adelante Buenos Aires, aparecen dirigentes con aspiraciones como Claudio Frangul y Sergio Panella. Por otro lado, figura Evolución, que hizo una competitiva elección interna en marzo de la mano de Pablo Nicoletti y tiene su estructura. Para ordenar ese panorama, voces platenses estiman que será vital una intervención provincial. De lograrse la armonía, ven factible una lista propia que confronte a la bendecida por el intendente PRO Julio Garro y, a partir de eso, plasmar una opción concreta hacia 2023.