11|9|2021

“Tomamos la misión de sostener la lista para asegurar que haya interna”

ENTREVISTAS

11 de julio de 2021

11 de julio de 2021

El intendente de San Isidro no se baja. Pide diván para quienes rechazan la pelea en JxC. Dudas en torno a Manes y mensaje a Lousteau.

Gustavo Posse ya habla de ejes de campaña, se focaliza en el déficit habitacional y laboral del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y, en diálogo con Letra P, sintetiza: “La mega ciudad es la miseria de cemento”. Ante eso, propone “polos de desarrollo sustentables” en cien ciudades. Para materializarlos –subraya– se requiere de “un compromiso de los legisladores que representan a la provincia de Buenos Aires”. Así, con traje de precandidato a diputado nacional, el intendente de San Isidro avisa que ya tiene listas las carpetas con avales para presentarse al Congreso y que su sector compita en las ocho secciones electorales por cargos para la Legislatura bonaerense. También en varios distritos.

 

Mientras la cúpula de la UCR promueve a Facundo Manes y llama al PRO a una lista de unidad con el neurocientífico a la cabeza, Posse pide diván para quienes ahora rechazan una interna, cuando hace dos meses le reclamaban Primarias al Gobierno. Afirma no conocer aún “la voluntad de construcción política” de Manes y marca que la misión de su espacio es “sostener la lista para asegurar que haya interna” para que, así, varios dirigentes distritales que han quedado relegados en 2019 tengan una opción arriba, donde poder pegar su boleta.

 

En la interna grande a días del cierre, no ve “movimiento” en la estructura de Jorge Macri, mantiene el contacto congelado con Diego Santilli para “no desgastar la relación” y le deja un mensaje con ironía a Martín Lousteau, quien lo acompañó en la contienda radical de marzo y que por estos días camina a la par del neurólogo.

 

-¿Cuál es el escenario ideal de competencia electoral para JxC?

 

-Tiene que haber interna porque tenemos que confirmar el principio de congruencia. Hasta hace dos meses éramos la oposición que le pedía al Gobierno que de ninguna manera podían suspender las PASO, acusándolo de maniobras para suspenderlas. Ahora, algunos se escandalizan porque va a haber interna en nuestro espacio. Esto ya está para el diván. Otros trabajamos en la lista y chau. Las PASO sin interna es llevar al votante a una encuesta obligatoria, es algo humillante.

 

-Más allá de esa lectura, ¿a Juntos por el Cambio le sirve políticamente una interna?

 

-JxC será mucho más atractivo con dos o tres propuestas con sustento, con debate en el plano de las ideas. No será otra campaña de fotos, fotos y más fotos. Esta vez se discutirán los problemas de la provincia de Buenos Aires, con una visión nacional.

 

-¿Usted encabezará una de esas propuestas?

 

-Somos una de las dos las listas que se presentaron desde el primer momento. La de Santilli iba a ser la unidad de todos los superestructurales y nosotros, la lista de los que tenemos el trabajo de base y que nos habíamos comprometido durante el último año y medio en la recorrida por la provincia, con la que se iba a solucionar un problema que trae consigo la PASO.

 

-¿Qué problema?

 

-En pueblos y secciones se quedan sin boleta gente con representatividad, porque no le dan la oficialización de la boleta y la Justicia le da una boleta corta. Eso desanimó a mucha gente. En la última elección muchos radicales fueron candidatos de Lavagna sabiendo que eran candidatos al muere, pero lo sostenían con la convicción de que seguían participando en política. Asumimos el compromiso de garantizar que todo aquel que tenga representatividad en su distrito tenga la manera de tener boleta con nosotros, desde la lista de diputados nacionales. Por esa razón tratamos de encontrar cuál era la manera más competitiva y ahí tomé la responsabilidad de esta misión inclusiva dentro de JxC de ser candidato.

 

-Manes es impulsado por la conducción radical, que busca lista de unidad con él a la cabeza. ¿Está cerrada con ellos la negociación o aún hay posibilidad de entendimiento?

 

-Cuando surge lo de Facundo, nosotros veníamos a tambor batiente. No es fácil deshacer la organización de listas en 135 distritos, en ocho secciones, cuando todavía no conocés la voluntad de construcción del otro lado. Si del otro lado hay buena predisposición en el sentido de que estén incluidos todos los sectores posibles de JxC, en política siempre se debe mantener el diálogo, aun sosteniendo cada uno sus propias listas.

 

-¿No está dispuesto a resignar esa estructura para ir detrás de Manes?

 

-Tengo que mantener la responsabilidad de sostener la lista, para asegurarme de que haya interna, tomamos esa misión. Nadie en nuestro sector tiene una actitud excluyente respecto de ninguna lista. Todos entienden que, si existiese la oportunidad para tener una acción integradora, por supuesto se haría. Se puede charlar, pero mucho depende de la construcción que haya del otro lado. De este lado hay total apertura, mientras tanto no tengo otra manera que llevar adelante la responsabilidad de la lista.

 

-¿Del ala PRO que impulsa a Santilli lo contactaron para una confluencia?

 

-Con Diego tengo una relación muy antigua. Los dos venimos de la política, de la gestión. Como cada uno tiene su rol, no estamos muy en contacto para no desgastar la relación.

 

-A Santilli ya hay dirigentes del oficialismo radical que le piden “un renunciamiento histórico”. ¿Usted le pide eso a alguien?

 

-No, qué mejor que haya interna y que elija la gente. En una de las elecciones elije un espacio, y en JxC tiene la posibilidad de elegir cuál de las tres opciones. Después, cuando va a noviembre, siente que participó con la integración (de listas, a partir del resultado de septiembre). En el futuro habrá que revisar las PASO con “O” (Obligatorias) cuando los partidos tienen lista única.

 

-Habló de Manes, Santilli y ahora mencionó la posibilidad de una interna con tres listas. ¿Lo quita a Jorge Macri?

 

-No, para nada. Lo que pasa es que no vi movimientos de lo de Jorge, no quiere decir que no los haya. Estoy concentrado en lo nuestro.

 

-¿Con qué sectores se puede nutrir su lista?

 

-Tenemos peronistas que ya estaban en JxC y que vienen activando de manera muy coherente en el plano de las ideas y el práctico, también algunos sectores del PRO. Estamos en un momento de consensos, por eso prefiero evitar nombres, pero estamos avanzando muy bien en los 135 distritos. En algunos de ellos, se da la unidad y no la romperemos con otra lista.

 

-Lousteau ya trabaja activamente con Manes, ¿le molestó, considerando que ustedes trabajaron juntos en la interna bonaerense de la UCR?

 

-No. Está bien lo que hace Martín. Responde a sus convicciones. Si yo estuviese libre en la Ciudad de Buenos Aires y no tuviese lista ahí, también trataría de colaborar en otra provincia. No me parece mal. La verdad, mi cabeza está totalmente puesta en la provincia de Buenos Aires, no tengo la oportunidad de echarle esa mirada. Si estuviese con tiempo, sin rol en la Ciudad, buscaría cómo participar en otra provincia.