11|10|2021

El pedido del Evita a Alberto Fernández por un concejal rosarino

01 de julio de 2021

01 de julio de 2021

El espacio quiere dos puestos expectantes en las listas de Todos, uno en Buenos Aires y otro en Santa Fe. Eduardo Toniolli, el elegido que espera.

Los referentes nacionales del Movimiento Evita, Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, le pidieron al presidente Alberto Fernández dos puestos expectantes en las listas legislativas del Frente de Todos (FdT), uno en Provincia de Buenos Aires y otro en Santa Fe. En la región que gobierna Omar Perotti el designado es Eduardo Toniolli, concejal de Rosario y autoridad del PJ provincial.

 

Toniolli es un referente del PJ de Rosario. Exsecretario general de la departamental peronista e integrante del bloque del FdT en el Legislativo local, hace rato que siente que cumplió un ciclo y estuvo a punto, en enero, de convertirse en secretario de Gobierno de Perotti. Casi que había armado las valijas y todo, pero en la última charla de negociación pasaron cosas y el perottismo enfrío el vínculo.

 

Eso no lo convirtió en un díscolo, para nada. Es un pilar del peronismo santafesino y cree que, desde el Evita, puede aportarle “territorialidad en toda la provincia y organicidad” a la lista oficialista. Esos son los atributos del sector, que también tiene a la diputada provincial Lucila De Ponti y al exlegislador Gerardo Rico como referencias en la provincia, para disputar el cierre del 24 de julio contra otras tribus que también están a la caza de puestos expectantes. En ese sentido, la intención del Movimiento no es liderar en Diputados, sino ocupar un lugar expectante, que garantice el ingreso al Concejo. Como mucho un tercer puesto en la nómina.

 

Por estas horas, el PJ de Santa Fe está envuelto en una situación de internismo tenso entre el perottismo y la Corriente de la Militancia, el espacio que conduce el ministro de Defensa Agustín Rossi. Ambos se enfrentarán en las legislativas locales, a concejal y presidente comunal, en una buena cantidad de distritos. Ninguno de los dos bloques tiene el objetivo de armar una lista de unidad.

 

El Evita lee la tensión y, a través de un comunicado, Toniolli defendió las PASO porque sirven “para dirimir matices y ordenar la oferta electoral del FdT en los municipios y comunas, y no para alimentar internismos estériles". En ese marco, agregó que "no es hora de que la política discuta con la política, sino de profundizar el diálogo y la búsqueda de soluciones junto a los sectores de la producción y el trabajo, junto a las mujeres y los jóvenes, con las instituciones barriales, y con todos los que han sido golpeados por la pandemia y la emergencia social, y pelean diariamente para salir adelante".

 

En el plano de las legislativas locales, cuyo cierre es el 9 de julio, el Evita va a la cancha y competirá en alrededor de 80 localidades de toda la provincia, en listas encabezadas o integradas por un o una referente del sector. En ese sentido, en Rosario, la ciudad más poblada de la provincia, el Evita no resolvió si secundará al perottismo o al rossismo, y evalúa presentar una lista propia.