30|8|2021

En un foro de géneros, Fernández volvió a regar la relación con Macron y Merkel

30 de junio de 2021

30 de junio de 2021

El Presidente sacó a relucir la agenda del gobierno en materia de derechos de las mujeres en un encuentro organizado por la ONU, Francia y México.

Invitado especialmente por su par galo Emmanuel Macron, el presidente Alberto Fernández participó este miércoles del Foro Generación Igualdad y sacó a relucir la agenda en materia de género que impulsa su Gobierno y que tuvo como hito principal la sanción de la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que motivó la invitación por parte del francés. La convocatoria le permitió además al mandatario argentino continuar abonando la relación que cultivó durante su gira europea en mayo pasado con los líderes que tienen voz y voto a la hora de la renegociación de la deuda.  

 

“Me enorgullece decir que, con la sanción de la ley de legalización del aborto, el Estado Argentino asumió la responsabilidad de legislar y proteger con políticas públicas, la salud y la vida de las mujeres y de personas con otras identidades de género con capacidad de gestar", dijo el Presidente, en la cumbre de la que participaron Macron y otros líderes mundiales, como la canciller de Alemania, Angela Merkel; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris; la exsecretaria de Estado de ese país, Hillary Clinton; el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres; y el presidente del México, Andrés Manuel López Obrador.

 

El evento fue convocado por ONU Mujeres y organizado por los gobiernos de México y Francia en colaboración con entidades de la sociedad civil y juventudes. Comenzó en Ciudad de México, en marzo, y culminará en París, el 2 de julio.

 

Fernández había sido invitado personalmente por Macron cuando estuvo en Francia, a mediados de mayo, en la gira que tuvo como eje las negociaciones por la deuda con el Club de Paris y el Fondo Monetario Internacional (FMI). En aquella oportunidad, Macron le regaló a Fernández un libro de Simone Veil, quien fuera ministra de Sanidad de Francia cuando ese país despenalizó el aborto.

 

“Para mi amigo Alberto, que cumplió su promesa de otorgar a las argentinas el derecho al aborto consiguiendo una votación histórica el 30/12/2020. Felicitaciones, un abrazo. Emmanuel Macron", decía la dedicatoria, en la primera página del libro “Una vida”. Con la sanción de la ley, Argentina se puso a la vanguardia de la región, por su tamaño y relevancia. Hasta entonces, solo Uruguay, Cuba, Guayana y Guayana Francesa tenían aborto legal en América latina y el Caribe.

 

Fernández y Macron comparten agenda en materia de género, derechos civiles y también de cambio climático. Por eso, el francés incluyó al Presidente en el foro que se celebraba en París. Fernández tenía previsto viajar este lunes, pero suspendió el vuelo a último momento, debido al “agravamiento de la situación sanitaria” en el país.

 

"En el marco de esta difícil situación y teniendo en cuenta el gran esfuerzo del pueblo argentino para contribuir a combatir este flagelo que significa el Sars-CoV-2, lamento profundamente informarle que me será imposible participar de manera presencial en la apertura del Foro Generación Igualdad el próximo 30 de junio", le escribió Fernández a Macron.

 

Este miércoles, el Presidente participó del foro de manera virtual, desde Olivos. “Es necesario adoptar políticas públicas contundentes encaminadas a erradicar los patrones de desigualdad estructural”, dijo, y convocó “a reorganizar la vida social de nuestros pueblos apuntando a relaciones humanas más justas e igualitarias, sin opresión ni discriminación por clase, nacionalidad, etnia o género”.

 

El Presidente estuvo acompañado por la ministra Elizabeth Gómez Alcorta y destacó las medidas que impulsó desde que comenzó su gobierno en diciembre de 2019. Entre las mismas, detalló justamente la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación; la sanción de la ley de legalización del aborto, que busca asegurar que nunca más una mujer o persona con capacidad de gestar ponga en riesgo su vida o su salud en un aborto clandestino; y la transformación en ley del Plan de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia.