04|11|2021

17 de junio de 2021

17 de junio de 2021

Massa es el primer socio del FdT que viaja para aceitar contactos con el gobierno de Biden. Lobby por el FMI, desmarque por Nicaragua y un seguro del BID. 

Sergio Massa cerrará este viernes la primera visita de un socio del Frente de Todos a Estados Unidos desde que asumió el demócrata Joe Biden en enero pasado. El titular de la Cámara de Diputados viajó a Washington y Nueva York como una nueva apuesta del Gobierno para lograr el apoyo de la Casa Blanca en la renegociación de la deuda con el FMI y destrabar la compra de vacunas fabricadas en ese país, mediante la utilización de un "seguro de indemnidad" del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que permitiría eludir una reforma de la ley votada en el Congreso.

 

El cabildeo fue presentado por la comitiva que encabezó el tigrense como la previa de la visita que realizará el presidente Alberto Fernández. El gobierno estadounidense recién está abriendo sus puertas en medio de la pandemia y la expectativas es que la visita se concrete "en el mediano plazo". Uno de los puntos principales del recorrido fue la respuesta que le dio el Tesoro al ministro de Economía Martín Guzmán este martes, en una conversación virtual en la que participó el representante argentino ante el FMI Sergio Chodos.

 

El número dos Wally Adeyemo les pidió un plan sustentable para respaldarlos ante el organismo internacional y que eso impacte en la negociación que mantiene Argentina con el Club de París antes del último vencimiento de un pago de 2.400 millones de dólares, previsto para el 31 de julio. Todavía no hay precisiones sobre la respuesta que entregará Economía, pero este miércoles el Tesoro oficializó su planteo, en medio de la gira de Massa que concentró su lobby en la Casa Blanca, a través del consejero Juan González, el Departamento de Estado y el Capitolio. La noticia fue interpretada en Buenos Aires como el pedido de un plan que defina el ajuste de los próximos años, pero desde La Gran Manzana una fuente de la comitiva argentina detalló a Letra P que se trata de una solicitud de un plan que genere empleo y que sea pagable. La consideran un guiño a favor de los planteos argentinos. 

 

"La llegada del presidente Biden al gobierno de EEUU nos abrió las puertas a una nueva etapa en la relación bilateral. Me encontré con un importante compromiso para que Argentina resuelva bien y rápido el tema deuda, acá hay presentes muchos que nos ayudaron a convencer a ahorristas, de que Argentina necesitaba tiempo, plazo y una tasa mas razonable", dijo Massa este jueves por la tarde en Nueva York, durante una conferencia organizada por el Consejo de las Américas, que preside la lobista Susan Segal. "Todos coinciden en que el FMI es el instrumento de ayuda a los países. Es ilógico que la Argentina pague un castigo de sobretasa, que no podamos tener aumentos razonables para acomodar los plazos. Es inadecuado que no tengamos además la posibilidad de trabajar con los instrumentos de derechos de giro, que compensan el aporte de capital del Fondo", sostuvo Massa. 

 

Durante la charla habló de la utilización de un mecanismo regional para destrabar el ingreso de vacunas Moderna, Janssen y Pfizer a la Argentina. Según pudo saber este portal, la salida sería un seguro de indemnidad provisto por el BID que fue ofrecido por el organismo en la reunión que tuvieron sus autoridades con Massa. El organismo financiero ya lo habría consultado con los tres laboratorios antes de proponerlo. En las dos ciudades concretó todas las reuniones acompañado por el embajador argentino Jorge Argüello y desde que llegó a Washington mantuvo comunicaciones diarias con Fernández y con Guzmán, "especialmente para analizar cuestiones técnicas" de las conversaciones que mantuvo con González, el asesor especial de Biden para América del Sur dentro del Consejo de Seguridad Nacional y con funcionarios del Departamento de Estado. 

 

Antes de concluir la exposición junto a Segal, Massa volvió a referirse a la decisión que adoptó este martes el gobierno argentino en la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo representante se abstuvo de condenar "inequívocamente" las detenciones de dirigentes opositores, acusados por la administración del presidente Daniel Ortega. "No hay doble estándar con los derechos humanos, si hay presos politicos en Nicaragua, Argentina tiene que alzar su voz, pero no voy a entrar a decir qué es lo que me gusta más o menos del secretario de la OEA (Luis Almagro). Nicaragua hoy tiene dirigentes opositores presos por pensar distinto al gobierno y no hay que hacerse el distraído", lanzó el diputado ante el auditorio virtual donde también estaba el exministro de Carlos Menem y empresario José Luis Manzano, dueño del canal América junto al mendocino Daniel Vila.

 

Según pudo saber Letra P, el mensaje de Massa sobre Nicaragua fue parte de las consultas periódicas con el Presidente. Este martes, Argentina y México se abstuvieron porque la propuesta impulsada por Almagro con el apoyo de países como Brasil y Chile "deja de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia". La diferencia no tomó a Washington por sorpresa y una fuente diplomática confió que en el Departamento de Estado reconocieron que Almagro es "un impedimento por su forma de intervenir". Si bien defenderán el rol de la OEA, la administración de Biden tiene críticas sobre el papel que juega el diplomático uruguayo. 

 

Al cierre de esta nota, Massa era recibido por el expresidente Bill Clinton. Es la penúltima cita de la gira, luego de una serie de reuniones que incluyeron a legisladores de los partidos Republicano y Demócrata, además una reunión con el exconsejero de Barack Obama, Dan Restrepo, que ahora es la palabra más relevante de la dirigencia demócrata sobre la relación de Estados Unidos con el continente. 

 

En todos los casos, los anfitriones hicieron resonar su preocupación por la relación con China y Rusia, pero Massa remarcó las enormes diferencias que hay entre la apuesta de las dos potencias de Europa y Asia frente a la escasa atención que le presta Estados Unidos a la región. El mar de fondo son las negociaciones con el FMI, en un contexto donde todavía la Casa Blanca no ha terminado de plantear qué espera a cambio de los apoyos que podría aportar.  

 

La última escala del recorrido se concretará este viernes en el consulado argentino en Nueva York, con una reunión con empresarios y representantes de fondos de inversión que especulan en Wall Street, fondos buitre y otros tenedores de bonos argentinos. Fue organizada por Argüello y contará con la presencia de Federico Orfila, de Argentem Creek Partners LP; Kathryn Exum de Gramercy; Katrina Butt de AllianceBernstein; Franco Billik de BraceBridge Capital LLC; Richard Lee de Citadel Asset Management; Jeff Bauer de Contrarian Capital Management LLC, Lee Grinberg de Elliot International; Andrés Lederman de Fintech, Luis Simon de Goldman Sachs; Tom Smith de MetLife, Soledad López de Morgan Stanley, Thomas Einhorn de Paloma Partners; Rushanbh Doshi de Rokos Capital; Andrea Alecci de Wellington Management y Rafael De Luque de Cartesian Capital Group. La lista se completa con tres enviados de Barclays: Pilar Tavella, Sebastián Vargas y Kethleen Kirk.