10|1|2022

Avanza un acuerdo de vecinalistas "sin tierra" con Randazzo

16 de junio de 2021

16 de junio de 2021

Un sector mayoritario de la dirigencia localista que no gobierna sus distritos resolvió sumarse a la propuesta del exministro y enemigo insistente de CFK.

En reunión de su mesa política, la dirigencia vecinalita "sin tierra" (no gobierna sus distritos) de la provincia de Buenos Aires decidió avanzar con un acuerdo con el exministro del Interior Florencio Randazzo, que, en su regreso al escenario político, trabaja con un armado que apunta a repavimentar la avenida del medio o a construir una tercería vía, una variante que elige este sector para para saltear el fracaso que ha significado la conocida denominación.

 

La semana pasada, algunos referentes localistas del interior provincial se reunieron con Randazzo en la oficina que montó en Puerto Madero. Durante ese encuentro, sellaron el compromiso de integrar el frente. A mediados de mayo, el chivilcoyano, a través de una videoconferencia, los convocó a participar de su propuesta mediocampista y a ser parte fundante del espacio.

 

La difusión del preacuerdo habría terminado de convencer a algunos referentes que todavía no compraban la idea de un trabajo conjunto con el exministro cristinista. “La mayoría de las agrupaciones acompaña. Hay algunos sectores minoritarios que quieren experimentar solos y proyectan participar con el sello Vecianalista, que todavía está a la espera de la aprobación de la justicia electoral”, indicó un referente del vecinalismo.

 

Como ha indicado Letra P, el nexo entre Randazzo y la dirigencia vecinalista sin territorio lo hizo el exintendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, quien se ha posicionado con un rol destacado dentro del círculo del exministro. “El espacio está en un estado embrionario y nosotros seríamos gestores de esa construcción”, explicó un referente sobre los motivos de la alianza.

 

El grueso de la dirigencia que se pega a Randazzo tiene un corto recorrido en político. Algunas de sus figuras han sido parte de otros frentes y varias han nacido al calor de propuestas barriales que, ahora, buscan hacerse un lugar en la agenda política bonaerense. La construcción de abajo hacía arriba es una consigna que atraviesa sus armados distritales. 

 

Para la foto del acuerdo faltan unos días. La mesa política vecinalista está a la espera de una reunión con Randazzo para formalizar su integración al frente y empezar a delinear las estrategias para la competencia electoral.

 

Del acuerdo no participarán los intendentes nucleados en el Movimiento Buenos Aires Primero, quienes a principio de año motorizaron encuentros y planificaban un frente electoral con raíz localista.