12|4|2021

Hay equipo: el vecinalismo antigrieta va por las grandes ligas

06 de marzo de 2021

Fernández, Bordoni, Pulti, Rojas, Bevilacqua, Nosetti, Del Oso y Skansi.

06 de marzo de 2021

Plantó la piedra fundacional con un foro en Necochea. Peleará bancas en la Legislatura con sello propio. Municipalismo al palo, candidaturas y proyección 2023.

(Necochea - Enviado) Con la propuesta de una agenda cercana a la gente, saliendo por arriba del laberinto de la grieta y con el objetivo puntual de competir a nivel provincial en las elecciones legislativas, el vecinalismo de Buenos Aires puso primera este sábado. Lo hizo con un foro en Necochea que reunió a intendentes, exintendentes y otros y otras dirigentes pertenecientes a diversos sellos partidarios y distritos. Luchan contra las estructuras políticas tradicionales. Buscan revertir desigualdades en términos de recursos y pulir una identidad municipalista. Trabajan para hacer converger sus esfuerzos y experiencias en una herramienta electoral que les permita competir para tener representación propia en la Legislatura. El plan es ambicioso: el próximo gobernador o gobernadora tiene que ser bonaerense, tiene que haber sido intendente y tiene que ser vecinal, levantan la voz.

 

Entre los más destacados, estuvieron los intendentes Arturo Rojas (Necochea), Carlos Bevilacqua (Villarino), Sergio Bordoni (Tornquist), Juan Miguel Nosetti (Salliqueló) y Guillermo Britos (Chivilcoy – de manera virtual, por cuestiones de salud); los exjefes comunales Marcelo Skansi (Carmen de Areco) y Gustavo Pulti (Mar del Plata) y los dirigentes Juan del Oso, presidente del sello Unión por Todos, y Marcelo Fernández, presidente de la Junta Promotora Vecinalistas.

 

El primer orador de una larguísima lista -que incluyó solo a una mujer- fue el intendente anfitrión, Rojas. Pidió trabajar juntos para tener representación en la provincia, con un método de construcción “de abajo hacia arriba” y que formatee una agenda para el vecino de a pie. “Debemos hacer el esfuerzo para converger en una herramienta electoral que nos permita competir”, le puso palabras al objetivo final de la movida.

 

Señalado por sus pares como un impulsor incansable del vecinalismo, Bevilacqua (Acción por Villarino) destacó el esfuerzo de los tres espacios vecinalistas presentes (Movimiento Vecinalista, Buenos Aires Primero y Unión por Todos) y la necesidad de desarrollar un músculo político que les permita tener representantes en la Legislatura. “La gente no encuentra en los dos espacios nacionales esa agenda de los vecinos”, reiteró. En palabras del chivilcoyense Britos, quien envió un video que fue proyectado en pantalla gigante, la provincia necesita de intendentes vecinales con poder territorial que no dependan de las listas sábanas.

 

La agenda municipalista que proponen diferencia a este grupo de jefes comunales autoproclamados “independientes” de las dos grandes coaliciones, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Buscan ganar autonomía y cambiar reglas del juego electoral que condenan al fracaso a las pequeñas estructuras. Puntualmente, proponen reformar la Ley Orgánica de las Municipalidades, dotar de más autonomía a los municipios, implementar la boleta única y elevar a once el número de secciones electorales. Esto último no apunta a incrementar la cantidad de legisladores sino a redistribuirlos “con justicia”. Tenemos ocho secciones, de las cuales la Primera y la Tercera tienen un poder enorme y la agenda de debate de las necesidades que tienen los bonaerenses pasa por esas dos secciones, ejemplificó Bevilacqua.

 

Aristocracias

“Los vecinalistas nos diferenciamos de las altas aristocracias de la política, que tienen asegurados los sillones, los recursos, los aviones. Los intendentes en gestión son otra cosa”, disparó Pulti cuando le tocó el turno. El hombre que gobernó la perla de la Quinta sección, Mar del Plata, fue de los más enfáticos. “Lo que nos une a los vecinalistas es la diferencia que tenemos con esas castas políticas que se perpetúan, que se celebran las monadas. A veces son amarillos, a veces son de otros colores. Pero sean del color que sean, la realidad de los vecinos de a pie está lejos de los discursos de esas aristocracias”, cuestionó.

 

Criticó a dirigentes que “van tuiteando arriba de los helicópteros”, haciendo gala de una “pompa ideológica” y viven disociados de la realidad. “He visto a mucha gente buena perder la bondad en el poder. Eso no le pasa a los vecinalistas”, dijo. Y arengó a los presentes para trabajar por un espacio que tenga diputados y senadores en la legislatura bonaerense y en el Congreso.

 

Facundo Zaldúa, referente de Ser Platense.

Candidatos

“Sin dudas que de esa mesa pueden salir candidatos legislativos”, respondió el intendente Rojas ante la pregunta de Letra P. Hacía referencia a los siete dirigentes que lo habían acompañado en la conferencia de prensa. En off, otros tres consultados dijeron a este medio que Pulti tiene todos los números para competir.

 

Skansi es otro de los presentes que podría ser parte de una lista legislativa. Gobernó Carmen de Areco y es la referencia de Nueva Alternativa Carmeña. “En lugar de grietas hay que tender puentes”, resumió. Y arrancó el aplauso más cerrado de la jornada al manifestar que “el próximo gobernador o gobernadora tiene que ser bonaerense, tiene que haber sido intendente y tiene que ser vecinal”.

 

Arturo Rojas, intendente de Necochea.

El último orador de la jornada fue el dirigente oriundo de La Plata Facundo Zaldúa. El referente del espacio “Ser Platense” y coordinador del evento desarrollado en Necochea pidió representantes en todas las secciones electorales que lleven la voz de la gente. “Estamos por fuera de los partidos tradicionales”, dijo. Y describió el evento como “un momento histórico para el vecinalismo, un punto de partida para algo grande”.