OBJETIVO CASAL

La novela de la Procuración, un empate sin salida con final abierto

JxC blanqueó que pone los votos para nombrar a Rafecas. El FdT repele la chicana y redobla la apuesta para sacar a Casal. ¿Las urnas definen por penales?

La bicameral de seguimiento y control del Ministerio Público Fiscal desnudó una tensión que posiblemente se mantendrá hasta las próximas elecciones legislativas, cuando las urnas determinen una relación de fuerzas diferente (o no) de los bloques políticos en el Congreso. Sucedió cuando el titular del bloque de diputados macristas, Cristian Ritondo, confirmó que su bloque esta dispuesto a aportar los votos necesarios para designar al candidato del presidente Alberto Fernández, el juez federal Daniel Rafecas, como próximo procurador general. La movida fue rechazada por el Frente de Todos, pero estalló mientras el bloque que conduce Máximo Kirchner sigue sin conseguir los votos suficientes para transformar en ley el proyecto de reforma de la Procuración. 

 

"Ahora la pelota está en la cancha de ellos", celebraron en el despacho de Ritondo. Es uno de los representantes de JxC en la bicameral que preside el senador nacional por Rio Negro Martín Doñate (FdT). El titular del bloque del PRO en la Cámara baja formalizó una decisión de la Mesa Nacional de JxC adoptada hace dos semanas: darle los votos necesarios en el Senado para que el oficialismo llegue a los dos tercios de los presentes y preste acuerdo al pliego de Rafecas, presentado hace 14 meses por el Presidente. 

 

“Somos rehenes en una reunión donde queremos correr a una institución todo el tiempo, cuando en realidad podríamos estar nombrando al jefe de los fiscales como lo mandó el Presidente”, dijo Ritondo para oficializar una decisión opuesta a la negativa que mantuvieron cuando entró el pliego de Rafecas. “Nosotros ya les hemos dado el acuerdo para que tengan los dos tercios. Hemos dado el acuerdo para tratarlo, algo que nosotros no tuvimos en cuatro años, seguimos teniendo interino por exclusiva responsabilidad del Frente de Todos”, chicaneó Ritondo para deslizar que el pliego de Rafecas no avanza en la Cámara alta porque la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner no lo respalda. 

 

La intervención del exministro de Seguridad bonaerense buscó cerrar una reunión de comisión que había sido convocada para avanzar con una serie de pedidos muy resistidos por JxC. Uno de ellos tuvo que ver con el pedido de la senadora por Corrientes Ana Almirón, que le pidió explicaciones al procurador interno Eduardo Casal para saber si tomó medidas e investigó las reuniones que mantuvieron los fiscales Carlos Rívolo, Guillermo Marijuán y Carlos Stornelli con la exministra de Seguridad Patricia Bullrich. Las reuniones se conocieron a partir de un pedido de acceso a la información pública del portal El Destape y revelan una serie de encuentros reservados durante la gestión de Mauricio Macri que el oficialismo exprimirá hasta sus últimas consecuencias. 

 

Almirón fue acompañada por otro pedido formulado por el diputado Rodolfo Tailhade, titular de la Comisión de Justicia en la Cámara baja, que le reclamó a Casal un informe sobre el trabajo del fiscal Marcelo Retes. El funcionario está al frente de la fiscalía 23 del fuero criminal y correccional porteño y según, disparó Tailhade, cumple sus funciones desde Miami sin permiso de sus jefes inmediatos. 

 

Los planteos son parte de la ofensiva del oficialismo para sacar a Casal del interinato, mientras avanza el proyecto para reformar al MPF que fue votado por el Senado y ya tiene dictamen de mayoría en Diputados. Todavía no cuenta con los votos necesarios para llevarlo al recinto. Ante esa situación, JxC apuesta a impedir que el oficialismo sume más respaldos, pero en el bloque del FdT creen que Ritondo habló ahora porque temen que ya estén los votos suficientes para tratarlo en sesión. 

 

La iniciativa para reformar la Procuración cambia el requisito para designar a su titular. Propone que la actual mayoría agravada de dos tercios del cuerpo, con 48 votos, sea reducida a una mayoría absoluta de 37. Reduce el mandato a cinco años cuando actualmente es vitalicio, permite una renovación del mandato por única vez y establece que solo pueda ser removido por “razones de mal desempeño, crímenes comunes o delito en el ejercicio de sus funciones”. Además establece que los traslados de magistrados y empleados del organismo sean aprobados por la bicameral de Seguimiento que, si prospera el texto, podrá nombrar a un procurador en caso de vacancia o licencia que supere los 30 días. Ese punto está entre las cejas de JxC, porque le permitiría a esa bicameral nombrar a un nuevo procurador interino, promovido por el Presidente. Si las denuncias contra Casal prosperan en esa bicameral, podría ser reemplazado por el procurador ante la Corte Víctor Abramovich. Con eso, la designación de Rafecas podría quedar en donde está, una cuestión que implicaría un revés para la Casa Rosada.

 

dichiara recorrio la sexta y pidio que la planta de gnl se construya en bahia blanca
jaldo: honremos a nuestros proceres con la unidad de los argentinos

También te puede interesar