14|1|2022

La virtualidad escolar reaviva el debate por el plan de conectividad de Perotti

25 de mayo de 2021

25 de mayo de 2021

La medida -ya revertida- de suspender las clases a distancia en la provincia puso al programa Santa Fe+Conectada otra vez en el centro del ring.

Aunque la medida del gobierno de Santa Fe finalmente se revirtió, la intención de suspender las clases virtuales durante los días posteriores a este fin de semana largo puso al plan Santa Fe+Conectada en el centro de la discusión pública. La circular N.º12 del Ministerio de Educación provincial desató un debate político que excede la medida y se coloca en la centralidad de la escena política. En un comunicado aclaratorio de la circular, la cartera conducida por Adriana Cantero expone que “la educación virtual (…) en nuestra provincia sólo es posible sostener con un grupo mínimo, ya que la inmensa mayoría de nuestra población escolar carece de conectividad”. Hace referencia directa a las leyes de conectividad que permanecen estancadas en Diputados, ya cuentan con media sanción de la Cámara alta y fueron infructuosamente incluidas en el temario de sesiones extraordinarias que concluyó el 1° de mayo.

 

La primera ley es la que autoriza el endeudamiento por 100 millones de dólares ya aprobado por el Banco de Desarrollo de América Latina al que hizo mención el gobernador Omar Perotti en el discurso de inicio del período de sesiones ordinarias: “Tiene una tasa apenas por arriba del 2%, con una ventaja para la provincia tanto en el plazo (15 años) como al costo financiero (5 años de gracia)”. La otra es la que modifica la denominación y las funciones de la Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria que pasará a llamarse “Santa Fe Redes y Servicios”.

 

La Cámara de Diputados tiene en sus manos estas leyes pero está dominada por la oposición, que atraviesa transformaciones profundas tras la muerte de su presidente, el exgobernador Miguel Lifschitz. El sector que se opone al gobierno peronista y comandó el rumbo de la bota hasta la llegada de éste acusó recibo de la operación oficial y respondió a través de Claudia Balagué, exministra de la cartera educativa y actual diputada provincial.

 

Perotti considera de suma importancia este tema y no espera para avanzar a las novedades de la Legislatura: con el Decreto 246/21 del 31 de marzo creó la unidad de gestión que tendrá a su cargo la ejecución del programa de conectividad y gestionará el dinero del préstamo internacional. En los considerandos, aduce que “según el ENACOM, el 72% de las escuelas no tienen conexión a internet para uso pedagógico, y del 28% que sí tiene, el 66% posee una conexión muy mala o mala”. También se aprueban las misiones y funciones de la unidad, entre las que se encuentran la intervención en los procesos licitatorios. En estos días, la provincia comenzó con la licitación de 250 access point para barrios populares de Rosario y Santa Fe que fueron relevados en el registro nacional y así avanzar en la reducción del déficit de conectividad.

 

Brecha digital

Lo cierto es que la pandemia puso al descubierto el déficit en los servicios de conectividad en la provincia, como en todo el país, y se alzaron voces para reclamar por desarrollo de infraestructura y regulación a los prestadores privados, evitando tanto abusos como malos servicios. A nivel nacional se declaró a las TICs como servicios públicos con el DNU 690/20 y se puso en vigencia un Plan Básico Universal, y estalló el conflicto: las prestadoras aplicaron un aumento sin autorización, abriendo paso a una decisión judicial que obliga a reintegrar la diferencia a los usuarios aunque finalmente consiguieron un amparo para poner en suspenso el decreto presidencial.

 

En tierras santafesinas se inició un camino con horizontes estratégicos, similar a lo que hizo el gobierno de Cristina Fernández cuando desarrolló con Arsat el Plan Argentina Conectada.

 

En la jerga se le dice “fierros” a esa infraestructura que posibilita el traslado mayorista de datos (carriers) y las conexiones domiciliarias (última milla). Esos son los actores que protagonizan las pujas sobre el plan Santa Fe + Conectada. Las más de 40 cableoperadoras que se agrupan en la Asociación Santafesina de Televisión por Cable se manifestaron parcialmente en desacuerdo con los planes oficiales porque argumentan que se superpodrían nuevos tendidos con las redes locales o regionales que tienen ellas. Por otro lado, las grandes empresas de telecomunicaciones creen que en un futuro próximo el Estado, solo o en cooperación con otro sector, podría meterse en la prestación domiciliaria y encienden las alarmas.