09|1|2022

Bitácora, día 3: una escapada, un menú de mil palabras y Cristina cero

11 de mayo de 2021

11 de mayo de 2021

Paso fugaz del Presidente por España. Dos victorias en 24 horas. Los jamones de Alfonsín y un paseo por la Castellana. Europa, un spa antiestrés para Todos. 

MADRID (Enviada especial) Fue la parada más breve de la gira. El presidente Alberto Fernández estuvo en Madrid menos de 24 horas. En ese lapso, se reunió con el rey de España Felipe VI y el presidente Pedro Sánchez y aprovechó para ver a un amigo en la escapada que hizo caminando desde la residencia del embajador Ricardo Alfonsín, donde pasó la noche.

 

Fernández arribó a Madrid este lunes a las 18.35 en el vuelo charter a de Aerolíneas Argentinas que lo trasladó desde Lisboa, la primera ciudad en la agenda de la gira europea. Desde el aeropuerto de Barajas partió junto a Alfonsín rumbo a la residencia oficial del embajador, ubicada en la calle Fernando del Santo, al lado de la sede de la embajada.

 

Ya ubicado en la residencia, cerca de las 20, el Presidente se hizo un tiempo para salir a tomar un café con un amigo que reside en Madrid. Fernández salió caminando junto al secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi, hacia el Paseo de la Castellana. Poco más de una hora después, volvió a la residencia para prepararse para la cena.

 

Fabiola y Begoña. Las primeras damas y un té en el Palacio de la Moncloa

Alfonsín, el anfitrión, recibió en la residencia a toda la delegación argentina. El Presidente y la primera dama, Fabiola Yáñez, y todos los funcionarios de primera línea, Felipe Solá, Martín Guzmán, Julio Vitobello, Guillermo Oliveri y Biondi durmieron en la casona. El resto de la delegación lo hizo en un hotel cercano.

 

El menú consistió en una entrada con jamones ibéricos, croquetas de humita, tacos de queso con kinotos en almíbar; tartar de aguacate, palmitos y salmón con yuca y emulsión de pimiento amarillo; tournedó de Angus Beef en salsa de tres pimientas acompañado de patitas y pimientos del piquillo y, de postre, mousse de chocolate blanco con helado de violetas y dulce de leche y trufas. Para beber, hubo opciones de vino chardonnay- pinot noir brut, torrontés y malbec.

 

Martes recargado

El martes, el Presidente salió desde la residencial oficial a las 11.20 rumbo al Palacio de la Zarzuela, donde mantuvo una reunión con el rey Felipe VI que duró casi una hora. Después, Fernández se trasladó hacia el Palacio de la Moncloa para encontrarse con el presidente Sánchez, en el edificio del Consejo. Allí estuvo acompañado por Vitobello, Biondi, Solá y Alfonsín. Del encuentro, el mandatario se llevó dos anuncios que fueron vividos como triunfos. Sánchez enunció su respaldo explícito al reclamo nacional por las sobrecargas de las tasas que le paga al Fondo Monetario Internacional (FMI) y, además, confirmó que visitará Buenos Aires el mes que viene con una delegación empresaria interesada en realizar inversiones en el país. 

 

Tras la breve reunión, los mandatarios hicieron una declaración conjunta ante medios españoles y argentinos y respondieron dos preguntas cada uno. La respuesta de Sánchez a una de las consultas que hizo una periodista española hizo sonreír al Presidente y a la delegación argentina, que escuchaba a sus espaldas.

 

“Le pediría coherencia a la oposición. No puede ser que ahora la oposición eche de menos el estado de alarma y cuando se propuso el estado de alarma de seis meses haya votado en contra”, dijo Sánchez. El presidente argentino sonrió, trazando un paralelismo con la actitud de la oposición argentina.

 

Cristina y la política doméstica, lejos

Las internas que cruzan al Frente de Todos quedaron en Argentina. “Acá nadie habla de eso. Alberto no comenta nada y nosotros estamos en otra cosa”, le dijo a Letra P un funcionario de la comitiva reducida que acompaña al Presidente en la gira europea.

 

El Presidente junto al rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela.

 

El Presidente se muestra “relajado”, lejos de las tensiones internas de la coalición de gobierno, agravadas por la situación de la pandemia. Con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por ahora no tuvo contactos para contarle la marcha de la gira.

 

Contacto en Francia

Directamente después de la reunión con Sánchez, Fernández y la comitiva oficial se dirigieron al aeropuerto de Barajas para partir rumbo a París, próxima escala de la gira presidencial.

 

Alberto Fernández y Fabiola Yañez en el aeropuerto De Gaulle, junto al embajador Constantino.

El mandatario arribó a las 18:05 al Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle, donde fue recibido por el embajador argentino en Francia, Leonardo Constantino.  La llegada de la delegación argentina se produjo minutos antes de que comenzara la restricción a la circulación en la capital francesa, vigente desde las 19 para evitar el crecimiento de los contagios por la pandemia de coronavirus.

 

Fernández compartirá este miércoles un almuerzo de trabajo con el presidente galo Emmanuel Macron en el Palacio del Eliseo. Previamente, a las 9:30 (4:30 de la Argentina), encabezará un encuentro con empresarios de ese país.