23|1|2022

Fuerte apoyo de Sánchez al reclamo argentino al FMI y visita en junio

11 de mayo de 2021

11 de mayo de 2021

En conferencia conjunta con Alberto Fernández, el presidente español respaldó la suspensión de las sobrecargas que paga el país y anunció que viaja a Argentina.

MADRID (Enviada especial) El presidente del Gobierno español, Perdro Sánchez, recibió en esta ciudad a su par argentino, Alberto Fernández, con dos fuertes palmadas en la espalda: ofreció su respaldo explícito al reclamo nacional por las sobrecargas de las tasas que le paga al Fondo Monetario Internacional (FMI) y, además, confirmó que visitará Buenos Aires el mes que viene con una delegación empresaria interesada en realizar inversiones en el país. 

 

"España siempre ha abogado porque Europa more con mayor compromiso a America Latina. Tenemos terreno muy fértil para trabajar. Trabajamos con el gobierno argentino para revisar el mecanismo de sobre tasas que tiene el FMI y que está evidentemente dañando y mucho las posibilidades económicas y financieras de la Agrgentina", dijo el socialista en una conferencia conjunta que dieron los mandatarios en el Palacio de la Moncloa, antes del almuerzo que compartirían minutos después en esa desde de gobierno.

 

Por su parte, Fernández le agradeció a su anfitrión "el apoyo" a los planteos argentinos "ante a los organismos internacionales de crédito frente a la inmensa deuda que la Argentina heredó en el año 2019". "Siempre España estuvo de nuestro lado; ya lo hizo en la cumbre Iberoamericana con nuestro reclamo de suspender la aplicación de esas sobretasas, que se suspendan en la pandemia", señaló. El mandatario argentino no confirmó ni descartó que vaya a reunirse esta semana, en el cierre de su gira, con la directora ejecutiva del Fondo, Kristalina Giorgeva. "Si coincidimos en el viaje, tal vez podamos vernos", dijo.

 

Además, Sánchez anunció que viajará a la Argentina en una visita oficial que lo tendrá en Buenos Aires el 8 y el 9 de junio y destacó la "extraordinaria salud y vigor en la relación" bilateral. 

 

En ese sentido, Fernández dijo que la Argentina y España "tienen que relanzar el acuerdo estratégico que siempre hemos tratado de imponer con la mayor fortaleza" y destacó como una "gran noticia el proyecto de inversión que tiene a América Latina como objetivo central".

 

Tema 2: vacunas

Es el segundo eje de la gira del presidente argentino en Europa. Lo expuso este lunes en su encuentro con el primer ministro portugués, Antonio Costa, cuando volvió sobre su planteo acerca de la necesidad de que las vacunas contra el coronavirus sean "un bien global" de acceso universal. Este martes, aseguró que comparte con el presidente de España "esa mirada" que planteó en el G20, "cuando la vacuna todavía no existía".

 

"Es un imperativo moral y ético que la vacuna llegue a todo el mundo; ese es el esfuerzo que tenemos que hacer como comunidad global", abundó el mandatario y agregó: "Argentina ya está produciendo el principio activo de la vacuna de AtraZeneca, trabajando junto a México. Según me ha informado el presidente (Manuel) López Obrador, a fin de este mes vamos a tener el primer lote de vacunas. Argentina está en condiciones de empezar a producir la vacuna Sputnik. Estamos esperando la aprobación de calidad y hemos avanzado con la producción de Sinopharm".

 

Fernández y el rey Felipe, en el Palacio de la Zarzuela.

Con el rey

En el tercer día de la gira que lleva adelante en Europa, Fernández encabezó dos actividades oficiales: primero, en la mañana madrileña, fue recibido por el rey de España, Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela, para luego trasladarse a la Moncloa para el encuentro con el presidente del Gobierno.

 

El mandatario argentino, que llegó este lunes a esta ciudad después de reunirse con el presidente y el primer ministro de Portugal en Lisboa, salió pasadas las 11 hora local (las 6 de Argentina) de la residencia del embajador en España, Ricardo Alfonsín, donde se hospeda en esta parada de la gira, en dirección a la Zarzuela para su primera actividad del día. De ahí se dirigió a la Moncloa. Su par ibérico ocupa una de las sillas importantes en el directorio del FMI.

 

En Portugal, Fernández dijo que espera "cerrar pronto" un acuerdo con el Fondo, pero que sea un arreglo que "no condicione el futuro" de la Argentina. Del gobierno portugués se llevó, como se esperaba, un respaldo explícito para esas negociacones.