12|4|2021

Abrazo de oso: Randazzo va por el vecinalismo organizado

07 de abril de 2021

07 de abril de 2021

Se reunió con intendentes y exintendentes de Buenos Aires Primero. Intenta seducirlos para subirlos a su tren. Resistencia a viejas estructuras. El caso Pulti.

El vecinalismo bonaerense organizado que agrupa a intendentes, exintendentes y otros dirigentes equidistantes de los extremos de la grieta se transformó en blanco de Florencio Randazzo, quien con el apoyo de Roberto Lavagna avanza con la intención de reasfaltar la avenida del medio. El exministro salió a buscar un activo indispensable: dirigentes con votos en el territorio que concentra el 40 por ciento del padrón electoral. Se reunió con dos jefes comunales y dos exintendentes y tiene otros encuentros en agenda. Pero las reuniones generaron malestar en algunos dirigentes de los denominados “independientes”. Son los que no están dispuestos a acortar el camino de construcción política acoplándose a figuras de renombre nacional, pero con “prácticas” y “pasado” en las viejas estructuras tradicionales que justamente buscan combatir.

 

Como adelantó Letra P, Randazzo comenzó a hacer un scouting para rearmar el espacio que se rompió con la salida del hoy presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. Tendió puentes y retomó el diálogo con el exgobernador Juan Manuel Urtubey, con Margarita Stolbizer, con duhaldistas vintage y peronistas PRO. Ahora, arma reuniones con funcionarios y dirigentes sin cargo con enclave bonaerense.

 

Así apareció en su mira el sector de los jefes comunales que no comulgan ni con el Frente de Todos ni con Juntos por el Cambio. Enrolados en el Movimiento Buenos Aires Primero están los intendentes Carlos Bevilacqua (Villarino), Guillermo Britos (Chivilcoy); Carlos Sánchez (Tres Arroyos), Sergio Bordoni (Tornquist), Juan Nosetti (Salliqueló), Cecilio Salazar (San Pedro) y Arturo Rojas (Necochea). Trabajan en la ampliación del frente vecinalista con los exintendentes Gustavo Pulti (Mar del Plata - líder de Acción Marplatense) y Marcelo Skansi (Carmen de Areco - Nueva Alternativa Carmeña) y con los dirigentes Juan del Oso, presidente del sello Unión por Todos, y Marcelo Fernández, presidente de la Junta Promotora Vecinalistas, además de concejales y referentes vecinalitas en distintos puntos de la provincia.

 

Según pudo reconstruir este portal de diversas fuentes, el exministro del Interior mantuvo encuentros por separado con Pulti, Skansi, Rojas y Britos, este último, un viejo rival de Randazzo en el pago chico. En cada reunión, el exministro repitió el libreto: un repaso sobre lo que está trabajando, con quiénes está hablando, los apoyos que viene cosechando. Una invitación implícita a sumarse al proyecto que él busca encabezar.

 

“Solo me comentó lo que está haciendo. No cerramos nada”, dijo a Letra P un referente territorial anotado en la grilla de participantes al segundo encuentro del vecinalismo pautado para el 5 de mayo en Bahía Blanca. Randazzo pretende que en aquel encuentro -ahora en stand by debido al rebrote de casos de coronavirus-, el vecinalismo debata la posibilidad de sumarse a él, para lo cual gestiona para los próximos días un encuentro virtual con varios de los popes del movimiento.

 

Reacciones

Las recientes conversaciones no significan, al menos por ahora, ningún tipo de acuerdo, y aunque a los dirigentes vecinalistas los entusiasma la idea de construir una alianza más competitiva descartan acompañamientos individuales. Buscan respetar el objetivo inicial del grupo: que el vecinalismo de forma colectiva sea protagonista en las próximas elecciones.

 

“Randazzo está buscando sacarse la foto con nosotros porque no tiene nada, no tiene estructura. Es todo lo contrario a lo que nosotros proponemos desde la génesis vecinalista. Basta ver la gente de la que está rodeado, y él mismo, todos dirigentes de las viejas estructuras, con prácticas que no avalamos. Claro que podemos charlar, pero es imposible que nos encolumnemos detrás de él”. Enfático, un dirigente del vecinalismo afirma que no es posible esa alianza más allá de los contactos.

 

Según pudo saber este portal, generó entre enojo y desilusión la movida que hizo el marplatense Pulti, encargado de gestionarle a Randazzo un Zoom con dirigentes de la Quinta sección. Sucede que Pulti, si bien no es parte del vecinalismo organizado, fue invitado al primer foro realizado en Necochea. Fue, incluso, uno de los principales oradores y el más enfático para criticar a las viejas estructuras partidarias y a dirigentes que forman parte de las castas políticas.