12|5|2022

Los ceos quieren la letra chica del acuerdo de precios y salarios

08 de febrero de 2021

08 de febrero de 2021

El Gobierno afina la convocatoria a los empresarios, que piden el plan económico antes de firmar la pauta del 29%. Las claves: tarifas, impuestos y controles.

El diálogo tripartito es, desde hace años, una música que se escucha cada tanto en los pasillos de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Confederación General del Trabajo (CGT). El ambicioso Consejo Económico y Social mutó en una versión más urgente: un acuerdo para que los precios y los salarios se acomoden en torno al 29% del pauta inflacionaria que estimó el Gobierno en el Presupuesto 2021. No será fácil: si los gremios ya dieron el primer paso con la paritaria de La Bancaria, las empresas quieren conocer la "letra chica" del plan económico.

 

Como contó Letra P, los ceos le piden al Gobierno el "cómo": de qué manera el Ejecutivo piensa alinear la política económica para lograr que la inflación desacelere desde el 36,1% de 2020 en vez de dispararse hasta el 50% anual, como estiman los consultores privados que nutren de informes, conferencias y calls a los empresarios. No se trata solo de fijar paritarias y precios, sino de atender cuestiones macroeconómicas que consideran desequilibradas.

 

En la UIA ya prepararon el decálogo de temas a resolver para llegar al número mágico. Advierten que la industria absorbió costos en 2020, por obra y gracia de los controles de precios. En la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) recuerdan cada vez que pueden que los precios de los productos frescos, como carnes, frutas y verduras, crecieron al doble de velocidad que los de los alimentos procesados, sobre los cuales cayeron las regulaciones. "Estamos atrasados en un 30% en los productos industrializados", dijo Martín Cabrales.

 

 “Más que un acuerdo de precios y salarios tenemos que pensar en una concertación económico social para la emergencia que contenga todos los elementos", sostuvo el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, a radio Continental. "Hacen falta definiciones macroeconómicas", añadió.

 

"La responsabilidad acá la tiene la política económica, que tiene que dar precisiones y previsibilidad a lo que dice el Presupuesto", sostuvo otra fuente del sector industrial. En concreto, "tiene que definir cuál será el tipo de cambio, cuál será la brecha cambiaria, el costo del capital, qué pasará con el 'costo Covid' del personal dispensado, con la presión tributaria con la política energética... eso define los principales precios de la economía", sostuvo el hombre de la UIA, que esperaba, este lunes, la convocatoria del Gobierno.

 

"El acuerdo tiene que ser respaldado por un plan económico integral, sustentable desde lo financiero y lo monetario, y con incentivos para la creación de empleo", coincidió Cabrales.

 

La Jefatura de Gabinete definía por estas horas la convocatoria a los referentes de la CGT y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) para el miércoles. El Gobierno piensa convocar a los empresarios para el día siguiente. La lista de invitados será armada por los ministros de Economía, Desarrollo Productivo y Trabajo, Martín Guzmán, Matías Kulfas y Claudio Moroni, de acuerdo con fuentes oficiales. Además de las cámaras que integran el G6 (la UIA, el agro, los bancos, el comercio y la Bolsa), podrían sumarse representantes de Pymes y figuras de la poderosa Asociación Empresaria Argentina (AEA), que mantuvo dos reuniones con Guzmán a fines de 2020.