SEMANA SANTA FE

Hagan lugar

Ante la diáspora radical hacia Juntos por el Cambio, Javkin y Jatón se plantan y juegan a dúo desde el progresismo. Lifschitz, tercera pata del esquema.

Es inevitable. El Frente Progresista, el que gobernó 12 años la provincia de Santa Fe, va camino a una reconfiguración. La tribu radical que conduce el exministro Maximiliano Pullaro ya anunció que quiere ser parte de otro armado y, aprovechando la volteada, los intendentes de Rosario y la capital, Pablo Javkin y Emilio Jatón, afinan el lápiz para mantener los pies dentro del progresismo y convertirse, junto al socialismo, en la conducción de la coalición.

 

Como contó Letra P, ambos intendentes empezaron a jugar antes de asumir. Provenientes de partidos distritales, ni del socialismo y del radicalismo, mensajearon a los jerarcas del Frente y demandaron lugar en la mesa chica. La pandemia les demoró la estrategia, debieron concentrarse en la gestión, pero el llamamiento del arco radical les despertó las ganas.

 

Aún por carriles distintos a los del socialista Miguel Lifschitz, Javkin y Jatón apuestan a la consolidación del progresismo en Santa Fe. Rechazan un frente de frentes, dicen que todavía hay margen para un escenario de tercios y tienen algún que otro adversario en las filas del PRO al que no tragan.

 

Jatón aceptaba una ampliación, pero no va ni a la esquina con su antecesor José Corral. En cambio, en Rosario, el bloque que responde al vicepresidente del PRO  Federico Angelini es de los más opositores y hostiles a la gestión local.

 

Dispuestos a romper la “bilateralidad” que condujo la UCR y el PS durante 12 años, ahí van los intendentes tomados de la mano. A la espera de que el socialismo dirima su interna picante, almorzaron 15 días atrás en Santa Fe y Jatón recibió después al sector radical aliado de Javkin.

 

El rosarino tiene una tensión lacerante con Lifschitz. Desconfía del exgobernador, pero lo necesita. Ambos se necesitan. Jatón está rodeado por un grupo numeroso de socialistas enrolados en Fuerza del Territorio (FdT), un sector más cercano a Antonio Bonfatti, de respetuosa relación con el presidente de la Cámara de Diputados.

 

Jatón y sus FdT recibieron de brazos abiertos a Radicales Libres, la corriente que apuesta, ante el movimiento de Pullaro, a quedarse con el liderazgo de la UCR progresista. Desde ambos wines aseguran que hay entendimiento y objetivos comunes. “Tenemos un diálogo privilegiado con Fuerza del Territorio”, le dice a Letra P un funcionario de Javkin.

 

Con los gobiernos locales al frente, el dúo de intendentes quiere abroquelarse ante el peronismo y Juntos por el Cambio, con la suma del GEN y otros espacios, más el ingreso de organizaciones sociales. La intención es no ser solo un frente de partidos, sino construir un armado más coral y horizontal. En definitiva, con más actores y no un solo cacique.

 

Joaquín Blanco, presidente de la comisión de Asuntos Laborales.
Karina Milei junto a la rosarina Romina Diez.

También te puede interesar