23|1|2022

El Círculo Rojo cordobés estrecha vínculos con JxC y preocupa a Schiaretti

02 de noviembre de 2021

02 de noviembre de 2021

El empresariado mediterráneo se pone a la cabeza de la oposición nacional. Reconoce al gobernador como "razonable" pero ya habla de "renovación".

Elección tras elección Córdoba se fortalece como el nodo anti kirchnerista con mayor potencia del país. En ese proceso, mucho tiene que ver el poder empresarial que parece más decidido que nunca a apostar un cambio de rumbo no solo a nivel nacional, sino también a nivel provincial. Esa tendencia parece haber quedado expuesta con la última visita de Mauricio Macri, que concentró las miradas más atentas del círculo rojo cordobés y que preocupa al gobernador Juan Schiaretti, quien se esfuerza para robustecer su perfil opositor.

 

La presencia del expresidente en la Bolsa de Comercio de Córdoba dejó asentada su relación “amigable” con el empresariado cordobés que, aunque no lo digan, genera inquietud en la Casa de Gobierno provincial. En ese encuentro, el titular de la entidad, Manuel Tagle, admitió tener “afinidades conceptuales e ideológicas” con el referente del PRO, a quien le reconoció haber liderado “una transformación política y económica extraordinaria” durante su gestión. “No hay una persona con la experiencia, la claridad conceptual y la coherencia doctrinaria que tenes vos para conducir los destinos del país. Habrá otros muy buenos pero la experiencia que has adquirido es muy valiosa y la sociedad lo sabe”, le dijo a Macri.

 

Tagle es un empresario automotor que se reconoce como un defensor de las ideas liberales y, desde las PASO, transita sus horas con cierta esperanza de que el país abandone "la inclinación socialista que viene teniendo desde hace tanto tiempo” en referencia a los gobiernos kirchneristas. En su visión, la actual gestión “no cree en los mecanismos del mercado, no cree en la libertad como una forma de organizar a la sociedad de manera eficiente y eficaz” y, por esa razón, considera necesario cambiar el rumbo.

 

Tagle también está al frente del G-6, la entidad que aglutina a las seis cámaras empresariales de mayor peso en la economía cordobesa. Además de la Bolsa, en ese grupo están la Cámara de Comercio, la Cámara de Comercio Exterior, la Delegación Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción, la Federación Comercial y la Unión Industrial. Todos esos sectores no siempre tuvieron visiones unívocas respecto del país pero lograron fortalecer un espacio que ganó fuerza en Córdoba y tejió fuertes lazos con la administración provincial. Desde 2020, el grupo acordó unificar criterios con la Mesa de Enlace y la Bolsa de Cereales para empujar planteos sobre el devenir político y económico del país.

 

Ese fue el puntapié inicial para el nacimiento del Movimiento Empresario de las Provincias (MEP), que hoy reúne a más de 350 entidades empresarias de Córdoba, Entre Ríos, Mendoza y San Juan. “Estamos convencidos de que sin un sector privado fuerte y libre no habrá salida para la crítica situación en la que se encuentra la Argentina”, aseguran desde su portal oficial.

 

Consultado por Letra P, Tagle dice estar “convencido de que Juntos por el Cambio es el espacio que podría desarrollar definitivamente el país que se intentó con el gobierno de Macri, pero que no alcanzó por diversas dificultades y obstrucciones que se produjeron”. “Un país liberal propenso a una economía social de mercado donde se cree en el funcionamiento del libre mercado, integrado al mundo y al sistema financiero internacional”, describe.

 

El círculo rojo cordobés busca proyectar un rol empresarial con mayor peso en las decisiones políticas que marquen el rumbo de la gestión de Gobierno. “El sector empresario es vital para contribuir a que un gobierno no descarrile el rumbo de un país”, aseguran y entienden que para lograrlo es necesario tener “una idea clara y contundente para dar un mensaje unificado al sector político”.

 

Detrás de la creación del MEP se esconde una (no tan) solapada crítica al sector empresariado que, según Tagle, “no estuvo a la altura de las circunstancias”. “Han tenido ideas confusas o que contemplaban los beneficios personales hacia sus empresas pero no a beneficio del país, y se han encontrado con funcionarios que han caído en esas prédicas de protecciones desmedidas e intervenciones del Estado para favorecer a las empresas. Esas políticas perjudicaron el desarrollo” asegura. “El sector empresario debe tener las ideas claras y expresarlas firmemente para que el sector político no se confunda”, afirma.

 

La semana pasada, en una entrevista exclusiva con Cadena 3, Schiaretti se diferenció del kirchnerismo y de Cambiemos al afirmar que Hacemos por Córdoba es “uno de los pilares del partido cordobés”. “Siempre vamos a estar cuidando a Córdoba, cuidando la impronta, de no quedarnos callados cuando se haga algo en contra de la provincia”, agregó el mandatario.

 

Ese movimiento de Schiaretti pareció estar inmerso en una estrategia que, ante los números de las encuestas que vaticinan una elección histórica de JxC, buscó recuperar apoyos de un sector que empieza a mirar hacia otro lado con mayor entusiasmo. “El gobierno de Córdoba tiene una orientación política muy razonable y coincide, básicamente, con nuestras ideas. El gobierno de Schiaretti está alineado con una economía de mercado, con una economía libre y con la integración al mundo. Son pro empresas porque saben que ese es el movimiento desde donde surge la generación de riqueza y, por ende, la solución al problema de la pobreza”, dice Tagle.

 

Asimismo, reconoce que el gobierno provincial "estuvo condicionado por el Ejecutivo nacional que lo avasalló con sus ideas y no le permitió tomar decisiones más firmes". "Tenemos algunas discrepancias menores, como cuando apoyaron el impuesto a la riqueza, pero dentro de todo creo que hay una cierta uniformidad de criterios”, agrega.

 

No obstante, advierte que "siempre es buena la renovación porque eso oxigena el ambiente político y económico de un país". "El gobierno peronista ya estuvo muchos años y si bien ha hecho cosas buenas, podría haber hecho otras cosas mejores. Hay que ser respetuosos de la voluntad popular y creo que JxC aparece como una opción porque va a tener varios candidatos que van a ser muy potables para asumir la responsabilidad en elgGobierno provincial y en la Municipalidad, quizás. Son cosas que se verán en el futuro", plantea.