20|1|2022

El socialismo santafesino, entre la tercera vía y el antiperonismo

18 de noviembre de 2021

18 de noviembre de 2021

El PS se vio arrastrado por la grieta, pero metió una diputada nacional y posicionó a Clara García para 2023. Lo miran con cariño JxC y el PJ.

“Ganamos el mundial”, dice en Radio Dos de Rosario el diputado socialista Joaquín Blanco luego de que su espacio, el Frente Amplio Progresista (FAP), terminara tercero cómodo en la elección del domingo. Después de la muerte del exgobernador Miguel Lifschitz y de competir con una candidata, Clara García, que arrancó con un 90 por ciento de desconocimiento, la sensación del PS es de alivio y satisfacción. El futuro, por el contrario, no es tan claro para el espacio que gobernó 12 años Santa Fe y ahora recibe presiones del radicalismo y parte del progresismo para armar un frente no peronista. “Nos velaron y estábamos dormidos”, se ríe un dirigente del partido de la rosa.

 

El socialismo seguirá insistiendo con la tercera vía. No le importa que el supuesto socio, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, lo chicanee al compartir fotos con figuras de Juntos por el Cambio. “Nadie es dueño de los votos; nos imaginamos con Pablo, radicales, un sector del peronismo”, sintetizó Blanco en aquella entrevista con el periodista Roberto Caferra .

 

El PS logró meter en el Congreso a la diputada nacional electa Mónica Fein. Ella y Enrique Estévez constituirán un bloque de dos homogéneo que puede resultar clave para destrabar empates entre el Frente de Todos y JxC. García hizo una elección meritoria, observada al detalle por toda la gama de la política que la quiere de aliada en 2023.

 

García sacó poco más de 12 puntos en toda la provincia, unos 226 mil votos, pero paró las orejas de todos y todas con los 18 puntos que consiguió en el Gran Rosario. Rindió más que bien en los sectores medios y altos de la ciudad más poblada y también en la capital provincial.

 

Ahora, la diputada provincial se propone continuar con recorridas por distintos puntos de la provincia para incrementar su caudal de conocimiento y vender futuro. Después, se verá. En lo discursivo, el plan será sostener la tercera vía, pero las presiones por romperla crecerán.

 

Especialmente la UCR tentará al socialismo por sumarse al frente de frentes. El grueso del partido centenario juega hoy en JxC, pero necesita ampliar sus fronteras para derrotar al peronismo que gobierna. También es codiciado por el PJ, sobre todo por el Ejecutivo, que precisa ordenar su rumbo en la Legislatura y, para ello, aspira a un acuerdo macro con el PS para sostener a Pablo Farías en la presidencia de la Cámara baja. Un toma y daca. Se lo reconoció el senador nacional Roberto Mirabella a Letra P.

 

La muerte de Lifschitz rompió un orden en la política santafesina. Ahora, a quienes pretenden sucederlo en el liderazgo de la oposición no les sobra nada. Nadie puede solo. Ni el socialismo ni quienes buscan arrinconarlo para meterle los pies en el barro del frente de frentes. “Nosotros no iremos corriendo a ningún lado”, dice un dirigente del PS, que sabe que la carrera para 2023 ya largó.