18|11|2021

“Manes es la novedad política más importante de los últimos años”

08 de octubre de 2021

08 de octubre de 2021

El coordinador de campaña de la UCR ponderó el “apoyo inusitado” a Juntos en las PASO y el rol radical con la irrupción del neurólogo. Ejes y estrategias.

“El resultado puso las cosas en claro: hay un equilibrio de fuerzas en Juntos entre las dos listas que participaron de las Primarias”, enfatiza durante la charla con Letra P el politólogo y dirigente del radicalismo bonaerense Manuel Terrádez. Ese equilibrio también se plasma en la coordinación de la campaña del frente opositor que, a noviembre, tendrá un doble comando: Terrádez en representación de Dar el Paso y Néstor Grindetti por el ala amarilla.

 

Expresidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA), Terrádez analiza que el “apoyo inusitado” que tuvo la coalición en las urnas en septiembre pasado tiene como clave la “decisión estratégica” de la UCR de constituir la propuesta de Dar el Paso con Facundo Manes a la cabeza y en interacción con dirigentes que se veían desplazados de la era cambiemista bajo timón PRO y sumando espacios como el GEN.

 

Etiqueta la irrupción del neurólogo como “la novedad política más importante de los últimos años” y evalúa que, con esa propuesta tendiente a “refrescar” la alianza, se llegó a un electorado que, de otra manera, no hubiera apostado por Juntos. “Se ha acercado mucho voto de clase media-baja a la propuesta de Facundo”, enfatiza. Para la campaña que se abre, habla de “unidad y complementariedad”, sin perder “el sello distintivo de lo innovador”. En ese marco, afirma que “se está planificado un gran acto radical”.

 

-¿Qué prevaleció en las PASO para que triunfe Juntos, el voto positivo o el voto castigo?

 

-Lo primero que tenemos que analizar es en qué contexto se da la elección y lo que podemos verificar a lo largo de la campaña y de los estudios que realizamos es que hay una enorme desesperanza en la sociedad bonaerense, que no hay un horizonte claro.

 

-¿La desesperanza solo tiene que ver con el oficialismo?

 

-Es transversal a casi todos los actores pero hay una desafección de ese espaldarazo enorme que tuvo el Frente de Todos para ganar las elecciones de 2019, una caída electoral muy significativa y hay, evidentemente, un voto castigo. Pero también hubo un apoyo significativo a la propuesta de Juntos. Si lo analizamos en términos históricos de la saga Cambiemos-JxC, este 38% en una Primaria es un apoyo inusitado.

 

-En ese sentido, ¿cuánto creen que aportó la propuesta encabezada por Manes?

 

-Eso es interesante desde la perspectiva del diagnóstico previo. Dar el Paso se constituyó por una decisión estratégica del radicalismo bonaerense, pero a la cual se sumaron muchos actores, a partir de una visión crítica de la experiencia política previa, que tuvo sus lados positivos y negativos pero que, en el balance general, en 2019 no recibió el apoyo mayoritario de la sociedad y veíamos que era un espacio que se estaba achicando, con actores que habían sido relevantes y estaban en duda en su continuidad. Había dos visiones: una indulgente, que siga todo como está, y otra que planteaba que no alcanzaba desde el punto de vista de representar a la sociedad, no alcanzaba para transformar.

 

-¿Manes llegó a un electorado que, de seguir la oposición con el mismo perfil, no hubiese votado por la oferta de Juntos?

 

-Sí, no tengo ninguna duda. Hay dos patas: una, la candidatura de Facundo Manes, que constituye la novedad política más importante que hubo en la provincia en los últimos años y que tiene incluso impacto nacional. Segundo, un espacio para actores como Emilio Monzó o Joaquín de la Torre, que no se sentían muy atraídos en continuar en Juntos. Incluso, la ampliación, con el GEN, Margarita Stolbizer. El radicalismo con la idea de sostener y ampliar la coalición, diciendo que hay que refrescar, representar nuevos valores, nuevas ideas, identidades.

 

-¿Y qué nuevas ideas representan, qué los distingue en lo propositivo de lo que venía siendo JxC? ¿Qué sello distintivo creen que encontró el electorado en ustedes?

 

-En términos de la propuesta político-electoral, la idea que plantea Facundo de la revolución del conocimiento. La importancia, en el siglo XXI, de la educación, la innovación tecnológica, de la ciencia, puestas al servicio de la economía del desarrollo. Eso sintetiza muchas cosas, los valores de la movilidad social ascendente, tiene en cuenta a la gente de laburo, interpela la idea de que se van a resolver con planes los problemas de los sectores más bajos en términos socio-económicos, que hay que buscar otra salida, ligada al trabajo y la educación.

 

-¿Cómo diseñaron la campaña conjunta con esa diversidad de identidades?

 

-De JxC, decíamos que no nos sentíamos representados, que había que profundizar e ir más allá. Pero la decisión estratégica no fue armar otro espacio, sino que creemos que todavía hay elementos de continuidad valorados. El resultado electoral puso las cosas en claro: hay un equilibrio de fuerzas entre las dos listas que participaron de las Primarias, Dar el Paso ganó en cuatro de las ocho secciones y en más de 70 municipios. En términos políticos, eso se sintetiza en una campaña de unidad y complementariedad.

 

-¿Cómo se plasmaría en lo concreto?

 

-Jugamos en un espacio político, aceptamos el resultado y se trabajará de forma conjunta pero también con complementariedad, es decir, el sello distintivo de lo que consideramos novedoso, innovador, que trajo nuevas ideas, tiene que ser reflejado en la campaña electoral. Después, habrá recorridas conjuntas e individuales de cada uno de los candidatos.

 

-¿Cómo buscarán ampliar el caudal de votos? ¿Por dónde irán los ejes discursivos de Juntos?

 

-Obviamente, hay un tema económico que es preocupante. Hay un eje que tiene que ver con las necesidades económicas, el trabajo y también cuestiones que tienen que ver con la salud. Por la especialidad de Facundo, un eje basado en que la pandemia no termina con una cuestión sanitaria de los enfermos de covid, sino todo el impacto que tiene en materia de salud mental. Después, seguiremos trabajando en la revolución del conocimiento, la necesidad de que las escuelas estén abiertas, que funcionen los comedores escolares con normalidad.

 

-¿Cómo buscarán interpelar al electorado que no fue a votar en las PASO?

 

-Nadie tiene la razón específica de por qué no fueron a votar. No hacemos una lectura política, vamos a hacer una interpelación para que la gente vaya a votar a sus representantes.

 

-Se lanzó en redes una convocatoria a fiscalizar para cuidar los votos. ¿Sospechan posibles irregularidades en la elección de noviembre?

 

-Toda convocatoria para mejorar la calidad democrática, fiscalizar y cuidar el voto como mensaje positivo es bienvenida. Pero no tenemos motivos para transformar eso en una campaña negativa, como decir que nos quieren robar la elección. Tanto las atribuciones electorales del Ministerio del Interior como aquellas que involucran a la Junta Electoral provincial funcionaron de forma correcta y a la altura de las circunstancias. No detectamos ninguna irregularidad. No podemos estar transmitiéndole más angustia a la sociedad y agitar fantasmas que tengan que ver con el fraude. En todo caso, comprometámonos a reformar lo que consideramos que no es lo más adecuado del sistema electoral.

 

-La irrupción de Manes y la campaña en torno a su figura, ¿entrañan perspectivas a 2023?

 

-Eso hay que preguntárselo Facundo. Sí consideramos que la irrupción de Facundo, sus planteos, forman parte de una identidad que vino para quedarse. Queremos seguir ampliando, impulsado, y en eso sí hay una decisión estratégica de la UCR bonaerense de ir por esa línea.

 

-En esa decisión estratégica, ¿se contempla un acto puramente radical a finales de octubre?

 

-Sí, está planificado un gran acto radical, cercano a una fecha emblemática para la sociedad argentina que tiene que ver con el retorno a la democracia. Seguramente habrá novedades.