Elecciones 2021

Las microbatallas de la campaña entre el "Sí" de Todos y el "Basta" de JxC

Las "pancheras" opositoras le ganan las calles al FdT, que apuesta al puerta a puerta. No a las sombrillas y al merchandising. El credo del gallego catalán.

Las "pancheras" de Juntos por el Cambio (JxC) aparecen en 1.500 puntos de la provincia de Buenos Aires. También están presentes en la Ciudad. Se arman y desarman con velocidad. No pasan los 50 centímetros de ancho, son blancas y en la base tienen barras de colores, los colores macristas. En cambio, el celeste con el sol del Frente de Todos (FdT) casi ni se ve. En el búnker del oficialismo  explican que la ausencia de puestos en la calle se debe a una estrategia específica: no repartir papelería y encarar la campaña cuerpo a cuerpo, con visitas a distintos sectores productivos y sociales.

 

"Siempre nos ganan con el merchandising", admiten en el FdT, mientras JxC reparte llaveros y gorras en los actos de Diego Santilli. Sin embargo, los peronistas no se lamentan por la falta de souvenirs ya que, a su entender, no les traen beneficios. Apuestan a la gestión y a la ayuda social, sobre todo pospandemia. La derrota de las PASO fue un aviso y al todismo no le sirven los regalitos ni las vacunas para conquistar votos en tiempos de inflación.

 

En Todos el eje es "escuchar" y "mostrar gestión". "Hay que pasar del no al sí, de la negación a la afirmación, de la prohibición a la libertad", señalan quienes se ocupan de la comunicación y escuchan al catalán Antoni Gutiérrez-Rubi. No es solo su acento ni conocimiento lo que motiva a sus interlocutores, los ordena porque cuenta con el aval político de los principales referentes. En 2017, asesoró a Cristina Fernández y, después, a Sergio Massa. Este martes, estuvo en La Plata y bajó lineamientos para el último tramo de la campaña. Ante Axel KicillofVictoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, explicó que la dirigencia política debe dar respuestas sobre los temas económicos que preocupan al electorado: inflación, seguridad, poder adquisitivo y empleo.

 

En pandemia el Gobierno le dijo NO a las clases presenciales, a los runners, a la diversión, al turismo, a las salidas y al esparcimiento. Quienes diseñan la campaña creen que es momento de decir "Sí", frente a la idea del "Basta" que lanzó JxC durante el último tramo de la etapa proselitista antes de las primarias. 

 

El FdT busca recuperar confianza y sumar más recursos motivacionales que materiales. Además, necesita abrazarse a una agenda popular y mostrar gestión. Por eso el oficialismo celebró la sesión de esta semana en la Cámara de Diputados, donde se discutió el alivio fiscal para monotributistas, pequeños comerciantes y productores, la ley de etiquetado frontal y el régimen previsional y laboral para el sector viñatero, entre otras iniciativas. Mientras, sabe que resulta imperioso dar señales en la batalla contra la suba de los precios.

 

Las pancheras de Juntos por el Cambio

En el búnker de campaña de Todos avisan que a partir de este fin de semana habrá más clima de campaña con reparto de volantes, folletos y las boletas para el domingo 14 de noviembre. ¿Quince días antes de la elección? Sí, responden a la pregunta de Letra P. También habrá más afiches y gigantografías en los territorios porteño y bonaerense. No obstante, las candidatas y los candidatos priorizarán las caminatas y las visitas puerta a puerta.

 

En la última semana, el contratiempo mayor en el FdT fue la salida de escena de Leandro Santoro. En una visita a la DAIA estuvo con una persona que dio positivo de covid y debió aislarse siete días. Ya en la pista, estará el viernes en Parque Patricios y el domingo en Parque Centenario. En ambos casos, reforzará el contacto con la militancia. La participación de Santoro en los medios de comunicación estará en espejo con la estrategia de Tolosa Paz, quien levantó polvareda con sus declaraciones públicas.

 

A la inversa, la oposición sumó propaganda política desde las PASO. En la provincia, los timbreos fueron reemplazados por "acciones militantes" en los puntos de las "pancheras" que rotan en las esquinas bonaerenses, cerca de centros comerciales o de trasbordo de transporte. A partir de este sábado, la militancia empezará a trabajar en doble turno. 

 

Guillermo Francos, logró destrabar la ley ómnibus. 
pablo de la torre se defendio: muerto antes que sucio

Las Más Leídas

También te puede interesar