12|10|2021

El Gobierno busca en el Círculo Rojo la gobernabilidad que no encuentra en JxC

12 de octubre de 2021

12 de octubre de 2021

Cumbre del Presidente, Manzur, Massa y De Pedro con un puñado de empresarios top para sellar un acuerdo post 14-N sobre FMI y economía ante una oposición dura.

Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), inflación, precios, leyes laborales y giras presidenciales a la caza de inversores formaron parte del temario que ocupó el almuerzo de dos horas que Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, compartieron este martes en la Casa Rosada con empresarios de primera línea del país, con la vista puesta en el escenario poselectoral.

 

La convocatoria surgió en el seno del Gobierno, por iniciativa de De Pedro, Massa y Máximo Kirchner, en el marco de una serie de encuentros que vienen manteniendo desde hace semanas con el Círculo Rojo. El último, en el que se propuso la reunión con el Presidente, fue la semana pasada, en la casa de Jorge Brito, donde también estuvieron Marcos Bulgheroni y Francisco de Narváez.  

 

El encuentro se concretó finalmente este martes, en un almuerzo que duró dos horas y se celebró en el salón Eva Perón de la Casa Rosada. Allí estuvieron Javier Madanes Quintanilla (Aluar y Fate), Alejandro Simón (Grupo Sancor Seguros), Hugo Eurnekian (Corporación América), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), De Narváez (Grupo De Naváez), Brito (Banco Macro), Juan Martín de la Serna (Mercado Libre) y Marcos Bulgheroni (PAE). El menú elegido para el convite fue bife de chorizo. 

 

Durante el encuentro, los empresarios le plantearon al Presidente sus dudas por el acuerdo con el FMI y por el nivel de consenso interno que tendrá, tanto dentro del Frente de Todos (FdT) como en el Congreso, con la oposición. Concretamente, según pudo saber Letra P, se preguntaron si Juntos por el Cambio estará dispuesto a acompañar al Gobierno y a votar el acuerdo en el Congreso y expresaron “preocupación” por el silencio opositor. 

 

Fernández dio detalles sobre las negociaciones. Habló sobre las condiciones que pide el Gobierno nacional en términos de plazos y tasas y expresó, además, su satisfacción de por la permanencia de Kristalina Georgieva al frente del organismo. “Es una buena noticia para la Argentina”, dijo. Además, les pidió colaboración y apoyo para “fortalecer la posición argentina” y se mostró “optimista” sobre las posibilidades de llegar a un acuerdo. Además, dijo que "no hay disidencias" en el Gobierno sobre el fondo del acuerdo.

 

“Necesitamos apoyo de los empresarios, los gremios y la oposición”, explicaron en el seno de la Casa Rosada. Esa idea central será la que llevará Manzur a Estados Unidos este jueves, cuando viaje a Nueva York para encontrarse con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y posibles inversores. 

 

Manzur participará de las conversaciones como emisario del Gobierno pero también como vicepresidente del Partido Justicialista (PJ) y como enviado de gobernadores. Este martes, en Casa Rosada, buscó escuchar la posición es de los empresarios para transmitirla a sus interlocutores en Estados Unidos. 

 

Los empresarios dieron un paso más. Por iniciativa de De Narváez, un grupo se puso “a disposición” del Presidente para acompañarlo en futuras giras internacionales en busca de inversiones, una vez que se cierre el acuerdo con el Fondo. 

 

Más allá de las negociaciones con el Fondo, los empresarios hicieron planteos puntuales sobre dos cuestiones que, según su mirada, estorban en los planes de inversión en la salida de la pandemia: la doble indemnización y la prohibición de despidos. El Gobierno fue receptivo y se comprometió a que “desandar” las dos disposiciones, en la medida en que la economía consolide su crecimiento. Según dijeron en Casa Rosada, no hubo otros planteos referidos a cuestiones laborales, ni un pedido de reforma. Además, aclararon que no hubo ningún planteo sobre posibles riesgos en la gobernabilidad para después del 14 de noviembre.

 

En ese sentido, el punto central fue la necesidad de avanzar en acuerdos sectoriales en pos de la creación de empleo privado de calidad. Los empresarios destacaron su diálogo con los sindicatos.

 

Por último, la filtración de documentos que muestra el dinero escondido en paraísos fiscales, en el que Argentina se destacó por ocupar el tercer lugar, también fue tema de conversación. Empresarios y funcionarios – todos hombres – se hicieron eco de la desconfianza en el sistema financiero, además de los problemas que generan en el país la economía bimonetaria y la inflación.