10|5|2022

Aiola: “Vemos con buenos ojos la llegada de dirigentes como Facundo Manes”

07 de enero de 2021

07 de enero de 2021

El intendente de Chacabuco va por un radicalismo que lidere JxC y pondera la participación partidaria del neurólogo. Apuesta por Abad para el Comité PBA.

Sea con desembarcos regionales en distritos vecinos de la Cuarta sección o con recorridas que alcanzaron incluso el conurbano, desde los inicios de Cambiemos, el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, se ha mostrado como uno de los dirigentes más activos del radicalismo bonaerense en lo que a construcción política refiere.

 

Una de las espadas siempre listas para defender la gestión de Daniel Salvador al frente del Comité Provincia de Buenos Aires, Aiola apuesta por “el mismo camino” de la mano de Maximiliano Abad, de cara a la interna del 21 de marzo. A las críticas del sector referenciado con Gustavo Posse, retruca que el radicalismo ganó más espacios de poder en los últimos años y que acentuó su presencia en el territorio. Y dispara: “Nosotros no entramos en la puerta giratoria del partido. Siempre estuvimos en el mismo lugar”.

 

En diálogo con Letra P, hace foco en una UCR “protagonista” dentro de Juntos por el Cambio y, en esa línea, destaca la participación dentro del oficialismo partidario de figuras como el neurólogo Facundo Manes, aunque no habla de candidaturas. Enfocado en el abordaje de la pandemia en su municipio, analiza: “Es un tiempo suspendido, donde todo es distinto. Hay que ir adaptándose. Por un lado, ir aprendiendo a convivir con el virus hasta que la vacuna llegue a la mayor parte de la población y, por otro, seguir trabajando, porque es importante que no solo nos ocupemos de lo sanitario sino de otras cosas. Entre ellas, están los partidos políticos”.

 

-¿Qué tónica pretende darle al radicalismo?

 

-Venimos trabajando mucho con Maxi Abad, con Erica Revilla y todo el equipo. Hay que continuar lo que viene realizando Daniel Salvador, es el camino. No puede haber un radicalismo pujante a nivel nacional sin un radicalismo bonaerense que esté de pie, fuerte, con ganas de gobernar. Queremos ser protagonistas dentro de la coalición.

 

-La oposición partidaria cuestiona, justamente, la falta de protagonismo de la UCR en Cambiemos. ¿Tiene asidero esa visión?

 

-El que hace siempre es criticado. Si se compara el radicalismo de 2015 al actual, tenemos muchos más intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares. Se hizo un trabajo enorme. Se trasladó el Comité Provincia de Capital Federal a La Plata, se hicieron reuniones todos los meses en el territorio, con presencia de la conducción. Se hizo y queda mucho por hacer. No nos tocó en ese momento ser cabeza de Juntos por el Cambio, pero ahora estamos en posición de iguales y tratando de conquistar el lugar de protagonismo que tiene que tener la UCR. Sabemos dónde estamos parados, siempre estuvimos en el mismo lugar.

 

-Remarcar que siempre estuvieron en el mismo lugar, ¿entraña una crítica a dirigentes de la oposición partidaria?

 

-Nosotros hacemos una evaluación de nuestra posición. No entramos en la puerta giratoria del partido. Siempre estuvimos en el mismo lugar porque sabemos de dónde venimos y adónde vamos y nada ni nadie va a torcer ese rumbo.

 

-Manes participó de recientes actividades con ustedes, ¿lo ven con un posible candidato?

 

-Vemos con muy buenos ojos la llegada de nuevos dirigentes al partido, como Facundo Manes, que vienen a aportar mucho y a pensar en un radicalismo mucho mejor, que pueda gobernar y pensar en una Argentina distinta, transformándola a través de la educación, la ciencia y la tecnología. Nos pone muy felices ver que personas como Facundo Manes se quieren acercar a poner el hombro al partido.

 

Aiola junto a Manes en una reunión partidaria en Saladillo a finales de 2020. El neurólogo acentúa su participación dentro de la UCR bonaerense.

-¿Piensan materializar ese acercamiento en una candidatura?

 

-Como es una figura muy conocida, inmediatamente se asocia a una candidatura. Pero no hablamos de candidaturas, sino de problemas que vive el país y de qué manera aportar desde el radicalismo.

 

-El tope a las reelecciones indefinidas lo afecta a usted en 2023. ¿Está de acuerdo con esta ley?

 

-Sí, está bueno que haya un límite a las reelecciones. Después, habrá que ver desde cuándo corre esa ley, si abarca a intendentes que asumieron en 2015, porque la ley fue votada en 2017. Hay que ver si tiene retroactividad, algunos intendentes podrían llegar a presentar algún recurso de amparo, teniendo en cuenta eso. Pero no es el punto. Más allá de esto, la alternancia significa más y mejor democracia.

 

-¿La retroactividad de esa ley es algo que se está hablando entre algunos intendentes?

 

-En realidad, son comentarios que uno escucha cuando se toca este tema.

 

-Más allá de esto, ¿tiene alguna perspectiva legislativa de cara a futuro?

 

-Sinceramente, hoy en día, con todo lo que tenemos para resolver, pensar en 2023 parece una eternidad y, aparte, no está a tono con lo que estamos viviendo.

 

Aiola en una reunión virtual junto al gobernador Kicillof e intendentes.

-¿Cómo es la relación con Kicillof?

 

-Venimos trabajando bien. Fue un año totalmente atípico porque lo sanitario ocupó gran parte de nuestro tiempo, pero tuvimos un trato cordial. Aunque todavía no conocemos al gabinete entero… hay algunas áreas que no conocemos.

 

-¿Por ejemplo?

 

- Cultura, Deporte, áreas que con la pandemia se vieron relegadas. Pero, por otro lado, con ministros como el de Infraestructura, sí hemos mantenido reuniones y ahora está saliendo el Fondo de Infraestructura Municipal. Hemos tenido más trato con Salud y Jefatura de Gabinete por cuestiones lógicas. Pero, a decir verdad, siempre hemos sido bien atendidos. Tuve algunas diferencias con el ministro de Salud y la ministra de Gobierno por el tema de la vacuna pero siempre se plantean para sumar y no para poner palos en la rueda.